Dios Busca Vasijas Para Llenar

 

CITA BIBLICA: 1º. Samuel 9: 1-10.

 

INTRODUCCIÓN. He aprendido por la Palabra que somos gente de trascendencia, somos gente importante. Dios no necesariamente busca personas inteligentes sino                    -sencillas y con un corazón dispuesto-. Quizá te consideres que… -no eres importante-, -que no fuiste bienvenido al mundo cuando llegaste-, -que ni tú esposo-, -ni tus hijos-, -ni el mundo te valoran-. Dios puede mudar tu corazón y transformarte en una persona importante para el Reino de los cielos. ¿Saben? Cada uno de nosotros somos como vasijas, lo importante no es tanto el recipiente sino lo que hay dentro de él. Pero lo de adentro no podría ser si no hay una vasija disponible.

 

HOMBRES EMPRENDEDORES Y DISPUESTOS. MOISES pasó 40 años en el desierto pastoreando ovejas. No tenía expectativas, no tenía visión ni nada nuevo para hacer, pero... tuvo un encuentro con Dios. Gedeón; era temeroso, desconfiado, ¡también tuvo un encuentro con Dios! Su vida fue transformada. SAUL, era un “don nadie”, pero… Dios lo tenía escogido para ser rey de Israel. Del mismo modo, ¡Dios quiere hacer cosas importantes contigo! Cis el padre de Saúl, quizá no era una persona importante, la Biblia dice que se le perdieron unas asnas y ustedes escucharon el relato. Dios había hablado un día antes con Samuel, diciéndole: 1º Samuel 9:16. 16Mañana a esta misma hora yo enviaré a ti un varón de la tierra de Benjamín, al cual ungirás por príncipe sobre mi pueblo Israel, y salvará a mi pueblo de mano de los filisteos; porque yo he mirado a mi pueblo, por cuanto su clamor ha llegado hasta mí. ¡Saúl pasó de; “busca burras” al Ungido de Jehová!

 

DIOS QUIERE GENTE DISPUESTA. Personas de corazones sencillos y dispuestos para llenarlos con Su presencia. En la mente de Saúl no había otra cosa que encontrar las burras. En mi mente no estaba el plan de ser Pastor y quizá en tu mente no estaba el escuchar este mensaje, a pesar de la guerra espiritual que se levanta para que NO recibas la Palabra de Dios, ¡la estás recibiendo! ¡En la mente de Dios… hay un plan totalmente diferente!

 

DIOS HABIA PREPARADO A SAMUEL PARA LA LLEGADA DE SAUL. Saúl pregunta a un hombre: Disculpe, ¿dónde se encuentra el profeta? 1º. Samuel 9.19. 19Y Samuel respondió a Saúl, diciendo: Yo soy el vidente; sube delante de mí al lugar alto, y come hoy conmigo, y por la mañana te despacharé, y te descubriré todo lo que está en tu corazón. ¡Qué, que…sorprendente! Saúl está buscando burras y se encuentra con un vidente que le dice: “come hoy conmigo”. Había un festejo organizado en la cuidad; 30 hombres iban a comer una comida especial. Saúl no entendía qué hacía allí y cuando Samuel lo pone a la cabecera de la mesa. Saúl piensa: ¡Sólo andaba buscando las burras! Dios no miente cuando dice que tiene un plan  que tú no conoces. Te frustras al no comprender porque solamente escuchamos silencio. Tu mente se torna vulnerable a las mentiras del maligno que te dice: “Dios no tiene plan para ti, ¿dónde está ahora que no te da tu milagro?”. Los planes que El tiene son de paz y de bien para darte el fin que persigues. 

 

Dios busca gente que no confié en sí mismo sino su confianza sea El. La Vasija es importante, pero también lo que tiene dentro, la unción del Espíritu Santo. Para recibirla, debemos ser humildes y sencillos. Cuando eres humilde, la unción va a crecer en ti. El profeta Samuel tomó una redoma de aceite derramándola sobre la cabeza de Saúl. Lo besó y le dijo: 1º. Samuel 10:1 y 7. 1 …¿No te ha ungido Jehová por príncipe sobre su pueblo Israel?... 7 Y cuando te hayan sucedido estas señales, haz lo que te viniere a la mano, porque Dios está contigo. Saúl era de una familia pequeña, de ninguna influencia, era un joven tímido y sin muchas aspiraciones en la vida, pero… fue ungido por Samuel.  El pueblo de Dios había solicitado a Samuel un cambio de gobierno. Por siglos habían sido gobernados interinamente por jueces que Dios levantaba cuando algo iba mal, pero ellos deseaban un rey. Saúl era la respuesta de Dios a su petición.

 

1º. Samuel 10:6. 6Entonces el Espíritu de Jehová vendrá sobre ti con poder, y profetizarás con ellos, y serás mudado en otro hombre. ¡Lo importante no es lo que tienes! ¡No son tus proyectos! ¡No son tus pensamientos! Sino lo que Dios es capaz de hacer en un día. Dios ha proyectado un gran plan sobre tu vida. No fuiste creado para hacer cosas pequeñas, sino grandes para mi Reino dice el Señor… “Te he creado para que hagas mi voluntad. Eres mi familia y formas parte de mi palacio y no has nacido para pequeñeces”. Tú eres una persona importante. ¿Cuál es la clave? Que cuando venga el Espíritu Santo sobre tu vida, serás mudado en una nueva persona. ¡Imagínate! Con Saúl, el pueblo quedó sorprendido porque conocían la compañía de profetas y no era cosa extraña escucharlos pero en medio venia Saúl también profetizando. Dios transformando personas con su poder. Dios transformó a Saúl y lo hizo apto para dirigir una nación.

 

Dios busca personas, busca vasijas en quienes pueda llenar con su Santo Espíritu. Dios quiere hacer lo que tu menos piensas, la capacidad no esta en ti sino en Él. Jesús dijo: “pero recibiréis poder, cuando haya venido sobre vosotros el Espíritu Santo, y me seréis testigos en Jerusalén, en toda Judea, en Samaria, y hasta lo último de la tierra”. Hechos 1:8. 8 pero recibiréis poder, cuando haya venido sobre vosotros el Espíritu Santo, y me seréis testigos en Jerusalén, en toda Judea, en Samaria, y hasta lo último de la tierra. ¡Un recipiente vacío, solo Dios puede llenarlo! Quizá tu NO tengas planes,  pero hoy Dios te dice: “¡Yo tengo planes contigo!” ¿Lo puedes creer? ¿Qué hace la diferencia? ¡La diferencia la hace la presencia de Dios! ¡Necesitas estar lleno de la presencia de Dios! Quizás nunca has emprendido cosas grandes, no te animas, ¡pero Dios te manda hacer cosas grandes! “¿Me utilizará Dios  a mí? ¿Hará algo Dios conmigo?” Pero Dios usa gente sencilla como tú, todo lo que necesita es un corazón dispuesto.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

HAZ CLICK PARA DESCARGAR