Transicionando al Propósito de Dios

 

CITA BIBLICA: 1ª. Crónicas 12:32.

 

INTRODUCCION. Dios siempre está tratando de revelarnos cuál es su diseño para nuestra vida, lo que él quiere, lo que tiene y lo que ha determinado para nosotros; pero para ello necesitamos desarrollar discernimiento, conocer cuál es el tiempo de Dios para nuestras vidas. Si conocemos el tiempo de Dios para nuestras vidas se hará más fácil los tiempos de cambio y las transiciones a las que El nos llevara. En estos 200 hombres había una revelación constante, ellos podían discernir el viento de Dios hacia donde se estaba moviendo. Sabían qué hacer, tenían estrategias; en sus manos y en su mente tenían la habilidad de poder entrar en el movimiento de Dios y eso es lo que Dios quiere desarrollar en nosotros. Alcanzaron una tremenda influencia, dice que el pueblo de Israel los seguía, porque ellos sabían que era lo que debía hacerse. El conocer lo que Dios está haciendo, discernir su movimiento, nos va a convertir en gente de influencia, la gente nos va a seguir, va ir tras de nosotros porque necesitan saber qué hacer en los tiempos Kairos de Dios. No podemos estar en un mismo mover y no poder salir de allí, esto producirá comodidad, costumbre, pasividad. Es necesario salir y entrar en un nuevo mover.

 

El entrar y salir a algo nuevo habla de un tiempo, eso es transición. La transición es dolorosa, cuesta, habla de dificultad, de cambio y todo cambio cuesta porque equivale a hacer aquellas cosas que nunca habíamos hecho, entrar en ámbitos que nuca habíamos entrado, movernos en algo totalmente nuevo y diferente. Nosotros nos sentimos más seguros en lo que ya sabemos hacer. Pero, Dios está agitando su viento delante de nosotros y nos está mostrando un tiempo de algo nuevo eso equivale a una transición lo cual requerirá depender de la mano de Dios porque seguramente te vas a encontrar con batallas que nunca antes las habías confrontado. Vas a tener que enfrentar con gente que nunca habías enfrentado, vas a tener que aprender a comunicarte y a lidiar con personas que nunca habías lidiado. Quizá estarás consciente que es un nuevo tiempo, pero nuestra mayor dificultad es entrar en esa transición y en nuestras vidas en algún momento hemos tenido que ser confrontados con nuestros temores.

 

Génesis 13:7-9. 7Y hubo contienda entre los pastores del ganado de Abram y los pastores del ganado de Lot… 8Entonces Abram dijo a Lot: No haya ahora altercado entre nosotros dos, entre mis pastores y los tuyos, porque somos hermanos. 9¿No está toda la tierra delante de ti? Yo te ruego que te apartes de mí. Siempre que hay una transición puede darse en dos momentos:            1. en un tiempo de excesiva crisis o 2. en un tiempo donde las cosas van muy bien, y en esos tiempos Dios puede provocar un nuevo tiempo para nuestras vidas. Abraham habló con su sobrino Lot y la escritura nos habla de cómo caminaron juntos por un tiempo pero llegó un tiempo donde era casi imposible que ellos pudieran seguir caminando juntos, porque hubo problema. Llega a un punto en el cual Abraham entiende y comprende que, él está un tiempo de transición. El puede comprender que para poder avanzar y poder llegar hacia la dimensión donde Dios va a mostrarle la tierra que le pertenece, tiene que tomar una decisión y morir en ese tiempo, porque siempre los tiempos de transición son tiempos de muerte, de llorar y dejar atrás lo que te da seguridad. A ese punto Abraham ya había comprendido que él no podía accesar al cumplimiento de la Palabra que Dios le había dado; teniendo a Lot a su lado.

 

Génesis 13:6. 6Y la tierra no era suficiente para que habitasen juntos, pues sus posesiones eran muchas, y no podían morar en un mismo lugar. Aquí vemos: Las evidencias de una transición. Dice que Abraham sintió que la tierra no era suficiente, un sentimiento de insuficiencia. Son esos momentos donde sientes que lo que estás haciendo o lo que has hecho hasta allí ya no es suficiente, sientes que lo que conoces no es suficiente, sientes que lo que has orado no es suficiente, sientes que tus tiempos devocionales no es suficiente y esa es una de las primeras evidencias cuando sabes entender que estas frente a un tiempo de transición. Nos habla de             un sentimiento de estrechez, realmente debes saber con claridad si es Dios quien te está trayendo este sentimiento. Una de las señales claras de transición es cuando sientes que tienes más que dar, que tienes muchas capacidades y que tal vez no estás dando lo que tienes que dar y comienzas a ver que realmente hay tanto de Dios dentro de ti, pero que lo que has estado dando solo es poco. Dios te quiere llevar a más y eso que sientes en ti, a la vez no sabes cómo liberarlo, para que ese poder, esa unción, esa gracia, esos dones que están en ti sean liberados.

 

Ellos dijeron que no podían morar mas en ese lugar, esa es una de las evidencias más claras que nosotros vivimos en los tiempos de transición, la incomodidad, sentir que algo nos está faltando. Incomodidad en lo que haces, en el servicio que le estás dando al Señor, quizás incomodidad en tu casa, en tu familia. Dios va a permitir que vengan a nuestro corazón sentimientos de incomodidad para que puedas buscar delante de Dios cual es el próximo paso que viene para tu vida, cual es la próxima dimensión, el próximo nivel que debes de conquistar, pero primero te tienes que sentir insatisfecho, primero tienes que experimentar la incomodidad, sabiendo que hay algo mas para ti, que hay algo más que debes hacer.

 

¿QUE DEBEMOS HACER? La transición trae confusión, cuando estamos en esos tiempos es cuando te sientes confundido y no sabes que hacer, pero solo a través de la intimidad podemos conocer los diseños de Dios, conocer las estrategias de Dios y podemos saber cuál es el próximo paso. Nada ni nadie te podrá ayudar en el tiempo de transición, solamente el estar cara a cara delante de Dios te hará encontrar la satisfacción y lo que tú necesitas, pero también te hará encontrar la fe y la convicción de accionar. Lo único que te puede asegurar la victoria en todo lo que tú hagas es la adoración, porque la adoración te va a llevar a caminar en un nuevo nivel de fe. Cada vez que adoras te acercas a Él y tienes revelación de quien es él y entre mas revelación tienes, vas a creer y vas a confiar, nada te va poder intimidar. A solas sabes cuán grande es él y cuan poderoso es.

 

CONCLUSION. Hay gente que no puede transicionar porque todavía están apegados a su pasado. Hay gente que está frente a una gran puerta de oportunidad pero no pueden entrar, ni crecer, ni ensancharse porque todavía están apegados al pasado. Hay gente que no puede transicionar hacia otra dimensión porque no han podido soltar los recuerdos de un éxito del ayer. La Biblia dice que no traigamos a memoria las cosas pasadas porque he aquí El hará cosas nueva. Si viste gloria ayer prepárate porque más adelante hay una gloria mayor que la gloria que dejaste atrás. Hay una gloria incomparable, una gloria que supera a la gloria de ayer, pero debes transicionar y entrar en el nuevo tiempo que Dios te está llamando.

 

HAZ CLICK PARA DESCARGAR