Marque su Casa

 

CITA BIBLICA: 1ª. Samuel 1:11.

 

 

INTRODUCCION. Cuando pensamos en una persona que ha estado hundida en el pecado,           drogas, licor, prostitución, ladronismo . Con esposa e hijos que lo aborrecen y este para en la cárcel. Por su estilo de vida este hombre sin duda pareciera “condenado al infierno”. Sin embargo no es ese su final ya que Dios lo ha marcado y ha sido destinado a nacer de nuevo en la cárcel y posteriormente le da una nueva familia y un tremendo testigo de la misericordia de Dios. Hay personas que realmente creen que el infierno es su destino, pero yo quiero decirle que el infierno, el lugar de tormento eterno  no es el destino de las personas. El infierno fue preparado específicamente para el diablo y sus ángeles. Mateo 25:41. 41Entonces dirá también a los de la izquierda: Apartaos de mí, malditos, al fuego eterno preparado para el diablo y sus ángeles. Para ello es necesario aclarar la diferencia entre destino y destinar.

 

DESTINO: “Es un curso predeterminado que guía la vida humana y la de cualquier ser a un fin no escogido de forma necesaria y fatal, en forma opuesta al libre albedrio”. DESTINAR: “Designar, asignar o dedicar de antemano a una persona o cosa a un lugar o a un fin o efecto”. El punto que quiero centrarme aquí es que un destino normalmente es inevitable o irresistible mientras que destinar es apartar, destacar, marcar. Jesucristo ha hecho posible que nosotros alcancemos la meta que Dios nos ha destinado a lograr que sea la vida eterna. Juan 3:16. 16Porque de tal manera amó Dios al mundo, que ha dado a su Hijo unigénito, para que todo aquel que en él cree, no se pierda, más tenga vida eterna. Todas las personas, desde el principio de la creación, estamos destinadas para un uso particular, a sojuzgar la tierra y ser bendecidos, Dios creó a las personas a su imagen y estamos destinados o más bien marcados para dar fruto y gobernar la tierra, ¡pero! para ello, antes debemos renovar nuestra mente y ser conformados a la imagen de Cristo y dicha renovación comienza con el arrepentimiento. Dios desea que todas las personas se arrepientan y nazcan de nuevo para que puedan pasar la eternidad con El en el cielo. 2ª. Pedro 3:9. 9El Señor no retarda su promesa, según algunos la tienen por tardanza, sino que es paciente para con nosotros, no queriendo que ninguno perezca, sino que todos procedan al arrepentimiento.

 

COMO CRISTIANOS PODEMOS HACER A NUESTROS FAMILIARES RESISTENTES A SATANAS. En realidad podemos marcarlos, destacarlos cuando llamamos la atención de Dios hacia ellos. cuando oramos constantemente por ellos, cuando declaramos palabra sobre ellos, cuando afirmamos que son nacidos de nuevo, cuando los vemos llenos del espíritu santo y disponibles para que dios los utilice en su reino. Hay algo que Dios ha destinado para nosotros y que también puede ser una marca para nuestra familia.  Joel 2:28. 28Y después de esto derramaré mi Espíritu sobre toda carne, y profetizarán vuestros hijos y vuestras hijas; vuestros ancianos soñarán sueños, y vuestros jóvenes verán visiones. Dios continuara desatando su Espíritu hasta que haya caído sobre “toda carne”, esto significa que el regalo del Espíritu Santo de Dios está a disposición de todos nuestros seres queridos y con 3 objetivos descritos: profecía, sueños y visiones. El plan de Dios es dar de Su conocimiento y revelación a través de estos tres dones. “Sobre toda Carne”, los hombres, los ancianos, los jóvenes, los hijos y aun los empleados (siervos) recibirían cada uno según el don de Dios. El propósito de estos tres dones es para una comunicación triple de Dios sobre la humanidad y sus hijos, ya no solo seria con palabra revelada que él hablaría, ahora seria por sueños y visiones también.

 

El espíritu de Jehová sería derramado sobre toda carne pero en los hijos lo haría para que ellos PROFETICEN. El último tiempo es estratégico para nuestros hijos ellos serán los que Dios usara como vasos para revelarles los planes venideros a nuestra Iglesia. Es el tiempo en surgirán ministerios y ministros jóvenes con palabra de Dios en sus bocas, serán nuestros hijos los ministros del final. Creemos en los cinco ministerios y también creemos que algunos de ellos serán dados a nuestros hijos. Hoy en día existen ministros poderosos de hace muchos años,  con un historial impresionante y es una bendición, pero llegara el tiempo que abriremos los ojos y veremos a nuestros hijos e hijas y declararemos sobre ellos  que serán los nuevos siervos que  Dios derramara de sus Espíritu sobre sus vidas.

 

1ª. Samuel 1:11. 11E hizo voto, diciendo: Jehová de los ejércitos, si te dignares mirar a la aflicción de tu sierva, y te acordares de mí, y no te olvidares de tu sierva, sino que dieres a tu sierva un hijo varón, yo lo dedicaré a Jehová todos los días de su vida, y no pasará navaja sobre su cabeza. Marcar a nuestra familia y a nuestros hijos no es nada nuevo. Ana marco a su hijo para Dios, incluso antes de quedar embarazada, ¡es admirable la fe de Ana! Ella pudo fácilmente haberse desalentado y deprimido pues su esposo Elcana, tenía otra esposa, Penina y con hijos. Soporto la vergüenza de su esterilidad con pesadez en su corazón, pero oro y lloro amargamente delante del Señor quien escucho sus oraciones y las respondió. Cuando dedicamos a nuestra familia a Dios, en realidad la estamos marcando para el servicio de Dios. Nos estamos poniendo de acuerdo con las metas externas que Dios ha establecido para la vida de nuestra familia, de nuestros hijos.

HAZ CLICK PARA DESCARGAR