Si Se Enojan No Pequen

 

CITA BIBLICA: SALMOS 4:4-6.

 

INTRODUCCIÓN. Lastimosamente, traemos influencias por lo que de niños vivimos, sean buenas o sean malas. Situaciones hereditarias que de manera inconsciente las pretendemos imitar en el matrimonio y lo único que hacen es desgastar la relación y llevarla a una posible ruptura. Cuando uno se casa promete estar con ella o con él hasta que la muerte los separe… El amor antes del matrimonio es una ilusión, pero… creo que el verdadero amor se demuestra en el matrimonio y no antes del matrimonio. En el noviazgo, amas y comprendes solo por momentos en el día y eso es fácil, pero en el matrimonio tienes que amar y comprender a quien pasara a tu lado los 365 días del año, ahí le conoces en su totalidad.

 

Hay parejas que pelean hasta por lo más mínimo, porque quizá -no apago la luz de la habitación-,              -no cerró la puerta del baño-, o -la pasta de dientes aparece en otro lado-. Son cosas insignificantes, pero nuestra poca tolerancia hace que estallemos y digamos cosas que no teníamos que decir. ¿Crees que vale la pena pelear por cosas insignificantes? No trae beneficio… trae un ambiente negativo en el hogar, no se puede vivir todo el tiempo en continuas discusiones.            Proverbios 10: 19. 19En las muchas palabras no falta pecado;  Mas el que refrena sus labios es prudente. Sin lugar a dudas muchas veces necesitamos autoevaluarnos o frenar nuestros labios para no decir muchas palabras que luego nos causaran roces y conflictos matrimoniales. ¿Cómo evitar pelear por cualquier cosa? Las discusiones no podemos evitarlas, pero si podemos evitar llegar a extremos que causen daño emocional. Algunas recomendaciones que ayudan a no enojarte y pelear por cualquier cosa.

 

QUE EL ENOJO NO DURE DEMASIADO. EFESIOS 4:26. 26 Airaos, pero no pequéis; no se ponga el sol sobre vuestro enojo. Es inevitable no enojarse, además también es algo normal como humanos que somos. ¿Es malo enojarse? NO… es una reacción humana como cualquier otra. Pero… las reacciones que ese enojo puede provocar si pueden ser perjudiciales para tu matrimonio. Pablo recomienda: “no se ponga el sol sobre vuestro enojo”, en pocas palabras y traducido a nuestro lenguaje seria: “enójense pero no cometan locuras y que su enojo no dure mucho tiempo”. Quiere decir que… tienen que tener el control de como para evitar llegar a limites dañinos.

 

DESARROLLEN PACIENCIA. Como que la palabra paciencia no es muy compatible con nuestro carácter, lo dice la Biblia. Efesios 4:2. 2 con toda humildad y mansedumbre, soportándoos con paciencia los unos a los otros en amor. Y es que esa es la palabra perfecta para tener paciencia: AMOR. Mientras en tu vida no exista el amor es difícil soportar con paciencia las acciones que no te agradan. Como pareja debemos amarnos y aceptarnos con nuestras virtudes y defectos, tenemos que aprender a vivir con las imperfecciones de nuestra pareja, por tal razón el amor es muy importante para desarrollar paciencia en nuestra vida.

 

APRENDAN A QUEDARSE CALLADOS. Hay momentos en donde es mejor no hablar, por tal razón es necesario aprender a quedarse callado cuando vas a pronunciar un comentario que sabes muy bien que desatara una discusión. A veces el evitar decir algo puede ser más provechoso que decir lo que pensamos sin analizarlo. Proverbios 17:27 y 28. 27El que ahorra sus palabras tiene sabiduría; De espíritu prudente es el hombre entendido. 28Aun el necio, cuando calla, es contado por sabio; El que cierra sus labios es entendido. Nos da una lección sobre este punto: Creo que más claro no puede estar, no tengo más que decir después de leer esos versos de Proverbios.

 

PONGAN EN PRACTICA EL AMOR QUE UN DIA SE DECLARARON. Es difícil de asimilar, pero no existirán discusiones ni peleas cuando el Amor que Nunca deja de Ser esta presente constantemente en su relación. Y es que se nos olvida que el amor -todo lo soporta-, -no hace nada indebido-, -no se irrita- 1a Corintios 13, lastimosamente muchas veces hacemos lo contrario. Muchas veces nos olvidamos que si estamos juntos y nos casamos es porque nos amamos y ese amor con el que un día decidimos pasar el resto de nuestra vida juntos es el que tendría que motivarnos a evitar episodios grises en nuestra relación matrimonial. Ningún matrimonio es perfecto, pero eso no es excusa para tratar de buscar la perfección. Cada uno de nosotros somos capaces de mantener un matrimonio saludable, de aprender cada día a tratar mejor a nuestro cónyuge, el hecho de tener muchos años, décadas quizá de matrimonio no quiere decir que no puedas aprender algo nuevo cada día.

 

El amor es el centro de nuestra relación, entonces debemos tratar, cada día de amar a nuestra pareja de la misma forma que el amor de Dios y su misericordia es para con nosotros, esto es: nueva cada mañana. Así el amor entre ustedes sea nuevo cada mañana y que sea aun mayor amor que el declarado en esta boda.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

HAZ CLICK PARA DESCARGAR