ADORACION Y VICTORIA

 

CITA BÍBLICA: Deuteronomio 10:17-21.

 

INTRODUCCIÓN. Él es uno de los objetos de tu alabanza, sino él es el objeto de tu alabanza, y él es tu Dios. Aleluya Señor, Santo eres, que caigan los dioses que se levantan en esta tierra, y solo tú seas exaltado. Satanás pretendió subir al cielo y ser semejante al altísimo, pero Dios dijo: éste no es tu lugar. Hay un solo trono excelso y es el de nuestro Dios, veo a Satanás haciendo lo imposible durante toda la historia de la humanidad para que la gente no se postre delante de Dios sino delante de ídolos. Desde la antigüedad, ya  en Babilonia intentó que Daniel no se incline delante de Dios, pero él se postró tres veces por día, oró a Dios, levantó adoración y no tuvo miedo que lo introdujeran en el foso de los leones, y nuevamente satanás fue vencido. Nos hemos congregado para honrarle, para alabarle y adorarle. Suya es la gloria y la magnificencia

 

GUERRA DE SANTUARIOS. La guerra de Dios es una guerra de santuarios. Toda cultura es la expresión de la fe, creencias y prácticas de un pueblo, por tanto, cuidado con las expresiones de cultura, cuidado con la feria, el carnaval, etc. Dios quiere que nos congreguemos para exaltarle, para adorarle y alabarle. Satanás está desesperado, se le han dado todos los tronos, los gobiernos y los reinos de la tierra, están bajo su autoridad y potestad, pero ya no aguantan. Cuando el diablo intento tentar a Jesús, le llevó a un lugar alto, donde le mostró todos los reinos de la tierra y le dijo: Todo esto me ha sido dado, pero estoy dispuesto a perder todo, con tal de verte un instante arrodillado frente a mí. Satanás desea la adoración; Pero Jesús le contestó: escrito está, al Señor Dios adorarás y a él sólo servirás, ni me inclino, ni me arrodillo, ni te sirvo, quédate con todo lo que tienes, pues yo te voy a quitar de otra manera.

 

LAS CULTURAS. Su origen esta en el culto religioso. Antes que exista una cultura modos de vida, costumbres, existe algún culto, y hay un altar y un adorador; Poner la confianza o inclinarse a algo o alguien, es idolatría, pero postrarse delante de Dios y servirle es adorar al verdadero Dios. De modo que la idolatría se levanta contra la verdadera adoración; toda idolatría es una guerra abierta contra Dios. Él ha establecido que nadie se haga ninguna imagen de lo que está en el cielo, ni abajo en la tierra, y justamente eso es lo que han hecho los hombres, pero hoy nos levantamos para restaurar el espíritu de adoración del pueblo de Dios. El reconocer, honrar, expresar fe, confianza en Dios, alabar y exaltarle, garantiza la victoria del pueblo de Dios. Si pidiéramos menos y adoráramos más, tendríamos más. No hay victoria sin adoración,  dos niveles de adoración.  

 

ADORACION DE BAJO NIVEL. 9Siguiéndolos, pues, los egipcios, con toda la caballería y carros de faraón, su gente de a caballo, y todo su ejército, los alcanzaron acampados junto al mar, al lado de Pi-hahirot, delante de Baal-zefón. Éxodo 14:9. Éxodo 15 esta la historia del cruce del mar Rojo. Éste estaba encerrado entre el mar, las montañas y el ejército de Egipto que le perseguía; todo el pueblo comenzó a orar, a gemir, y a decir: para qué nos ha traído Jehová hasta aquí. Para que muramos, Pero detrás de cada gran opresión que viene sobre el pueblo de Dios, Él tiene preparada una gran victoria; no había salida, ni escapatoria, pero había un Dios poderoso el ejército que le estaba persiguiendo al pueblo de Israel, era el más poderoso de la tierra y el faraón era el rey más temible, en otras palabras, la conclusión racional es, estamos perdidos, no vemos salida por ningún lado.

 

Los problemas, cercan a la gente. No pueden ver la salida y no saben qué puerta golpear, pero no importa que no haya ninguna puerta, Dios puede dibujar una Dios pone una puerta y la abre, porque él es todopoderoso. El pueblo lloraba, gritaba y Moisés también, mas Dios se le aparece a Moisés y le dice: Por qué clamas a mí,  15Di a los hijos de Israel que marchen, Éxodo 14:15. Una orden difícil de entender. Para dónde, Al frente está el mar, a los lados las montañas y atrás el ejército de faraón. Para dónde marcho Señor 16Y tú alza tu vara, y extiende tu mano sobre el mar, y divídelo, y entren los hijos de Israel por en medio del mar, en seco. Y el ejército del faraón intentó cruzar por el mismo lugar. Éxodo 14:16. Pero Dios dijo: este milagro es para mi pueblo y no para ti, faraón. Las aguas del mar rojo se cerraron y perecieron los carros, los caballos, y los jinetes. Dios le dio gran victoria a su pueblo y dice la Biblia: Entonces cantó Moisés. Éxodo 15:1. Qué hubiera sido mejor, Cantar antes o después del milagro el antes o el después determina el nivel de adoración que poseemos. Moisés cantó inspirado por el Espíritu Santo, pero hubiera sido mejor que cantase antes del milagro. 

 

LA IDOLATRIA es una ofensa a Dios. Quebranta una nación, enceguece al pueblo y lo aleja, por lo tanto; Dios tiene una ira especial contra toda idolatría, es el pecado más grande porque atenta contra el mandamiento más grande. Hay pecados que tienen que ver con los mandamientos que nos relacionan con los hombres, como por ejemplo, no mentirás, no adulterarás, no codiciarás, no dirás falso testimonio, pero hay un mandamiento que es: amarás al Señor tu Dios con todo tu corazón, con toda tu fuerza y con toda tu mente. La idolatría se levanta contra ese primer mandamiento y lleva a las personas a poner su confianza en cualquier persona o cosa pero no en Dios. Y Dios es un Dios fuerte y celoso, que nunca se vaya tu confianza de Dios, el pues, quiere destruir toda idolatría. Salomón, se alejó de Dios porque amó muchas  mujeres y ellas inclinaron su corazón a dioses ajenos y en vez de tener un solo altar y un solo motivo de alabanza y adoración tuvo decenas y decenas de dioses y de altares y su corazón se prostituyó. Esa fue la gran diferencia entre David y Salomón David tuvo un solo altar y un solo Dios y por tanto, un solo objeto de alabanza y adoración en tanto que Salomón se desvió de la verdadera adoración al único Dios.

 

ADORACIÓN DE ALTO NIVEL. Josafat. 2ª Crónicas 20: 1-6. Este rey, desde que subió al trono comenzó a cortar toda idolatría y todos los altares que se levantaban a otros dioses y guió al pueblo al Dios de sus padres. Josafat tuvo la bendición de Dios, Él lo prosperó, lo respaldó y afirmó su trono porque determinó quitar a los baales. Todo lo que no proviene de fe es idolatría, idolatría es poner la confianza en lo que no proviene de Dios. Josafat había tenido muchas victorias. Que paso. Tenía miedo, pero también adoraba.

 

Tiempo de adorar. Josafat decía: no eres tú Dios en los cielos, y tienes dominio sobre todos los reinos de las naciones. Hay en Josafat cierta duda, cierto tiempo de confusión, de temor, pero también hay un tiempo de búsqueda sincera y una confesión sincera del poder, de la gloria y de la grandeza del Dios a quien él invoca. Y en ese momento se levanta un profeta sobre quien viene el Espíritu de Dios, era tan anónimo que el escritor bíblico tiene que dar toda su genealogía para que lo reconozcan, Jahaziel. 15y dijo: Oíd, Judá todo, y vosotros moradores de Jerusalén, y tú, rey Josafat. Jehová os dice así: No temáis ni os amedrentéis delante de esta multitud tan grande, porque no es vuestra la guerra, sino de Dios. 16Mañana descenderéis contra ellos; he aquí que ellos subirán por la cuesta de Sis, y los hallaréis junto al arroyo, antes del desierto de Jeruel. 17No habrá para qué peleéis vosotros en este caso; paraos, estad quietos, y ved la salvación de Jehová con vosotros. Oh Judá y Jerusalén, no temáis ni desmayéis; salid mañana contra ellos, porque Jehová estará con vosotros. 2ª Crónicas 20: 15-17 .

 

CONCLUSIÓN. Lo importante es qué sucede después que Dios te habla por la boca del profeta y aquí está la adoración de alto nivel; luego de la palabra que vino a través del profeta, cambió la actitud de Josafat. Dice el versículo 18 que Josafat se postró en tierra y adoró a Dios. 18Entonces Josafat se inclinó rostro a tierra, y asimismo todo Judá y los moradores de Jerusalén se postraron delante de Jehová, y adoraron a Jehová. 2ª Crónicas 20: 18. Eso es adoración de alto nivel crees que comenzó a decir: lo harás Dios mío, te acordarás de nosotros. Ya no, Se postraron y adoraron, por qué, Porque creyeron. Esto ocurrió un día antes de la guerra, no un día después. El antes y después, determinan el nivel de adoración que posees. Josafat no adoro luego del milagro de Dios, sino antes. Esto es una actitud de alabanza y de adoración a Dios por lo que Él hará! Esto es guerra de Santuarios, guerra espiritual.

 

Y dijo Josafat: 20Y cuando se levantaron por la mañana, salieron al desierto de Tecoa. Y mientras ellos salían, Josafat, estando en pie, dijo: Oídme, Judá y moradores de Jerusalén. Creed en Jehová vuestro Dios, y estaréis seguros; creed a sus profetas, y seréis prosperados. 2ª Crónicas 20: 20.Fue a la guerra seguro, no titubeando, porque creyó la voz de Dios a través de sus profetas. Fue una guerra muy peculiar, porque puso sacerdotes que cantasen y adorasen a Dios mientras salía la gente a la guerra. Cuando llegaron al lugar de la guerra, sus enemigos se habían matado entre ellos y no había escapado ni uno, esto es el resultado de la alabanza y la adoración.  El diablo te cierra la boca, te hace sentir ridículo al levantar las manos, para que no honres al Dios del cielo, pero no le hagas caso, abre tu boca y proclama la grandeza del Señor. Qué vas a hacer con tu problema, Puedes llorar o decidir que vas a exaltar el nombre de tu Dios y actuar en fe. Quien cree, adora y alaba. Qué bueno que en esta hora puedas dejar de lado tus problemas y puedas poner tu mirada en Dios y lo exaltes.