La Trampa De La Pasividad

 

PASIVIDAD: Apatía, Indiferencia… actitud y cualidad del que deja que los demás hagan las cosas que le corresponden

 

CITA BIBLICA: Efesios 4:22-24. 22En cuanto a la pasada manera de vivir, despojaos del viejo hombre, que está viciado conforme a los deseos engañosos, 23y renovaos en el espíritu de vuestra mente, 24y vestíos del nuevo hombre, creado según Dios en la justicia y santidad de la verdad.

 

INTRODUCCIÓN. El reino de las tinieblas, desea en el hombre una voluntad pasiva, un autómata, una maquina, para hacerlo su esclavo. 1a. Corintios 7:23. 23Por precio fuisteis comprados, no os hagáis esclavos de los hombres. Dios desea que el hombre haga Su Voluntad, -sea regenerado-, -activo-, -con capacidad de elección-, -con libertad de su espíritu, alma y cuerpo-. Sin rendirse a sus… -sentimientos-, -razonamientos- y -juicios humanos-. Cuando una persona está verdaderamente rendida a Dios, obedece y hacen lo que El revela y no lo que "ella así considere." Romanos 12:1. 1…presentéis vuestros cuerpos en sacrificio vivo, santo, agradable a Dios, y deja de hacerlo… cae en  estado de pasividad y esto permite a los espíritus inmundos -a engañar y poseer cualquier parte de su ser que se haya vuelto pasiva-.

 

Filipenses 2:13. 13porque Dios es el que en vosotros produce así el querer como el hacer, por su buena voluntad. ¡Es la voluntad de Dios, que podemos hacer! Las personas en estado de pasividad creen que Dios es El que ejerce Su voluntad en lugar de la de ellos. Cuando alguien se conduce así, esto… los hace INDEFENSOS. -Pierden la capacidad de decisión- y -dependen de lo que otros decidan por él-. Lo peor, -se vuelven juguetes- en manos de espíritus malignos y engañadores. Dios nunca va a ocupar el lugar del hombre. -Sea lo que sea que el hombre haga, él mismo es responsable por sus hechos-. Adán y Eva ejercieron su libre albedrío para decidir y escoger entre obedecer a Dios o a la voz del enemigo, sabemos los resultados. Cuando el creyente en -Estado Pasivo- cae en manos de espíritus malignos, estos… propondrán maneras de "ayudarlo" en sus decisiones. La ayuda más influyente es en forma de… -textos bíblicos quitados fuera de su contexto- y ofrecidos al creyente de manera sobrenatural. Quien hace la voluntad de Dios se aferra a ellos como un salvavidas. 1ª. Timoteo 2:12. 12Porque no permito a la mujer enseñar, ni ejercer dominio sobre el hombre, sino estar en silencio. Hechos 16:1. 1…Timoteo, hijo de una mujer judía creyente, pero de padre griego;

 

¿NECESITA DIOS DE NUESTRO CEREBRO? Muchos suponen que no y que, más bien creen que es un estorbo para El. Es estorbo cuando está sujeto a pensamientos pecaminosos, pero…sujeto a Cristo se transforma y lo agrada. Cuando se cae en pasividad, -la mente no puede ser usada-; la persona no puede pensar y siente como si su cabeza tuviera un gran peso o presión. Santiago 5:19-20. 19…si alguno de entre vosotros se ha extraviado de la verdad, y alguno le hace volver, 20… salvará de muerte un alma, y cubrirá multitud de pecados. El estado de pasividad hace que la mente se cierre a todo razonamiento, aun ayudándolo a tomar decisiones, la persona que intenta ayudarle es calificada de ignorante, entrometida, un obstáculo. Que sucede con esta persona… viene "Una Sacudida" para que entienda que ha sido engañado y usado por malos espíritus. Es necesario "desprogramar" su mente, con la palabra de fe, hasta hacerle ver el engaño adonde ha llegado. Cuando el creyente se cierra y no está dispuesto a admitir más luz… queda abierto y expuesto a la posesión de espíritus malignos, porque cumplieron consciente o inconsciente con las condiciones de la malignidad.

 

4 ASPECTOS QUE TIENEN QUE VER CON LA PASIVIDAD DEL ESPIRITU. 1- Ignorancia hacia las leyes Espirituales y cómo mantener la libertad del espíritu. 2- Decisiones erróneas, incapacidad para identificar qué es lo que viene de lo físico, lo mental y lo espiritual. 3- Incapacidad mental de leer o interpretar el sentido del espíritu. 4- Agotamiento y Debilidad corporal y mental. La -Preocupación Excesiva- o -Turbación Mental- en cuanto al pasado o al futuro… -estorba la libertad de acción del espíritu- permitiendo que las cosas externas sean las que dominan en lugar de que el hombre interior esté libre para discernir la voluntad de Dios. Los espíritus de malignidad se ocupan de torturar al creyente recordándole los pecados y errores del pasado, así como preocupándole y atemorizándole con respecto al futuro.

 

La vía por la cual se recibe información es... los sentidos. Cuando no funcionan, hay un embotamiento que incapacita ver los errores propios. -Una persona sana-, en estado de pasividad ha sido sometido espíritus malignos alcanza este nivel, son afectadas partes del cuerpo: rigidez en los miembros, hormigueos, calambres, letargo, pesadez, dolor de cabeza, de espalda, mareos, etc. Todo comienza cuando el creyente entrega a los espíritus malignos el control y el uso de su voluntad. 1ª. Corintios 9:26-27. 26Así que, yo de esta manera corro, no como a la ventura; de esta manera peleo, no como quien golpea el aire, 27sino que golpeo mi cuerpo, y lo pongo en servidumbre, no sea que habiendo sido heraldo para otros, yo mismo venga a ser eliminado. Quien, que va tras los deseos de la carne puede lograr esto, ¡Imposible! Al contrario, se apartan de Dios… un creyente en ese estado se encuentra "agotado" y sin poder ejercitar sus dones espirituales. Satanás pone una mordaza a estos creyentes y apagan la luz de su testimonio.

 

Esta es clave para comprender por qué La Apatía, La Indiferencia y El Decaimiento Espiritual abundan tanto en la iglesia de hoy. Muchos han confundido la pasividad con un estado de "paz", "descanso" y "gozo", dando lugar a los espíritus de las tinieblas para que los encierren en un callejón sin salida. Gálatas 2:20. 20Con Cristo estoy juntamente crucificado, y ya no vivo yo, mas vive Cristo en mí; y lo que ahora vivo en la carne, lo vivo en la fe del Hijo de Dios, el cual me amó y se entregó a sí mismo por mí. Esto, se ha interpretado erróneamente sin tener en cuenta el pensamiento real de Dios. Dios hace un llamado a los verdaderos creyentes para que se reconozcan muertos al pecado y a la vida del antiguo "yo" y sujetarse al mandato del Espíritu. Estando en esta condición el creyente engañado no es capaz de discernir, reconocer, sentir o distinguir las cosas como son, tanto dentro como fuera de sí mismo, pero tiene una exagerada conciencia de su "yo", de la cual no está apercibido y la que hace que agreda, ofenda y maltrate a los demás. Actúa sin pensar, razonar, imaginar o decidir voluntariamente. Sus acciones se producen mecánica y automáticamente.

 

CONCLUSIÓN. Cualquier parte del ser que se haya rendido a la pasividad y que por lo tanto esté fuera de uso debe ser recuperada por un ejército activo de la voluntad y traída bajo control. El terreno cedido anteriormente a los malos espíritus debe ser recuperado y ha de resistirse en forma persistente al diablo y sus huestes, recordando que ellos lucharán por volver a recobrar lo perdido. Recuerda tú, que tal vez te halles en esta lucha, las palabras de 1 Juan 4:4: Porque mayor es el que está en vosotros, que el que está en el mundo.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

HAZ CLICK PARA DESCARGAR