Dios Quiere Llenar Su Casa

 

CITA BÍBLICA: Lucas 14:15-24.

 

INTRODUCCION.  Dios te va hablar hoy, y pedirá algo de ti.  ¿Lo harás por amor o por que te sentirás comprometido? Por amor estoy haciendo algo por mis hijas, porque tengo entendido que; El que ama hace algo. Tú puedes, hacer algo sin amar, (por compromiso) pero no puedes amar sin hacer algo.   Juan 3:16. 16Porque de tal manera amó Dios al mundo, que ha dado a su Hijo unigénito, para que todo aquel que en él cree, no se pierda, más tenga vida eterna. Dios NO dijo: los amo y tiró besos para hacerte saber que te amaba. Dice la Palabra que El nos amó tanto que mandó a su único hijo por nosotros. No es cuestión de sentimientos ni mucho menos, información que podamos recibir de los distintos medios de comunicación. Todo el evangelio lo encontramos centrado en este versículo, Dios establece aquí el verdadero molde del amor. El amor de Dios no es estático ni egoísta sino que atrae a todos. Si uno ama a alguien profundamente, esta dispuesto a darle amor a cualquier precio.

 

LA RESPUESTA DE LOS TRES. El primero. Dijo: “Acabo de comprar una hacienda y necesito verla; por lo tanto, no puedo ir”.  No cree usted que esto es una excusa ridícula, Supongamos que la compró sin verla. ¿Quién compra una hacienda sin verla? ¿Cómo la ve de noche sin energía eléctrica?  Nosotros vivimos dando excusas al Señor. Este hombre puso como excusa una bendición. El segundo. Dijo que, “tenía que probar las yuntas de bueyes”. En el Oriente cuando una persona que efectúa una transacción sin probar, es un necio. ¿Quién compra un carro sin haberlo probado?  Este puso como excusa, el trabajo. ¿Quién compra cinco yuntas de bueyes y las, prueba de noche? Usted me preguntara, ¿porque hablo de “la noche”? Porque la hora de la cena es de noche, no de día. ¿Quién prueba bueyes en la noche?  El tercero dijo: “me acabo de casar y por eso no puedo ir”. En el Oriente cuando se trataba de fiestas públicas no se invitaba a la mujer, por eso era una excusa del marido de no ir. Cuando uno está recién casado, lo que uno hace es ir a cenar o invitar a cenar. La gente cree que puede engañar al Señor, pero la Biblia dice: Gálatas 6:7.  7No os engañéis; Dios no puede ser burlado: pues todo lo que el hombre sembrare, eso también segará.

 

Lucas 14:16. 16Entonces Jesús le dijo: Un hombre hizo una gran cena, y convidó a muchos. “convidar” significa: invitar, invitar por nombre, proclamarlo en voz alta.  Es algo de mucho honor, que no se puede rechazar. ¿Cuántos de uds. no han aceptado invitaciones por compromiso? Si el dueño de tu compañía te manda una invitación a ti y tu esposa, no te atrevas a rechazarla; quizás no te van a quitar el trabajo, pero no se verá bien.  Algunos creen que pueden engañar al Señor. El te invita, pero pones como excusa tu trabajo, tus estudios, tu negocio, otros, y ahora por eso ya no sirves. El Señor no te dice: “Ay pobrecito tienes razón”; no, Él te conoce. Si te das cuenta el Señor empieza a invitar a la gente más bendecida, es la que debería estar más agradecida para servir; no deberían ser los enfermos, sino los estables, llenos de salud, para servirlo por agradecimiento, no por problemas.  Si se puede arrepentir un matrimonio en medio de un divorcio, ¿por qué no va a arrepentirse alguien que tiene un matrimonio estable? Si puede arrepentirse un enfermo para recibir salud, ¿por qué no puede hacerlo alguien que tiene salud?

 

Lucas 14:21-22. 21Vuelto el siervo, hizo saber estas cosas a su señor. Entonces enojado el padre de familia, dijo a su siervo: Ve pronto por las plazas y las calles de la ciudad, y trae acá a los pobres, los mancos, los cojos y los ciegos. 22Y dijo el siervo: Señor, se ha hecho como mandaste, y aún hay lugar. Dios convido a muchos dice la Palabra y como que Convidar a alguien no le sirvió o no le funciono, por eso cambio la estrategia, les dice: “Ya no los inviten, tráiganlos acá”. Aquí hay algo, no es lo mismo invitar que traer a alguien. Ya no los invites, tráelos, pasa por ellos, búscalos. Invítalos a desayunar, a almorzar; no les digas: “hay nos juntamos allá”. El Señor dijo: “Ya no inviten a nadie, ahora me los traen acá”. “Acá” es un lugar específico, físico. Traer a la gente implica un compromiso; es interesarte porque te estas ofreciendo a apoyarlos y resolver sus dudas. Dios cambia su estrategia. Trae a la gente, su familia debe ser salva.

 

EL SEÑOR QUIERE LLENAR SU CASA. Pero cambia la estrategia, hay que traerlos. Eso es lo que le toca hacer a la iglesia en este momento. Ve pronto por las plazas y las calles de la ciudad, y trae acá. Lo primero que tenemos que acabarnos es la ciudad; hasta tiene una orden, hay que traerlos acá. Dice que el siervo le contestó: Señor, se ha hecho como mandaste, y aún hay lugar. A Dios no le gustan los lugares vacios. Si tienes un negocio, te gustaría tenerlo  lleno, no vacío; habrá gente todo el tiempo consumiendo, comprando, te lo estoy profetizando.  Tu Refri tiene que ser un lugar que debe estar lleno de alimentos, tu Alacena debe estar llena, tu Billetera debe estar llena. A Dios le gusta lo que está lleno. Tú eres templo del E. S., tiene que estar lleno.  Isaías 45:18. 18Porque así dijo Jehová, que creó los cielos; él es Dios, el que formó la tierra, el que la hizo y la compuso; no la creó en vano, para que fuese habitada la creó: Yo soy Jehová, y no hay otro. ¿No dice que hizo a Adán y Eva, y les dijo que llenaran la tierra? Debemos llenar el templo.  Los bendecidos rechazaron la invitación porque sus bendiciones no les dejaron ver sus necesidades. Dios NO dejó de invitar gente a que lo adore. Hay que llevar a la gente a la Grupo, Iglesia, a los discipulados, etc.

 

Lucas 14:23. 23Dijo el señor al siervo: Ve por los caminos y por los vallados, y fuérzalos a entrar, para que se llene mi casa. La Palabra nos habla de invitarlos, de traerlos y aquí nos dice de forzarlos. Dejemos de invitar; empecemos a traer gente, y si no quieren, hay que forzarlos.  Cuando la Biblia habla de forzarlos no habla de mancos, cojos, sino de todos. El Señor quiere que a la fuerza uno entre al Reino de los cielos. Puedes decir: eso no me simpatiza pues a la fuerza hasta la comida es mala.  A los religiosos no les parecerá esto y te simpatice o no, es lo que está escrito.   Fuérzalos a entrar: quiere decir, no por la violencia bruta sino, por la persuasión de la gracia. Para que se sorprendan y reconozcan que esta maravillosa fiesta es para ellos. Muchos de ustedes vinieron a la fuerza; algunos lo primero que hicieron al entrar fue criticar, pero Dios los tocó. Juan 6:44. 44Ninguno puede venir a mí, si el Padre que me envió no le trajere; y yo le resucitaré en el día postrero.

 

Ve por los caminos y por los vallados. “Vallados”; es una pared perimetral, una cerca, una verja, muro, pared que dice que evita que dos estén juntos. ¿Por qué nos mandó a los vallados? Porque existen vallados que no dejan que uno se acerque al otro. 1º.  Habla de invitados, y cuando dice “invitados” es por nombre, gente que conoces. 2º.  Habla de “plazas y calles de la ciudad”.   3º. Habla de aquellos que no puedes acercarte, ¿Por qué? Porque existen diferencias.  Nosotros queremos ganar Morales para Cristo, pero hay diferencias sociales, pues métete allí y gana a esta gente para Cristo y rompe esos vallados. Cuando veas un vallado, túmbalo, rómpelo; entra en ese círculo y gana a esa gente. Dios quiere romper vallados. Por que tú eres la persona indicada que puede ir a traer a esas personas y presentarles a Jesús, para que tengan una vida mejor. Invita a esa gente a comer a tu casa, haz algo que rompa el vallado. Es tiempo que comiences a hacer cosas diferentes no importa si te critican, te acercas a ellos porque también ellos tienen el derecho de ser lavados por la sangre de Cristo.

 

¡Pastor! es que, “van a pensar que voy a ser igual que ellos,”  ¡mentira del diablo!  ¿Y por qué no pueden pensar que se va a parecer a mí?”.  Yo no me pongo a pensar en qué dirá la gente en relación a eso, porque sé que tengo que romper vallados, llevarlos, forzarlos a que entren al reino de los cielos; Dios cambia su estrategia. ¡Dios está rompiendo barreras! Y este pueblo le pertenece al Señor.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

HAZ CLICK PARA DESCARGAR