Compromiso de la Iglesia en el Conflicto Espiritual

CITA BIBLICA: EFESIOS 3:10-11.

 

INTRODUCCION. GUERRA ESPIRITUAL: Es el desplazamiento total de las potestades y la erradicación completa de sus sistemas de supervivencia de nuestra sociedad. Hay una gran guerra que está siendo librada en el mundo hoy. No es un conflicto entre naciones, tribus, o líderes de gobierno, ni tampoco un golpe de estado. Es una batalla invisible muy importante que está teniendo lugar en el mundo del Espíritu y es Multidimensional pues se libra en muchas dimensiones. La Biblia declara que (OSEAS 4:6). 6Mi pueblo fue destruido, porque le faltó conocimiento… y porque olvidaste la ley de tu Dios, también yo me olvidaré de tus hijos. Una de las áreas en donde los creyentes son derrotados es: la falta de conocimiento acerca de la guerra Espiritual, porque Satanás a intensificado sus ataques mientras que una iglesia se retira cada vez mas del frente de batalla. Entendemos que no es un hecho esporadico y no es algo que se hace hoy y se abandona mañana. El objetivo de la guerra espiritual es rescatar o redimir la raza humana y esta es la gran comisión que Dios nos ha encargado. El proceso tiene lugar cuando la Iglesia asuma su parte de responsabilidad y actúa conforme la Palabra de Dios, dando a conocer la multiforme sabiduría de Dios, Su Palabra, a los principados y a las potestades en los lugares celestiales. Esto nos confirma que formamos parte del plan de Dios sin importarnos si somos o no ministros de tiempo completo pues el llamado es para todos.

 

LA IGLESIA ES LLAMADA A PRONUNCIAR LA PALABRA. De acuerdo al Diccionario de la rae nos dice que pronunciar significa publicar sentencia y el pasaje añade con exactitud a quien debe la Iglesia hablarle, y donde se lleva a cabo esta acción a los principados y potestades en los lugares celestiales. ¿Por qué en los lugares celestiales?  Los lugares celestiales son superiores, más altos que las regiones celestes. Es un hecho bíblico que existen tres cielos, (2ª. CORINTIOS 12:2). Mientras que los principados y potestades del maligno operan en las regiones celestes. DANIEL 10:20-21. 20…Pues ahora tengo que volver para pelear contra el príncipe de Persia; y al terminar con él, el príncipe de Grecia vendrá. 21…; y ninguno me ayuda contra ellos, sino Miguel vuestro príncipe. Nos deja ver, que si bien existen príncipes que sirven al maligno, como el de Persia, o el de Grecia, también Dios tiene príncipes que sirven a sus hijos como Miguel, a quien se le atribuye ser el príncipe sobre el pueblo de Israel.

 

CUANDO UN CREYENTE PRACTICA LA ORACION DE GUERRA. Reprende las fuerzas de las tinieblas, lo que sucede aunque no podamos verlo con nuestros ojos naturales; cuando la Palabra de Dios es expresada, sale un torrente de luz. SALMOS 119:130. 130La exposición de tus palabras alumbra. La luz de la Palabra hablada avanza sin detenerse, alcanza las regiones celestes y sigue hasta llegar a los lugares celestiales. A su paso por las regiones celestes, cubre con la luz a la jerarquía del diablo. Recuerde que la luz en las tinieblas resplandece y las tinieblas no prevalecen contra ella. (Juan 1:5). Pero el efecto no termina allí, sino continua avanzando hasta llegar a los lugares celestiales, donde encuentra a los ángeles de Dios y los moviliza a aplicar, a ejecutar la sentencia dictada por Dios a través de su Palabra.  SALMO 103:20-21. 20Bendecid a Jehová, vosotros sus ángeles, Poderosos en fortaleza, que ejecutáis su palabra, Obedeciendo a la voz de su precepto. 21Bendecid a Jehová, vosotros todos sus ejércitos, Ministros suyos, que hacéis su voluntad.

 

TRES PERSONAJES EN EL REINO DE LA LUZ. Dios: Deidad, los ángeles y la Iglesia. Ahora podemos delimitar la obra de cada uno. Dios es el que dicta la sentencia sobre las fuerzas de las tinieblas como lo encontramos en su Palabra. Jesus, cumplió la voluntad del Padre, COLOSENSES 2:14-15. 14anulando el acta de los decretos que había contra nosotros, que nos era contraria, quitándola de en medio y clavándola en la cruz, 15y despojando a los principados y a las potestades, los exhibió públicamente, triunfando sobre ellos en la cruz. El Espíritu Santo obra hoy a través de la iglesia, entonces la responsabilidad directa de actuar recae sobre nosotros, los encargados de dar a conocer la multiforme sabiduría de Dios.

 

JEREMIAS 1:10. 10Mira que te he puesto en este día sobre naciones y sobre reinos, para arrancar y para destruir, para arruinar y para derribar, para edificar y para plantar. Aquí hay 4 palabras que son destrucción  y 2 de edificación. Cuando usted estudia las cuatro acciones se da cuenta que después de ellas no queda absolutamente nada y es entonces cuando prosigue la plantación y la edificación. Creo que en estos pasos hemos sido muy ignorantes de la realidad espiritual. Deseamos que la gente llegue al  grupo, venga a la Iglesia, así no mas y creemos que así no mas se hacen las cosas y… realmente de esta manera estamos entrando al territorio del enemigo, sin percatarnos de las fuerzas invisibles que se encuentran allí. Nos pasamos predicando sin ver que se produzca un gran efecto. Existe una gran población en el mundo que no ha escuchado el Evangelio de Cristo. Creemos que con tener la mejor semilla es suficiente. Si alguien nos diera una parcela, la mejor tierra del país y sin ser cultivada en los últimos años, pero te la regalan. Como es fértil estará llena de -abrojos, hierba y arbustos. ¿Tomarías tú la mejor de las semillas y las siembras de inmediato? Sabes perfectamente que primero debes de preparar la tierra, arrancando, derribando, arruinando, destruyendo y solo cuando ya esté limpia entonces estará preparada para edificar y plantar.

 

LUCAS 11:21-23. 21Cuando el hombre fuerte armado guarda su palacio, en paz está lo que posee. 22Pero cuando viene otro más fuerte que él y le vence, le quita todas sus armas en que confiaba, y reparte el botín. 23El que no es conmigo, contra mí es; y el que conmigo no recoge, desparrama. El hombre fuerte representa a Satanás y otro más fuerte es Cristo. Cristo vino para vencer a Satanás. Lo demostró al echar fuera demonios. Tenemos que reconocer: El territorio, enfrentarnos al enemigo, y luego, recogemos los despojos.

 

EL LENGUAJE DE LOS REINOS. Así como las diferentes naciones tienen su idioma, los reinos espirituales también tienen su lenguaje propio. En el Reino de la Luz, el lenguaje se llama Intercesión, mientras que en el reino de las tinieblas, el lenguaje es acusación.  Además nuestro Señor Jesucristo se encuentra ahora mismo intercediendo por nosotros. ROMANOS 8:34. 34¿Quién es el que condenará? Cristo es el que murió; más aun, el que también resucitó, el que además está a la diestra de Dios, el que también intercede por nosotros. Lamentablemente aun hay pueblo de Dios que usa el idioma que aprendieron en el mundo y andan por el camino de la acusación, acusando a los hermanos y sembrando división, así se ejercitan de acuerdo con el diablo. La Biblia también llama al diablo el acusador de los hermanos. (Apocalipsis 12:10).

 

HAZ CLICK PARA DESCARGAR