Cuatro Personas Unidas por una Visión

 

CITA BIBLICA: Lucas 5:17-26.

 

 

INTRODUCCION. La predicación del evangelio es lo que constituye la Visión Global de la Iglesia, para que las personas conozcan la salvación. En la misma predicación va incluido el mensaje que cambia vidas, que libera, y que sana. La Visión de Cristo nos involucra a todos los que hemos aceptado a Jesucristo como señor y salvador y debemos ser trabajadores para llevar a cabo la Visión de Jesucristo. Hay un gran número de creyentes que no se involucran en la tarea del Señor y no toman esa responsabilidad que les corresponden. Al grado que los que trabajan tienen que trabajar doblemente porque a aquellos les da lo mismo que se salven o se pierdan, se sanen o sigan enfermos y nada hacen y a mi parecer delante del Señor tendremos que dar cuentas de nuestra conducta apática y vergonzosa con la que a veces actuamos dando mal testimonio de nuestra fe cristiana. El cristiano percibe y actúa porque sabe su compromiso delante de Dios y no hay necesidad de que nadie le este empujando, sino que es impulsado por el amor a Dios y el amor a sus semejantes.

 

En este pasaje miramos a cuatro personas trabajando. Cuatro personas de un corazón compasivo, amoroso. Ellos conocían muy bien a Jesucristo, sabían que El sanaba, que levantaba de la tumba a los muertos, que a los sordos los hacía oír, a los mudos hablar, a los ciegos les daba la vista y que a los endemoniados los dejaba libres en su juicio cabal. Conocían muy bien a Jesús que El decía que el que a mi viene yo no le echo fuera, el que busca halla, que el que pide recibe que al que llama se le abre y sabían que al venir ante Jesús cualquier persona era atendida y daba solución a su problema. Conocían muy bien a las personas y se identificaban con sus necesidades, con sus problemas, con su sufrimiento y siempre andaban haciendo el bien conforme sus capacidades se lo permitían. Cuando conocieron a Cristo hallaron una mina de bendición y la tarea de ellos era que todos conocieran quien era El Cristo que todo lo podía, que nada era imposible para El y se lanzaron a la tarea de reclutar gente para que Cristo los ayudara.

 

CUATRO HOMBRES DE FE. La Biblia no dice cómo es que ellos se unieron, pero yo digo que la gente que tiene algo en común se une. Miras a los que hacen ejercicio, se unen, los deportistas se unen y hasta los chismosos se unen. Pero aquí vemos a cuatro hombres unidos en su Fe, unidos trabajando, unidos venciendo obstáculos, unidos agradando a su Dios. Allá a lo lejos estaba un hombre paralítico. Imposibilitado sin esperanza, sin ilusiones en la vida, quizás abandonado, que jamás se imagino que cuatro hombres en el otro lado de la ciudad se unieron y lo incluyeron en sus planes para ir a visitarlo en ese día tan especial, su vida se iba a transformar para siempre. Si esos cuatro hombres no se hubieran unido para ir a visitarlo la vida seguiría su curso y ese milagro no iba a suceder. No podemos ser apáticos a las necesidades de la gente.

 

PROPÓSITO. Cuando la gente entiende la Visión de Cristo, siempre anda buscando oportunidades para trabajar en la Visión. Estos cuatro hombres ya tenían a un candidato para desarrollar la parte que les correspondía en la Visión. Me imagino yo que ellos tenían una lista de personas incluidas en sus planes, para trabajar por y para ellos. Se propusieron, ya estaban listos para actuar. Llevaban su corazón dispuesto, su mente y sus fuerzas, decididos a vencer todos los obstáculos para llevar a cabo su plan. Sabían que Jesucristo estaba en la ciudad y sabían que de alguna forma u otra ellos serian recibidos con su carga porque sabían que eso agradaba a Jesús. La Biblia no dice que tan lejos estaba la casa del paralítico, no dice si hacía mucha calor, no dice si hacia frió, no dice nada al respecto, lo cierto es que aquellos cuatro iban decididos a vencer todo con tal de agradar a su Dios.

 

DETERMINACIÓN. Ya tenían un candidato ahora solo faltaba que se determinaran a empezar su tarea. Llevaban todas las herramientas que ocuparían. Fe, Amor, Paciencia, Benignidad, Llegaron a donde solo había un hombre, enfermo, sin ánimo, sin fuerzas. Le dieron palabras de ánimo y le dijeron que si iba con ellos el regresaría sano a su hogar porque había un hombre en la ciudad que le sanaría. Puede usted imaginarse la tarea de ir por la calle cargando a un hombre y desde que distancia venían caminando y para colmo de males al llegar a la puerta de la casa donde estaba Jesús, la puerta estaba bloqueada por la gente y la gente no los dejaba entrar. Hay personas nuevas que vienen a la iglesia y en vez de retenerlos con amor y buena atención lo que hacen es rechazarlos con una actitud de despotismo) Aquellos cuatro habían venido trabajando con un buen ánimo llenos de fe, inyectándole fe al paralítico durante el transcurso y diciéndole que iba a regresar sano a su hogar y encontrarse que la gente no los dejo entrar. ¿Se imagina usted eso?

 

Ya estando en la puerta empezaron a calcular y medir las posibilidades de entrar y lo que se les ocurrió y me gusta ver esto que siempre hay unidad en estos cuatro hombres. Decidieron romper el techo de la casa para subir al paralítico y así meterlo a donde estaba Jesús. Que atrevimiento de aquellos cuatro de romper el techo de una casa ajena. (Que si hubiera sido mi casa o la tuya la policía estaría presente por una llamada y hasta en la corte estaríamos ahora peleando por esa barbaridad). Siempre hay puertas por donde entrar. El que busca halla. Jamás se imagino el paralítico que iba a mirar la ciudad desde el techo de una casa Ya Jesús los había estado viendo en su Espíritu desde que empezaron la tarea y realmente estaba interesado mas en ellos que en la misma gente que tenía enfrente que no creían que él era Dios mismo, pues aquellos cuatro estaban llenos de Fe y esto es lo que le importa a Jesús.

 

De repente empezó a caer polvo y me imagino que las barbas de aquellos religiosos se empezaron a sacudir y asombrados por la irreverencia de aquella gente llena de Fe que estaba siendo bajada por el techo los lleno de ira, pero Jesús al contrario muy emocionado aprobaba las locuras que se estaban cometiendo. Dice la Biblia: Al ver Jesús la fe de ellos.  El punto de contacto de Jesús con una persona para ganarse el favor de Dios es la Fe y eso es precisamente lo que Vio Jesús la Fe de Ellos y al instante dejo de hacer lo que estaba haciendo para ocuparse de un caso lleno de Fe. Al instante le dijo al paralítico: Tus pecados te son perdonados. Este hombre ya venía preparado por aquellos cuatro, ya la tierra estaba fértil, ya la semilla había germinado y Jesús solo hizo el milagro de darle la salvación. Claro hombre, como no iban a faltar los criticones, los legalistas, los murmuradores, esos siempre van a estar presentes.

 

Los escribas fueron avergonzados por Jesús. Cuando el Señor saca una lupa espiritual y les empieza a leer el pensamiento en presencia de todos, y les dice: 22… ¿Qué caviláis en vuestros corazones? 23¿Qué es más fácil, decir: Tus pecados te son perdonados, o decir: Levántate y anda? 24Pues para que sepáis que el Hijo del Hombre tiene potestad en la tierra para perdonar pecados (dijo al paralítico): A ti te digo: Levántate, toma tu lecho, y vete a tu casa. Ante los ojos de los hombres e ver a un paralítico levantarse es el milagro más grande y por eso el Señor le dijo al paralítico que se levantara y el paralítico se levanto. Ante los ojos de todos, aquel paralítico que apenas unas horas antes estaba acostado en su casa sin esperanza ahora lo vemos sano simplemente porque cuatro hombres de Visión se propusieron y lo fueron a buscar para llevarlo ante Jesús. La puerta que estaba bloqueada, por la que no pudieron entrar ahora se abre para dejar pasar a un hombre que antes era ignorado y que ahora todo el mundo presente lo ve y glorifican a Dios por él. ¿Dónde quedaron los cuatro de la visión? Ya no son tomados en cuenta en la historia sino que ahora es protagonista el que era cargado por ellos. Yo me imagino que aquellos cuatro marcaron en su lista que habían cumplido con este hombre y ahora van en busca de otra persona necesitada para traerlo ante Jesús.

 

CONCLUSIÓN: Conoces la Visión de Cristo? Cuál es tu propósito? Le sirves a Cristo? o solo te sirves de Él?

 

HAZ CLICK PARA DESCARGAR