EL USO DEL TIEMPO Y EL ÉXITO

 

CITA BÍBLICA: Efesios 5:15-16.

 

INTRODUCCION: No podemos separar el éxito y la prosperidad, de un uso adecuado del tiempo. Muchos intentan triunfar sin pensar para nada en el tiempo; sin embargo quienes realmente logran el éxito han aprendido a respetar y honrar el tiempo en sus vidas. Ninguno de nosotros podemos añadirle ni un milisegundo a un minuto.  Todos aquí recibimos la misma cantidad de tiempo. Hablando matemáticamente, Día=24 horas.  Semana=7 días. Semana=168 horas. ¿Qué hacemos con todo este tiempo? Se han hecho numerosas encuestas acerca de lo que las personas hacen con el tiempo.  De las 168 horas en una semana, se utilizan 56 Hrs. Para dormir. Restan 112 horas a la semana.  De estas 112 horas,  las personas emplean un promedio de 28 horas comiendo y atendiendo a sus necesidades personales. Restan 84 horas en la semana.  De estas 84 horas las personas pasan un promedio de 45 horas trabajando. Entonces semanalmente a la mayoría de las personas nos queda un promedio de 39 horas en la que podemos hacer lo que deseamos.  Para todos aquellos que piensan que no tienen el tiempo de hacer nada, creo que les acabo de encontrar el equivalente de casi una semana de trabajo semanalmente.  Pero la pregunta persiste, ¿qué hacemos con este tiempo? Me atrevo a decir que la mayoría de nosotros diríamos que nos pasamos ese tiempo resolviendo problemas.  Pero, ¿es esto una declaración verdadera? 

 

(BLS). 15Tengan cuidado de cómo se comportan. Vivan como gente que piensa lo que hace, y no como tontos.   16Aprovechen cada oportunidad que tengan de hacer el bien, porque estamos viviendo tiempos muy malos. Tener cuidado de cómo nos comportamos es lo mismo que “Andar con Diligencia”, es ser cuidadoso en la manera de vivir. Pablo identifica dos estilos generales de vida; necio y sabio. Quienes tratan de vivir como sabios, usan sabiamente el tiempo sin descontar minutos y horas sino que cada momento es importante. La palabra griega para OPORTUNIDAD significa “sacar el mayor provecho del tiempo”. El tiempo y la oportunidad están vitalmente vinculados al éxito.

 

EL TIEMPO ES UN REGALO VALIOSO DEL SEÑOR: Dios es quien nos da el tiempo. La vida es tan solo un espacio de tiempo que el Señor nos regala a cada uno de nosotros, el cual debemos vivir en esta tierra y cumplir el propósito que Dios tiene para nuestra vida. El salmista escribió: 16Mi embrión vieron tus ojos, Y en tu libro estaban escritas todas aquellas cosas. Que fueron luego formadas, Sin faltar una de ellas. SALMO 139:16. Nosotros NO sabemos la totalidad de tiempo que se nos ha asignado en esta tierra, solo sabemos que en los designios del hombre esta la muerte. Solo sabemos que tenemos un espacio de tiempo pero no sabemos cuanto. Además el tiempo es Irrevocable, no podemos capturar los minutos perdidos ni revivirlos.

 

No puedo orar hoy lo que debí haber orado ayer, hoy no puedo hacer mi lectura bíblica de ayer. No puedo regresar el tiempo ni asistir al culto dominical al que debí asistir. Una vez que el reloj hace su tic-tac, ese segundo se ha ido, no hay forma de recapturarlo. No puedes darme de tu tiempo ni yo prestarte del mío. Si entendemos que el tiempo es un regalo de Dios y que es irrevocable, entonces lo estaremos valorando. ¡Si no le queda tiempo, ¡tampoco le queda vida!

 

Sabemos que el tiempo se esta acabando y que Jesús esta a punto de regresar y Dios dará el fin para esta época. No sabemos cuando es el regreso de Jesús ni sabemos la cantidad de días que Dios nos ha dado sobre la tierra, pero si sabemos que hoy estamos un día mas cerca de Su venida de lo que estábamos ayer. Debemos usar los talentos y dones en el tiempo que recibimos de El para cumplir Su propósito. No es suficiente tener Metas y Dones, debemos de ponerlos a trabajar en el contexto del tiempo.

 

LA BREVEDAD DE LA VIDA: 6Y mis días fueron más veloces que la lanzadera del tejedor, Y fenecieron sin esperanza. JOB 7:6. Yo miraba coser a mi mama en su maquina y veía como la aguja se movilizaba tan rápidamente. No como en los tiempos de Job, sin embargo el pudo ver pasar los segundos de su vida exactamente como la lanzadera del tejedor. 14¿Cómo pueden hablar así, si ni siquiera saben lo que les va a suceder mañana? Su vida es como la niebla: aparece por un poco de tiempo, y luego desaparece. BLS SANTIAGO 4:14. El tiempo es corto pero desde la perspectiva de Dios, tenemos la cantidad de tiempo exacta para hacer lo que El nos ha encomendado. Usted no puede alargar los días pero puede darles calidad y productividad.

 

¿QUE ES UNA PÉRDIDA DE TIEMPO? Es pecado, porque es algo que NO contribuye al cumplimiento del Plan y Propósito de Dios para nosotros. ¿Será que es una perdida de tiempo?  

La recreación y el juego. No necesariamente, Dios quiere que usted se relaje y tenga momentos puros de gozo para que pueda rejuvenecer su cuerpo.

Pasar a solas con Dios, escucharlo y esperar en su presencia. NO, Él se deleita tener comunión con nosotros, además de ser una manera vital para edificar una relación con El y escuchar lo que desea que hagamos.

Orar y hablar de las cosas de Dios. NO. Si esta en un embrollo, en un embotellamiento de tráfico, en una sala de espera, utilice el tiempo para hablar con Dios.

Estudiar o leer.  NO. No lo es si lee y estudia algo valioso que le permitirá desarrollar los dones y talentos del Señor, es bueno estudiar cosas adecuadas por las razones adecuadas.

Ser adicto al trabajo y pasar 18 horas al día, 7 días a la semana, en un empleo, una profesión o un ministerio. Si, eventualmente ese horario lo agotara, además es vivir en desobediencia al mandamiento de Dios. 9Seis días trabajarás, y harás toda tu obra; 10mas el séptimo día es reposo para Jehová tu Dios; no hagas en él obra alguna, tú, ni tu hijo, ni tu hija, ni tu siervo, ni tu criada, ni tu bestia, ni tu extranjero que está dentro de tus puertas. ÉXODO 20:9-10. Trabajar sin parar no es un enfoque equilibrado del tiempo, la energía y la fortaleza de una persona se socavan y debilitan después de un trajín de esta naturaleza y se debilitan las relaciones personales con el Señor, la familia y los amigos.

 

¿QUE MOTIVA EL USO DEL TIEMPO? Las circunstancias externas. Permitir que otros dictaminen el uso de su tiempo. “El me dijo que lo hiciera….”, “Ella me dijo que fuera…”, “El me dijo que asista…”. Esto es cumplir el deseo de otros y no los propósitos de Dios para sus vidas. Motivados por sus deseos. Sienten el deseo de descansar y cuando se dan cuenta han pasado tres horas viendo TV. Algunos los manejan las ansias por el licor, el tabaco, las drogas o la comida. Otros son dominados por el dinero y posesiones materiales. Otros viven buscando satisfacer algo que no se puede lograr con absolutamente nada y pierden su tiempo manipulados por sus propios deseos. Rara vez he conocido a una persona motivada por un profundo deseo de leer la Biblia, orar, asistir a la iglesia o hablar de su fe a otros. Van en dirección opuesta a las disciplinas y acontecimientos piadosos.

 

VALORE LO QUE ES IMPORTANTE: Debe reconocer que muchas cosas en la vida son URGENTES PERO NO IMPORTANTES. Las circunstancias, las exigencias de los demás y sus propios deseos insatisfechos crean una sensación de urgencia, sin embargo casi nunca crea la importancia real de las metas que Dios le dio a usted. El problema que existe es que la mayoría de nosotros nos ocupamos más de nuestras ambiciones y deseos, que de las cosas importantes.  Una vez que caemos en este plan, entonces se nos hace muy fácil menospreciar, o no entender y ver las bendiciones que Dios ha derramado en nuestra vida.

 

CONCLUSION: “Todo lo hizo hermoso en su tiempo; y ha puesto eternidad en el corazón de ellos, sin que alcance el hombre a entender la obra que ha hecho Dios desde el principio hasta el fin.”  ECLESIASTÉS 3:11. ¿De qué bendiciones les hablo?  ¿Qué es lo importante en esta vida? Lo más importante en esta vida para nosotros debe ser Dios, inmediatamente seguido por nuestra familia.  Pero desdichadamente en numerosas ocasiones ambas cosas ocupan un tercer o cuarto lugar en la vida de muchas personas.  Desdichadamente la mayoría del pueblo de Dios escoge satisfacer más los deseos y ambiciones que cumplir con Dios, y con la responsabilidad que Él nos ha entregado. Ordene sus Prioridades, las cosas que son más importantes para usted. Valore su relación con Dios, así pasara tiempo en su presencia. Valore la Palabra de Dios para pasar tiempo leyéndola. Valore los talentos que Dios le ha dado para pasar tiempo desarrollándolos y usándolos sabiamente.