Establezca Las Prioridades de Dios

 

CITA BIBLICA: Deuteronomio 11:19.

 

 

INTRODUCCION. ¿Sabe algo? ¡A Dios le agrada la gente, ama a la gente! Nosotros somos prioridad para El. Génesis 1:28. 28Y los bendijo Dios, y les dijo: Fructificad y multiplicaos; llenad la tierra.  Dios amo su creación pero no estaba satisfecho solo con una pareja; en cambio, El quería que la tierra estuviera habitada por muchas personas. Como decirles: “Quiero que den fruto, que tengan hijos y llenen la tierra”. Dios se refiere a las personas como ¡fruto! Podríamos decir que el fruto favorito de Dios son sus hijos. Salmos 127:3. 3He aquí, herencia de Jehová son los hijos; Cosa de estima el fruto del vientre. Aquellos que no tienen hijos se preguntan, ¿Cómo se aplica esta enseñanza a mí?. Algún día si se casa y tiene hijos, necesitara saber cómo hacer a sus hijos resistentes a satanás mediante una educación adecuada. Si comienza a planificar de antemano y aprender ahora, Dios le dará tanta sabiduría con respecto a la crianza que cuando tenga hijos.

 

Cuando vemos la palabra primicias en la biblia, estamos identificando las prioridades de Dios. Las primicias de los Israelitas eran sus hijos varones primogénitos  y Dios dijo que le pertenecían a Él. Y Dios designo que toda la tribu de Levitas fuera símbolo de las primicias de la nación de Israel. Números 3:41. 41Y tomarás a los levitas para mí en lugar de todos los primogénitos de los hijos de Israel… Yo Jehová. Los israelitas participaban en ceremonias de dedicación de sus hijos, el treceavo día después de que naciera el primer hijo de una familia. Luego, se requería que los padres redimiesen a su hijo pagando los 5 siclos al sacerdote unos 3. No era en si comprarlos si no redimirlos y esa cantidad era un impuesto que Dios había establecido para proporcionar apoyo económico a los sacerdotes y levitas. Sin embargo, para nosotros el concepto de la redención es diferente u muy importante en la actualidad pues  Gálatas 3:13. 13Cristo nos redimió de la maldición de la ley .  No hemos sido redimidos con cosas corruptibles como plata y oro sino con la sangre preciosa de Cristo y nos ha destinado a todos para entrar en Su familia.

 

Éxodo 23:19. 19Las primicias de los primeros frutos de tu tierra traerás a la casa de Jehová tu Dios. Dios diciendo “Háganme a mi su prioridad y no vengan con las manos vacías”. Usted da a Dios las primicias cuando trae el diezmo al alfolí y cuando lo hace, usted está diciendo: “Tu eres mi fuente, mi prioridad y a ti son mis primicias”. Es un mandato de Dios a que su pueblo diezme pero ¡está muy mal! que muchos cristianos quieren que Dios les libere de toda acción de pecado, asisten regularmente a la iglesia y leen la biblia, pero no estén comprometidos a diezmar. Entonces, se cuestionan: ¿Porque nunca logramos nuestros objetivos económicos? ¿Porque nos asecha tanto el enemigo? Se debe a que “no confían en dios” para que sus finanzas sean resistentes a satanás y pasan por alto la seguridad que hay en: Malaquías 3:11. 11Reprenderé también por vosotros al devorador, y no os destruirá el fruto de la tierra, ni vuestra vid en el campo será estéril, dice Jehová de los ejércitos. ¡No podemos permitirnos no diezmar! nos guste o no, es un acto de obediencia a Dios y tenemos que obedecerle, ya que le pertenece a Él. Es como plantar una semilla, Dios la multiplicara y producirá gran cosecha. Dios es prioridad, las primicias son prioridad.

 

PROTEGIENDO LAS PRIORIDADES DE DIOS. Éxodo 12:7. 7Y tomarán de la sangre, y la pondrán en los dos postes y en el dintel de las casas en que lo han de comer. Cada casa que tuviera la sangre del cordero sacrificial en sus puertas no sería tocada por el ángel de la muerte, el primogénito de cada casa seria protegido bajo la sangre del pacto. Lo mismo es cierto en la actualidad. No es suficiente con que los adultos seamos salvos; Dios quiere que nuestros hijos estén, bajo su pacto de sangre y lleguen a ser su primogénito mediante Jesucristo. Los hijos son nuestra prioridad y nuestro fruto, recompensa y herencia y para Dios es muy importante que nuestros hijos nazcan en su reino. Mientras ellos estén bajo nuestra tutela y vivan en nuestras casas, están bajo nuestro pacto de protección de Dios. Un creyente en la casa hace que la sangre de Jesús este por entero en esa casa, la santifica, la marca y la aparta para Dios. Como padres tenemos que ser diferentes y de testimonio; cuando se trata de nuestros hijos. No podemos darles casualmente una Biblia y que la lean cuando sean mayores o cuando tengan ganas. Dios no quiere que se pierdan. ¿Por qué?

 

EL MUNDO TIENE PRIORIDADES PERO TAMBIEN DIOS TIENE SUS PRIORIDADES. Vemos que el mundo está plagado de tanto materialismo en la actualidad, que no es sorprendente. Demasiados padres trabajan hasta el punto de llegar a su casa muy cansados, que no hay tiempo para los hijos. Otros, en el poco tiempo que les resta; intentan satisfacer las necesidades de sus hijos en un muy estrechamente creyendo dar “Tiempo de Calidad” pero tristemente sus hijos se desvían, porque lo que reciben constituye una prioridad muy baja de atención para sus vidas. Por mucho que se tenga una posición laboral prestigiosa y que la tenga en alta estima; no podrá llevarse su posición al cielo con él, pero  ¡SI puede llevarse a sus hijos con él! Después de Dios y su conyugue, los hijos son la parte más preciosa de su vida y deben ser considerados una prioridad muy alta. Lo primero que debes hacer es aprender a ver a sus hijos  ¡tal como Dios los ve! son un fruto hermoso al que usted preparara para llevar el amor de Cristo. Pero Ud. puede decir: ¡no los puedo manejar, son difíciles de manejar!. Dios dice que son nuestra recompensa, independiente como se comporten, nuestros hijos siguen siendo nuestra herencia y punto. ¿Entonces?

 

ENSEÑE A SUS HIJOS. Dios pone la responsabilidad sobre nuestros hombros de enseñar a nuestros hijos sobre El. Deuteronomio 11:19. 19Y las enseñaréis a vuestros hijos, hablando de ellas cuando te sientes en tu casa, cuando andes por el camino, cuando te acuestes, y cuando te levantes. Usted tiene que leer la Biblia junto con sus hijos. Ayudarles a aplicar la Palabra de Dios a sus situaciones diarias. Si quiere agradar a Dios con respecto a sus hijos, entonces dele motivos para decir de usted lo que dijo de Abraham. Génesis 18:19. 19Porque yo sé que mandará a sus hijos y a su casa después de sí, que guarden el camino de Jehová… (Ejercer influencia dominante). Siembre hoy haciendo resistentes a sus hijos, entonces cuando sean mayores, ellos tomaran la misma decisión sabia que usted tomo de recibir a Cristo como Salvador. Con frecuencia escucho de padres que oran por sus hijos pero descuidan orar con ellos. Sea un ejemplo de vida santa para sus hijos, usted sabe perfectamente que debe ser un proceso continuo y un estilo de vida. Usted no puede vivir siendo dos caras delante de sus hijos viviendo una vida descuidada tanto personal como espiritual, no puede esperar que sus hijos prosperen porque estará sembrando mala semilla en sus vidas y ellos cosecharan el tipo de vida que usted siembre, ellos seguirán su ejemplo. Si usted como padre, no está dirigiendo su vida según la Palabra de Dios, entonces no espere que sus hijos vivan tampoco, vidas consagradas.  

HAZ CLICK PARA DESCARGAR