EL QUE AMA SIRVE

CITA BIBLICA: MATEO 10:34-36. 34No penséis que he venido para traer paz a la tierra; no he venido para traer paz, sino espada. 35Porque he venido para poner en disensión al hombre contra su padre, a la hija contra su madre, y a la nuera contra su suegra; 36y los enemigos del hombre serán los de su casa.

 

INTRODUCCIÓN. Esta escritura nos hace chocar. Jesús en realidad vino a poner disensión en la familia, y que los enemigos del hombre serán los de su propia casa. Pero NO… sabemos que Jesús vino para unir la familia, lo cual es verdad, pero entenderemos mejor cuando dice: MATEO 10:37. 37El que ama a padre o madre más que a mí, no es digno de mí; el que ama a hijo o hija más que a mí, no es digno de mí. Pareciera ser que Jesús no hubiera enseñado el amor al prójimo, pero si lo enseña porque amar al prójimo es amar al Padre. Jesús establece una PRIORIDAD y una DIFERENCIA entre el amor que debemos tener por El y por el resto de la gente.

 

MATEO 22.37-39. 37Jesús le dijo: Amarás al Señor tu Dios con todo tu corazón, y con toda tu alma, y con toda tu mente. 38Este es el primero y grande mandamiento. 39Y el segundo es semejante: Amarás a tu prójimo como a ti mismo. Vemos DOS CATEGORIAS DE AMOR: Amor a Dios y Amor al Prójimo y El establece la diferencia, debemos amar a todos pero jamás amarlos más que a Él. Cuando alguien entiende esto y ama a Dios más que a los seres queridos que le rodean, la cosa se pone mal. Entre esposos, ¡elige entre Dios y yo!, ¡te prohíbo ir a la iglesia! No se tiene, clara la diferencia entre el amor a Dios y el amor a las personas.

 

Veamos estos principios de lo que produce el amor. EL AMOR PRODUCE LIGADURAS. Uno queda “ligado” a lo que ama, sea bueno o sea malo; hay gente que ama la cocaína y queda ligado a ella porque la valoran. Gente que ama algún deporte y lo valoran más que cualquier otra cosa, dejan a Dios, la iglesia y hasta su esposa por ese deporte. El amor te liga, produce unión, a lo que amas y puede ser, una profesión, un hijo, un nieto. La Biblia dice que “el amor es el vínculo perfecto”, por ello es necesario que nos fijemos bien, porque si amamos algo malo, se produce un vínculo perfecto entre eso malo y nosotros; un vínculo que producirá maldición en nosotros.

 

Lo que amo me hace someterme, produce servidumbre. Mi esposa me ama, por tanto me hace de comer, me cuida y se preocupa por mí. JUAN 8:34. 34Jesús les respondió: De cierto, de cierto os digo, que todo aquel que hace pecado, esclavo es del pecado. El pecado se convierte en su amo. Ese es otro nivel de amor, no es el amor de Dios, es codicia, concupiscencia. Entonces, ¡cuidado con lo que amas! Entonces amar produce servidumbre, soy siervo de lo que amo y también exige renuncia,    establece        separación.     Cuando elegí Odontología, deje a un lado el basquetbol y otras cosas que me gustaban. Mis hijas también me aman, ellas me sirven y lo hacen con mucho amor. ¿Por qué dice el Señor Jesús?

 

MATEO 10:34. 34…no he venido para traer paz, sino espada. 35…he venido para poner en disensión al hombre contra su padre, a la hija contra su madre, y a la nuera contra su suegra. ¿PORQUE DISENSION? Porque RECLAMA SER EL MAS AMADO, más que tu madre, tu padre, que tu novio. Como decir, el amor que ustedes me deben, debe ser el más grande de todos. Primero deben amarme a mí y después a los demás, por eso el que ama a Dios es capaz de dejar padre, madre y bienes. Avionetas anunciando o pancartas: “Daniela te amo” y no tienen vergüenza de poner semejante cartel. Pero aun no he visto carteles que digan, “¡Cristo te amo!” Y tú amas a Dios te señalarían de fanático porque no saben que tú amas a Dios y que has renunciado a todo lo que tengas por amor a Él.

 

 EZEQUIEL 24:16-17. 16Hijo de hombre, he aquí que yo te quito de golpe el deleite de tus ojos; no endeches, ni llores, ni corran tus lágrimas. 17Reprime el suspirar, no hagas luto de mortuorios; ata tu turbante sobre ti, y pon tus zapatos en tus pies, y no te cubras con rebozo, ni comas pan de enlutados. Ezequiel amaba profundamente a su mujer, pero fue una perdida sin aviso, repentino y eso es lo peor puesto que no se espera y no se está preparado. Que NO se ve como un favor de Dios, se trate de LO QUE se trate o DE QUIEN se trate. El corta el deleite de tus ojos, lo que más amas y lo mas debemos amar es NUESTRA CRUZ. MARCOS 8:34. 34Y llamando a la gente y a sus discípulos, les dijo: Si alguno quiere venir en pos de mí, niéguese a sí mismo, y tome su cruz, y sígame. ¿Qué es tomar la cruz y negarse a sí mismo? Si él va a ser el centro de mi vida, no puedo             consagrarme a otras cosas, debo crucificar lo que amo MATEO 6:24. 24Ninguno puede servir a dos señores. Vas a amar a uno y rechazar al otro. Este es el planteamiento de la división que trae el amor; quien ama las riquezas, quien ama a padre, madre, hermanos, más que a Dios, NO PUEDE AMAR A DIOS. ¡Es cosa seria servir a Dios y amarle! ¡Decisión que cambia toda tu existencia! ¡No podrás seguir siendo igual si amas a Dios!

 

Lo que tú amas se puede volver enemigo de Dios: Lo que NO estás dispuesto a perder, lo que no perdonarías que Dios te quite Dios dice: ÉXODO 20:5. 5yo soy Jehová tu Dios, fuerte, celoso, Quien quiere amar a Dios debe tener un corazón dispuesto, así que no busques ayuda en otro lado, no pongas tu esperanza en otra cosa, ¡El quiere exclusividad y fidelidad! ADULTERIO no solo es la unión sexual indebida en el matrimonio sino cualquier otra esperanza que pongas en otra cosa que no sea Dios mismo, así lo considera la Biblia y Dios lo detesta. Jesús vino para servir y no para ser servido. Y nos dice: FILIPENSES 2:5-8. 5Haya, pues, en vosotros este sentir que hubo también en Cristo Jesús, 6el cual, siendo en forma de Dios, no estimó el ser igual a Dios como cosa a que aferrarse, 7sino que se despojó a sí mismo, tomando forma de siervo, hecho semejante a los hombres; 8y estando en la condición de hombre, se humilló a sí mismo, haciéndose obediente hasta la muerte, y muerte de cruz.

 

CONCLUSION. Del mismo modo que nos amo, nos sirvió y murió por nosotros, derramo Su Preciosa sangre. Lavo los pies a los discípulos. Partió el Pan y los peces y dio de comer a la multitud. Se separó de Sus ángeles, se negó a Sí mismo, vino a este mundo para ser escupido, azotado, blasfemado ¿Por qué? ¡Por amor a ti, por amor a mí! Se hizo siervo y se hizo obediente hasta la muerte y muerte de cruz, y ahora dice, “quien me quiera seguir, niéguese a sí mismo, tome su cruz y sígame, ¡haga lo mismo que yo hice! Si yo amo, yo sirvo y me someto a él, me niego a mí mismo y todos mis anhelos y deseos quedan clavados en la cruz, ¡por amor a Él!

 

HAZ CLICK PARA DESCARGAR