¿VASOS DE IRA O DE MISERICORDIA?

 

CITA BÍBLICA: Romanos 9:20

INTRODUCCIÓN: ¿Quiénes somos nosotros para altercar con Dios? Mucha gente vive molesta con Dios, y piensan que con su enojo podrá conseguir algo, o hacer cambiar de pensar el Señor, pero: ¡Cuán equivocadas están! Aquel que lucha en contra de la voluntad de Dios, es como aquella mosca que choca una y otra ves contra el vidrio, sin poder traspasar. Es como una hormiga tratando de mover el tronco de un pino caído. Por mas obstinado que se ponga, o resentimiento que se albergue en el corazón, absolutamente nada, podrá mover un milímetro la Soberana voluntad de Dios. ¿A que se debe la obstinación que tiene el ser humano de culpar a Dios de todos sus males? El ser humano, en su corazón errado y viciado: no acepta que DIOS TIENE DERECHOS SOBRE SU VIDA.

Libertad para pecar. El hombre quiere tener libertad para pecar, un día encontrara la respuesta del pecado. Pero cuando saborea el dolor y muerte que produce el pecado se enfada, y entonces intenta altercar con Dios. Todas las desgracias de su vida las atribuye a su Creador... pero jamás habla de la rebeldía de su antojadizo corazón que quiere hacer su propia voluntad. Cruje los dientes contra su creador y no sabe, que a poco irá al lugar donde según la Biblia será el "lloro y el crujir de dientes" (Mateo 13:50). Altercar con Dios es ponernos en oposición a El. La Biblia nos pregunta ¿Quién eres tú? La respuesta es: Simplemente somos un vaso de barro.

Un vaso de barro.  Cuando Dios hizo al hombre, sopló de su espíritu en el cual vertió su misericordia; pero que luego por el pecado de Adán y Eva, el contenido de ese vaso quedo turbio, lleno de maldad, resentimiento y rebeldía en contra de su Creador. Enojarse con Dios lo único que lleva es a llenar mas ese vaso, de odio y pecado al extremo, que la Biblia lo califica como un vaso de ira  22¿Y qué, si Dios, queriendo mostrar su ira y hacer notorio su poder, soportó con mucha paciencia los vasos de ira preparados para destrucción. (Romanos 9:22). Todo hombre que levanta su voz contra Dios, será apagada. Todo hombre que levante su puño contra EL será derribado. Todo "vaso de irá" ya está preparado para su condenación. Quien así procede, y se endurece no tomará conciencia, de esta sentencia de Dios, hasta que ya sea demasiado tarde.

LA FAMILIA ES UN REGALO DE AMOR DEL SEÑOR​. Aprendemos a servir a nuestra familia. Una de las expresiones del amor es representada por el servicio dentro de nuestra familia. Vamos a entender mejor el lenguaje del amor, sirviendo en el hogar. Por esta vía expresamos amor a los seres queridos. El amor no implica solo palabras, debe ser representado por hechos reales y ¿cuantos no estamos necesitados de ese amor? La familia es un abrigo en medio de necesidades; “Y el joven Samuel ministraba en presencia de Jehová vestido de un efod de lino”. (1ª. Samuel 2:18). ¿Por qué? La madre de Samuel después de entregarlo al templo para el servicio, no se olvido de el y cada año llegaba con una túnica como una forma de expresión de amor. En tu familia cuando hay una necesidad, tú respondes y haces las cosas con amor, aprovechando el momento para servirlos y esto solo en el Señor se logra.

Aprendemos a dar nuestra compañía. La Biblia dice: 1 Todo tiene su tiempo, y todo lo que se quiere debajo del cielo tiene su hora. (Eclesiastés 3:1). Para algunas personas pareciera más importante el fútbol, el trabajo, los amigos, los estudios, la iglesia que su propia familia. Ahora que estamos cerca de Navidad, hablamos de regalos y sin lugar a dudas que tu padre, madre, hijos o resto de familia pueda que te los den; pero jamás esto va a sustituir el estar un momento, el cual mas se necesita. Hay momentos muy importantes en que tu, necesitas no los regalos, ni el dinero, ni un bombón, tu necesitas presencia de familia. Recuerda que el amor no se escribe con 4 letras sino con 6: TIEMPO.

 

Estar bajo la bendición Bíblica. 2 Y haré de ti una nación grande, y te bendeciré, y engrandeceré tu nombre, y serás bendición. 3 Bendeciré a los que te bendijeren, y a los que te maldijeren maldeciré; y serán benditas en ti todas las familias de la tierra. (Génesis 12: 2-3). Dios pacto con Abram, y le dijo que sería el fundador de una gran nación. No sólo esta gran nación sería bendecida, sino también las demás naciones del mundo serían bendecidas a través de los descendientes de el. Israel, la nación que saldría de Abram, debía ser un pueblo que siguiera a Dios e influenciara a los pueblos con los que tuviera contacto. De la descendencia de Abram nació Jesucristo para salvar a la humanidad. Por medio de Cristo, todas las personas pueden tener una relación personal con Dios y ser bendecidas tremendamente. Este es un pasaje que puede servirte para bendecir a tu descendencia, estamos tan necesitados de una palabra que nos anime, que nos aliente y que nos sostenga. Esto fue lo que hizo Dios con Abraham, lo animo y lo alentó para el camino que tenia que recorrer.

COMO FAMILIA ESTAMOS EN EL PLAN DE DIOS​. Planeo el desarrollo de la familia. Dios planeó desarrollar una nación o una familia con gente que llamaría suya y establecerla como una nación moral y entregada a Dios. Esto quiere decir que como familia, tenemos un antecedente histórico que nos permite ser parte de la sucesión y progresión de lo que Dios anhela en su corazón. Si de la descendencia de Abraham proviene nuestro Señor y Salvador Jesucristo; nosotros formamos parte de esa familia. La familia de Jesús pertenecen personas de varias clases sociales, de diversas ideologías políticas, personas marginadas y aun mujeres de dudosa reputación.

Somos vasos de misericordia. No podemos vivir en oposición a la voluntad de Dios, sabiendo que en sus manos somos vasos de misericordia y no vasos de ira y de rebelión. En el corazón esta la formación de la familia y es como un tesoro preciado, como un regalo anhelado con quien compartir la vida. Por eso es que hoy queremos mostrarte la realidad de tu alma. Quiero que sepas que tienes la oportunidad de que tu hogar pueda pasar de ser "un vaso de ira" a ser un "vaso de misericordia" de Dios y rendirte incondicionalmente a los pies de Cristo. El tiene derechos sobre ti, no solo por su carácter CREACIONAL, sino más aún por su carácter SALVADOR, cuya obra fue realizada en la cruz del calvario, comprándote a precio de Su sangre.

Jesucristo. Aquel vaso santo, sin pecado ni mancha, fue puesto en el monte calvario, para que sobre El se vaciase la inmundicia de todos aquellos vasos corrompidos de la humanidad. Mi vaso y tu vaso de pecado fueron derramados sobre el Hijo de Dios. Pero Su santidad y Su poder vencieron las negras olas de pecado que sobre el se derramaban. Un lago, puede llegar a contaminarse con el tiempo si uno arroja sustancias nocivas, simplemente porque es un agua estancada. Pero no sucede así con Cristo que es la "fuente de vida eterna". 14 mas el que bebiere del agua que yo le daré, no tendrá sed jamás; sino que el agua que yo le daré será en él una fuente de agua que salte para vida eterna. (Juan 4:14). Aguas que fluyen constantemente para la limpieza de todo aquel que se acerca a El, con un corazón arrepentido.

El costado de Cristo fue abierto por la lanza del soldado romano... y de su costado salió sangre y agua. (Juan 19:34) Este vaso de barro, en su humanidad fue quebrado en la Cruz. Pero como Dios que era, tenía el poder de quebrar ese vaso y de volverlo a restituir en su resurrección, con un cuerpo glorificado! Este vaso de amor, quiere trasformar tu vida, para que ya no seas "un vaso de ira sino uno de misericordia." Entonces; ¿Cómo puedes enojarte o altercar con Dios? Ahora conoces su amor, y tu corazón le pertenece. Hoy puedes poner tu vida en las cariñosas manos del Alfarero celestial, para que te moldee en un vaso de misericordia