El Fuego Que Aun Arde En Tus Huesos

 

CITA BIBLICA: Jeremías 20:1-12.

 

INTRODUCCIÓN. Jeremías había profetizado contra la ciudad y sus villas porque endurecieron su corazón para no escuchar la voz de Dios. Pasur era quien presidia en el templo en ese tiempo. Se enojo tanto por las palabras de Jeremías, que le pego y mando que lo encerraran en El Cepo, que era un instrumento de tortura usado en esos tiempos. Lo pusieron a la puerta de la ciudad, donde fuera humillado a la vista de todos. Jeremías estaría en dolor constante por 24 horas, con su cuerpo contorsionado y los brazos cruzados. Pero, a pesar de su sufrimiento, Jeremías nunca dudó del llamado. Él conocía la Palabra que le fue dada por Dios desde el principio de su ministerio y como El hablo para que se plantara firme…

 

Jeremías 1:17-19. 17Tú, pues, ciñe tus lomos, levántate, y háblales todo cuanto te mande; no temas delante de ellos, para que no te haga yo quebrantar delante de ellos. 18Porque he aquí que yo te he puesto en este día como ciudad fortificada, como columna de hierro, y como muro de bronce contra toda esta tierra, contra los reyes de Judá, sus príncipes, sus sacerdotes, y el pueblo de la tierra. 19Y pelearán contra ti, pero no te vencerán; porque yo estoy contigo, dice Jehová, para librarte. Este mensaje es para nosotros… es como Dios diciendo: -YO planifique tu ministerio desde la eternidad, YO pondré palabra en tu boca para que hables lo que te mando. Derriba toda mentira de satanás, derriba todo ídolo y destrúyelo. Nunca temas al hombre, porque es mejor tener por enemigos a todos los hombres y no a Dios… Porque YO he puesto un propósito divino en ti, nada ni nadie te podrá derrotar porque YO Jehová estaré contigo para librarte-. No necesitamos un mensaje preparado para pronunciarlo ante el mundo. Él ha prometido llenar nuestra boca con Su Palabra, cuando sea necesario. Somos -ciudad fortificada-, -columnas de hierro-, -muros de bronce-.

 

JEREMIAS LO COLMO LA PACIENCIA. JEREMIAS 20:7. 7Me sedujiste, oh Jehová, y fui seducido; más fuerte fuiste que yo, y me venciste; cada día he sido escarnecido, cada cual se burla de mí. El Profeta se quejo de los insultos e injurias que sufrió, por eso dice cada día he sido escarnecido. Seducir = engañaste (Hebreo al Ingles). Jeremías decía en resumen… “Señor, tú me llamaste a predicar tu Palabra, a profetizar, a derribar y edificar. Pusiste una palabra dura y difícil en mi boca. Pero entonces, cuando la dije, me abandonaste”. Trata de imaginar lo que paso por la mente de este hombre durante esas 24 horas de tortura: Dios prometió  y aseguro a Jeremías que nunca seria avergonzado. Pero… ¿no es eso lo que está pasando aquí? NO… Al contrario, el Señor estaba haciendo algo poderoso en la tierra y solo seria revelado en su tiempo. Dios demostraría a la nación que Jeremías no fue confundido ante ningún hombre. En vez de eso, Jeremías seria un testimonio. Y sería así a través de las edades. Dios lo llamo, capacito y envió.

 

Jeremías 20:9. 9Y dije: No me acordaré más de él, ni hablaré más en su nombre; no obstante, había en mi corazón como un fuego ardiente metido en mis huesos; traté de sufrirlo, y no pude. Hombres de Dios como Jeremías, fueron perseguidos por -hablar lo recto-, y -por anunciar la Justicia Divina-, fueron enviados a… decir lo que muchos no nos atrevemos a decir, aunque muchos de ellos murieron violentamente, no dejaban de hablar lo que oyeron de la boca de Dios. Cuantas veces en medio del temor, aflicción y sufrimiento… hemos hecho como David, refugiarnos en la cueva de Adulam, Ahí, nos sentimos cobijados, lo vemos como un buen refugio, podemos contar con nuestra familia, y con otros en la misma condición, pero… es solo un lugar de paso, NO DE PERMANENCIA. Tal vez llegaste temeroso, endeudado, afligido o enfermo del Espíritu, pero no es la condición que el Señor quiere para ti, déjate seducir como dice su palabra.

 

Quizás hoy piensas que tu fuego se ha apagado, que no queda una chispa. Que pudo ir apagando el fuego y poco a poco disminuyo. Muchos han sido llevados a la ruina por diversas causas. Mucho del cuerpo de Cristo hoy se parece a un -Valle de Huesos Secos Moderno-. Como ver un desierto lleno con esqueletos. Pero déjame decirte… -Un Avivamiento-, -Unción-, -Poder-, -Fuego de Dios-… vendrá solo con el poder del Espíritu Santo y esto se da cuando hay una iglesia sedienta del poder del E. S. Cuando no te conformas con poco. Cuando no te conformas con que Dios te use una vez sino que cada día anhelas más y más.

 

UNA IGLESIA DE FUEGO NO ES ESPECTADORA… sino que actúa en el poder de Dios. Cuando vemos en Juan 5:3-8… la historia del paralitico de Betesda que llevaba 38 años esperando el movimiento del agua, así es… -el cristiano común-, espera que algo suceda en la iglesia para reaccionar, Es Un Espectador… mientras algo pasa, porque paralítico no es solo aquel que no camina, sino mas bien, aquel que no avanza, que no pone por obra la palabra de Dios en su vida. ¡Iglesia! es tiempo de zambullirse en el agua del Espíritu Santo, nadar en el río, no te conformes con el charquito de agua, cuando puedes nadar en la fuente de la vida, no te pegues a la llave, bebe de la fuente.

 

Dios aun está haciendo la misma pregunta que le hizo a                        Ezequiel…Estos huesos secos, ¿pueden vivir otra vez? Claro que ¡Sí! ¿Cómo? renovando nuestra fe en la palabra de Dios. En sí misma es fuego que consume, la única luz en noches oscuras de desesperación, la única defensa contra las mentiras del enemigo, cuando susurra: “Perdiste tu fuego; y nunca lo vas a recuperar.” Lo único que nos ayudara es la fe; y la fe viene oyendo la Palabra de Dios.  El Espíritu de Dios esta respirando vida nueva sobre cada hueso seco. Dios ha puesto un fuego en tus huesos y ese fuego aun arde. Puede que solo quede una chispa; pero el Espíritu Santo esto soplando sobre ella. Él es fiel para encender la llama de nuevo en ti. Él te está levantando, para restaurar el llamado original a tu vida. Y él estará contigo a través de cada noche oscura. ¡No permitas que diablo te derrote!

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

HAZ CLICK PARA DESCARGAR