Dirija a Sus Hijos a Que Sirvan a Dios

 

CITA BIBLICA: Génesis 18:19.

 

INTRODUCCION. El Espíritu Santo le guiara en qué hacer con respeto a sus hijos y es,                     criarlos para que sirvan a Dios. Y es lo que Dios dijo: que Abraham criaría a sus hijos para que sirvieran al Señor. Dios tenía mucha confianza en Abraham, porque dijo esas palabras mucho antes de que naciera Isaac, el hijo de la promesa de Abraham y Sara. ¡Eso fue un gran elogio! Luego de esto, vemos que Dios prometió cumplir sus promesas ya que el Espíritu Santo atrajo a Isaac a Dios. Por ello es bueno Proverbios 22:6. 6Instruye al niño en su camino, Y aun cuando fuere viejo no se apartará de él. ¿Qué de su casa? ¿Qué de sus técnicas de educación de los hijos? ¿Podríamos decir que estamos criando a nuestros hijos para que sirvan a Dios? Observe, no era una opción para Abraham de servir o no a Dios. No podemos decir a nuestros hijos: “Bien cariño, si te gusta la biblia, entonces puedes leerla, pero si no te gusta, entonces no tienes que leerla, porque quiero que crezcas con la libertad de escoger”. ¡NO! Dios dijo a Abraham que “mandaría” a su familia a servir al señor. La palabra “mandar”=Dirigir con autoridad, Ordenar, Ejercer una influencia dominante. Tenemos que dirigir y ordenar a nuestros hijos que guarden los caminos del Señor si queremos que las bendiciones les sigan.

 

Si quiere que sus hijos sean influenciados por el Espíritu Santo, es necesario que primero se establezca usted como ejemplo personal. Josué condujo a los hijos de Israel hasta Canaán y ellos tomaron la tierra prometida en 6 años y medio. Josué era un puntal para ellos y sin duda estaba lleno del Espíritu Santo, tal como lo afirma Números 27:18. 18Y Jehová dijo a Moisés: Toma a Josué hijo de Nun, varón en el cual hay espíritu, y pondrás tu mano sobre él. Los hijos de Josué fueron influenciados por su caminar espiritual con Dios porque al final de su vida, dejo estas palabras. Josué 24:15. 15Y si mal os parece servir a Jehová, escogeos hoy a quién sirváis; si a los dioses a quienes sirvieron vuestros padres, cuando estuvieron al otro lado del río, o a los dioses de los amorreos en cuya tierra habitáis; pero yo y mi casa serviremos a Jehová. vivimos en un mundo que se despedaza cada día, en decadencia y está próximo a su postrimería. Vemos una sociedad donde los valores humanos han sucumbido, la religión misma esta corrompida por las riquezas de este mundo, hasta el más neófito sabe que estamos bajo la amenaza de peligros que son reales, crisis económica, ecológica, nucleares, enfermedades, problemas morales, etc. ¡Cada quien puede continuar su camino hacia el despeñadero! pero el verdadero hijo de Dios también dice: “yo y mi casa serviremos a Jehová”.

 

SABEMOS QUE EDUCAR A LOS HIJOS ES DIFICIL Y ES FACIL VOLVERSE CRITICO. Hoy en día es muy difícil ser padre/madre, sobre todo un buen padre/madre. Pues con el aumento de los cambios sociales avances tecnológicos que vivimos, las nuevas formas de vida, las aspiraciones personales que nos planteamos, las demandas de trabajo para los padres, fuera de casa, el tiempo que queda para los hijos es muy escaso. No es fácil pero  si es muy fácil perder la paciencia, hartarse de sus hijos, cansarse de ellos; es muy fácil darse por vencido y decidir no tratarlos. Pero deje que le advierta; si no trata usted con sus hijos, le puedo apostar a que el diablo lo hará. A él le encanta ver a hijos que se sientan descuidados, no queridos o inferiores. El tiene todo tipo de seducciones brillantes para ofrecerles: dinero, drogas autos rápidos y amistades equivocadas. Hay todo tipo de vicios tan solo esperando tragarse a sus hijos y ellos quedaran perdidos en “una subcultura” de la cual sin Dios, hay pocas esperanzas de salir. Sin embargo podemos mantener alejado al diablo de nuestros hijos alentándolos y podemos recibir una unción especial para hacerlo de parte de Dios cuando oramos en el Espíritu Santo.

 

1ª. Corintios 8:1. 1…sabemos que todos tenemos conocimiento. El conocimiento envanece, pero el amor edifica. Tenemos que reconocer que el conocimiento de la palabra de Dios es sumamente importante, para conocer a Dios. Es básico para poder experimentar una saludable vida cristiana, de otra manera seríamos víctimas fáciles del enemigo y de nuestra propia carne. ¡Pero! El conocimiento puede producir orgullo y envanecimiento, ¡entonces es cuestión de conciencia!  Permitamos que lo que siempre nos motive a hacer las cosas sea el amor. Todos podemos saber cómo tratar a las personas. Hay miles de libros y artículos que le darán instrucciones paso a paso sobre “como” desarrollar relaciones satisfactorias con su conyugue y sus hijos. Pero está claro que este tipo de conocimiento no está funcionando, porque el fenómeno del fracaso de la familia sigue barriendo los hogares cristianos. Esto se debe a que la mayoría de creyentes no están haciendo a sus familias, resistentes a satanás mediante la oración. No estamos alentándonos a nosotros mismos en el amor de Dios con respecto a nuestras familias. En cambio, solo estamos reuniendo conocimiento y el conocimiento sin amor lleva a los creyentes a un nivel peligroso. Pablo en 1ª. Corintios 13:2. 2Y si tuviese profecía, y entendiese todos los misterios y toda ciencia, y si tuviese toda la fe, de tal manera que trasladase los montes, y no tengo amor, nada soy.

¿QUE HACE UN HOGAR RESISTENTE A SATANAS? ¡La vida de Dios operando en los hogares! Hay demasiada muerte asechando  a muchos hogares cristianos a su alrededor. Puede que diga: ¿Qué quiere decir?. ¡En mi casa no hay muerte! Hay muchas maneras en las que la muerte puede entrar a su hogar. Una de ellas es mediante los sistemas escolares. Usted debe ser consciente de que las mentes de sus hijos están siendo llenas de muerte diariamente. Claro, están aprendiendo   teorías, principios y asignaturas académicas que son necesarias para que ellos funcionen en el mundo. Pero también hay otras ideas muertas que les obligan a meter en sus mentes, cosas como la evolución, el materialismo y como tener “sexo seguro”, como encontrar la verdadera identidad. También debe estar vigilante, como la música que sus hijos escuchan y las películas que ven. ¿Qué programas de TV ve su familia? satanás es sutil y no llegara haciendo mucho ruido, se deslizara en silencio como una serpiente pero siempre trae muerte y destrucción. La muerte también puede infiltrarse en su hogar mediante un conyugue no salvo. Ahora bien, la escritura nos enseña que un conyugue creyente santifica el hogar. Sin embargo, si su conyugue no es salvo, estará espiritualmente muerto y usted necesita contrarrestar ese espíritu de muerte con el espíritu de vida, esto sucederá al orar e interceder regularmente en el Espíritu Santo.

 

Juan 6:63. 63El espíritu es el que da vida; la carne para nada aprovecha; las palabras que yo os he hablado son espíritu y son vida. El Espíritu de Dios se movía sobre la tierra, que convirtió el caos (confusión) en Kosmos (orden). Cuando usted comience a orar en lenguas, el Espíritu Santo se moverá sobre su hogar y llevara orden y vida divina, donde antes había muerte y confusión. Camine por su casa orando en el Espíritu, sobre su sala, la cocina, el comedor, su dormitorio. Esposos, oren juntos sobre su cama, oren por la ropa y los zapatos del otro. Orar en el Espíritu es como un hombre sediento que toma un gran trago de agua. Cuanto más ora usted, mas sed tiene y cuanta más sed tiene, mas ora, es como un espiral y esta es la promesa de Dios para usted. Isaías 44:3. 3Porque yo derramaré aguas sobre el sequedal, y ríos sobre la tierra árida; mi Espíritu derramaré sobre tu generación, y mi bendición sobre tus renuevos.

HAZ CLICK PARA DESCARGAR