Destruyendo los Ciclos

 

CITA BIBLICA: Eclesiastés 1:4-11.

 

INTRODUCCION. El libro de Eclesiastés es un libro de lamentaciones humanas, que relata la queja y las frustraciones de un hombre sabio en su propia opinión. Define la vida con los ojos naturales, de una posición totalmente humanista aunque dice realidades no son verdades divinas o eternas, son verdades circunstanciales y temporales. Salomón aquí nos está diciendo que no hay legado, (lo que se deja, transmite),  que vivimos en ciclos de acuerdo a lo que está ya establecido en la tierra. Salomón dice no hay nada nuevo debajo del sol,  debajo de los cielos, todo es lo mismo, esto es fatigoso y aburrido. Pero yo vine a decirte, que por arriba de los cielos todo es nuevo, en la voluntad y los propósitos de Dios, en el ambiente de Dios, en su presencia hay cosas nuevas.

 

LO UNICO QUE DESTRUYE NUESTROS CICLOS es, cuando empecemos a ver la vida desde la perspectiva de Dios y no de acuerdo a lo que la tierra nos dicte. Jesús dijo: Juan 16:33. 33…En el mundo tendréis aflicción; pero confiad, yo he vencido al mundo. Pero también dice y esto es lo que ha vencido al mundo vuestra fe. ¡Dios tiene un día nuevo! ¡Tiene cosas nuevas para nosotros! Pero tenemos que apreciar la vida en base al reino y la intención de Dios. ¿Cómo? Destruyendo los ciclos que nos han estado fatigando y a elevar nuestra mirada en base a lo divino y no en base a lo terrenal o temporal de este mundo. Isaías.42:9. 9He aquí se cumplieron las cosas primeras, y yo anuncio cosas nuevas; antes que salgan a luz, yo os las haré notorias. Nota que; en el ambiente de Dios, en la atmósfera del cielo todo es nuevo, El no es un Dios que está estancado, son las personas las que se estancan y para que DIOS pueda poner algo nuevo en ti primeramente debes renovar tu mente; de lo contrario no estarás apto para recibir las cosas nuevas de Dios para tu vida. 1ª. Corintios 2:9. 9…Cosas que ojo no vio, ni oído oyó, ni han subido en corazón de hombre, son las que Dios ha preparado para los que le aman. Tomar la decisión de ver las cosas con los ojos naturales o en base a la intención de Dios, en base a tu pasado o en base a tu destino profético en Dios.

 

UNA DE LAS REVELACIONES MAS GRANDES DEL N. T. es, que ahora estamos en Cristo, porque de otra manera no hubiera cambiado el ciclo, el tiempo y la temporada de nuestra vida.                En Cristo estamos en otra etapa, las cosas Viejas pasaron y he aquí, he aquí, todo, todo es nuevo. Nota que hay un antes de “cosas Viejas” pero hay un después de “cosas nuevas”. -Nuestros ciclos, nuestros hábitos, nuestras malas costumbres, Dios las ve a través de la cruz como cosas viejas y las cosas viejas, ¡se botan! porque ahora en Cristo todo eso ya pasó. Lo que hiciste ayer ya pasó, lo que te hicieron ya pasó, la culpa que sentías, ya paso, la vida pecaminosa ya pasó, tu dilema ya pasó. Lo único que le está dando vida a eso es, como tú estás viviendo hoy. Dios quiere que comiences a caminar en un día nuevo en una experiencia de vida nueva. En la carne todo es Viejo, pero en el espíritu todo es nuevo. Pueda que estés repitiendo ciclos, círculos viciosos, conductas aprendidas, cosas habituales que drenan o secan la vida, ¡pero! decídete firmemente vivir lo nuevo de Dios cada día en tu vida.

 

¿QUE SON CICLOS¡ Son experiencias que se repiten una y otra vez. Hay gente que es tan rutinaria que aunque se encuentre entre gente distinta, tiempos distintos, situaciones diferentes; puede estar viviendo el mismo ciclo. Hay diferencia entre la persona que vive en ciclos o vive bajo cielos abiertos con lo nuevo de Dios. Dios nos destino para vivir en lo nuevo de Él. Isaías 43:19. 19He aquí que yo hago cosa nueva; pronto saldrá a luz; ¿no la conoceréis? Otra vez abriré camino en el desierto, y ríos en la soledad. ¡Dios es un Dios de novedades y no de ciclos! No hay nada nuevo en todo lo que se hace debajo del cielo, está limitado, pre-ordenado en base a tiempo, ciclos y estaciones. ¡pero! todo lo que se hace arriba del cielo es eterno, no tiene límites, está más allá de lo que podamos entender o concebir. Por eso es que Dios puede interrumpir el reino de los hombres y alterar las leyes de tu pasado presente y futuro. Dios está interesado traer su reino del cielo a la tierra, ¿para qué? para destruir los ciclos de los hombres, dar una nueva forma de vida para que ellos puedan dominar y no ser dominados por el espíritu que opera en el mundo.

 

TENEMOS CAPACIDAD DE SOLTAR UNA PALABRA QUE PROCEDE DE LA ETERNIDAD DE DIOS. Capacidad de interrumpir nuestra vida y cambiar todo un pasado con una confesión de salvación y perdón. Nuestro presente y futuro es cambiado por el poder de la Palabra decretada y el milagro de Dios ocurre, cambia todo mi entorno de una manera radical. Cuando tú comienzas a ver la vida bajo la perspectiva de Dios, tienes que prepararte para salir de la rutina y ver lo nuevo y desconocido de Dios, manifiesto. Lo nuevo de Dios esta orquestado y planificado por El. Gálatas 5:25. 25Si vivimos por el Espíritu, andemos también por el Espíritu. Yo creo que Dios nos está invitando a romper con todo eso que nos limita y nos mantiene en un círculo vago y perezoso y debemos entrar a una experiencia nueva con El. Puedes estar circulando en cosas muy fatigosas para ti. Ideas que no son de Dios, planes, sueños, deseando cosas que no son parte del plan de Dios para ti. Y en vez de sentir paz, sientes incertidumbre, ansiedad, depresión, decaimiento, cansancio.

 

Isaías 48:6-7. 6Lo oíste, y lo viste todo; ¿y no lo anunciaréis vosotros? Ahora, pues, te he hecho oír cosas nuevas y ocultas que tú no sabías. 7Ahora han sido creadas, no en días pasados, ni antes de este día las habías oído, para que no digas: He aquí que yo lo sabía. Dios le escribe a Israel así porque ellos era un pueblo idolatra. La idolatría nace de las cosas que no cambian, no se mueven y cosas que no hacen nada nuevo. Hay cosas en nuestras vidas que no se están moviendo, están estancadas, son estatuas e ídolos en nuestra vida que nunca cambiaran a menos que tu yo rompamos el ciclo. Dios quiere llevarnos a lo nuevo y sacarnos de lo mismo. No sigas hablando de lo que viviste en el pasado, pensando en las crisis que ya pasaron. Si no sabes borrar, perdonar y olvidar el asunto, tú seguirás viviendo en ciclos. Atrévete a entrar a nuevos territorios en Dios. Comienza a verte como Dios te ve hoy, a caminar y vivir en lo que Dios ha diseñado para ti, en lo nuevo que El ha preparado para ti, para tu familia, la iglesia, tus hermanos en la fe.

 

HAZ CLICK PARA DESCARGAR