SOMOS MEJOR QUE EL PROMEDIO

 

CITA BÍBLICA: Daniel 6:1-3.

 

INTRODUCCION: Si queremos definir la palabra promedio, la mejor manera de expresarlo es: “Es lo mejor de lo peor y lo peor de lo mejor”.  Alguien puede preguntar ¿Qué tiene de mal el promedio? Si usted no es cristiano no esta mal ser del promedio, pero si es cristiano, no debe de contentarse hasta que desarrolle el máximo del potencial que Dios le ha dado. Con esto traeremos gloria a Dios y estaremos por encima del promedio. Con esto no estoy diciendo que usted será más inteligente o más lindo y precioso, porque se volvió cristiano evangélico. Sino que es necesario que tomemos en cuenta tres cosas mucho más importantes que son: 1. Su actitud hacia la vida, 2. Su consagración al servicio y 3. Su abundante amor, esto nos pondrá a nosotros por encima de las personas promedio. Nosotros no somos personas ordinarias ni comunes y tenemos que “elevarnos por encima del plano común de la vida”.

 

SU ACTITUD HACIA LA VIDA: Usted necesitara un poco más de “determinación” que la persona promedio. Una persona que llega a ser un grande, es una persona común pero con una extraordinaria determinación en la vida. Cuando todos dicen no, cuando todos, bajan los brazos y se retiran, la persona que es determinada va un poco mas a fondo. Pueda que en este momento usted no sea lo que ha deseado ser o ha soñado, pero una de las llaves para lograr el sueño anhelado es, no abandonar. Un corredor promedio, decide abandonar; pero aquel que es determinado y es un campeón, una estrella, sabe que si puede aguantar un poco más, entonces tendrá su renovación de aire.

 

SU CONSAGRACION AL SERVICIO: Vivimos en un mundo lleno de penas, de confusión y de dolores. Pero Dios demanda una fe extra en El para distinguirnos de la multitud. Esa fe extra que hizo que la mujer del fluyo de sangre hiciera la diferencia. La fe nos ayuda tremendamente a iluminar mejor nuestro camino, nos ayuda a aliviar nuestras cargas, traerá alegría en lugar de pena, traerá paz en medio de las luchas y pruebas, traerá compañerismo en medio de la enemistad.

 

SU ABUNDANTE AMOR: No podemos negar que este mundo también esta lleno de personas solitarias. Necesitan ser amadas. En nuestra sociedad el amor puede significar muchas cosas. Cantamos acerca del amor, leemos acerca del amor, tratamos de encontrarlo; pero realmente somos inseguros de lo que es el amor. El amor tiene manos para ayudar a otros. El amor tiene ojos para ver las heridas del mundo. El amor tiene labios y boca para animar a aquellos que están en desesperación. Hay cosas que nosotros no haríamos ni aunque nos pagaran 1 millón de dólares. Pero el amor de Dios ha hecho en nosotros lo que 1 millón de dólares no puede hacer.

 

DANIEL 6: 1-3.  1Pareció bien a Darío constituir sobre el reino ciento veinte sátrapas, que gobernasen en todo el reino. 2Y sobre ellos tres gobernadores, de los cuales Daniel era uno, a quienes estos sátrapas diesen cuenta, para que el rey no fuese perjudicado. 3Pero Daniel mismo era superior a estos sátrapas y gobernadores, porque había en él un espíritu superior; y el rey pensó en ponerlo sobre todo el reino. Daniel tenía una integridad tal y una convicción de sus principios morales, que Darío y Ciro vieron en él la persona indicada para reorganizar el gobierno. Ellos sabían que sin él, la organización del nuevo gobierno sería un fracaso.

 

Un Hombre Honesto.  "Para que no fuese perjudicado". No era que el rey creyese que su vida estaba en peligro. Entonces, ¿Qué quiere decir, para que no fuese perjudicado? El robo y la extorsión eran comunes en este tipo de civilización. La mayoría de estos hombres eran egoístas y solo pensaban en sí mismos. Y como resultado de esta práctica, estos 120 príncipes, también se guardaban parte de los impuestos que cobraban para el rey. De esta manera ellos también se enriquecían. El dinero que recibían de los súbditos que correspondía al rey, era reducido por los gastos, que según ellos, inquiría el trabajo que hacían. Pero la verdad es, que estos príncipes estaban estafando estos impuestos para vivir en casas lujosas. La responsabilidad de Daniel era ver que estas cuentas y entradas de impuestos fuesen correctas para que la tesorería del rey siempre estuviese repleta. La integridad y lealtad de Daniel causó gran admiración en estos monarcas de cultura egoísta. Por lo tanto, él fue exaltado a una posición de prominencia en el reino de Medo-Persia.

 

"Había un espíritu superior". Daniel no usaba una túnica de religión que uno se pone por conveniencia. El no tenía una apariencia religiosa, sino un espíritu superior. No había hipocresía alguna en él. La religión de Daniel no era una túnica que cubría un interior corrupto y difamado. Se le describe como de un espíritu superior. Se mantuvo firme en sus normas de justicia, pese a las presiones del pecado. Creyó que Dios le daría los medios para escapar. Confió que le daría su favor y le daría sabiduría ofreciéndote alternativas diferentes. En el interior de Daniel había una transformación y un cambio si igual.

 

EZEQUIEL 36: 26-27. 26Os daré corazón nuevo, y pondré espíritu nuevo dentro de vosotros; y quitaré de vuestra carne el corazón de piedra, y os daré un corazón de carne. 27Y pondré dentro de vosotros mi Espíritu, y haré que andéis en mis estatutos, y guardéis mis preceptos, y los pongáis por obra.  En nuestros días hay una marcada religiosidad que no tiene su origen en una verdadera religión. La religión pura es más que pura pretensión y charla. Una religión verdadera sale del corazón y se manifiesta en hechos reales. La religión pura emana del interior hacia afuera. En Ezequiel se presentan aquellas cualidades que el Señor pondrá en aquellas personas que tienen una religión pura.

 

En el Nuevo Pacto. Ya se ha leído que Daniel tenía un espíritu superior. El nuevo pacto no dice que sólo tendremos un nuevo modo de actuar exteriormente y que nos dará un manto de religiosidad. La promesa de Dios dice, que Él nos cambiará desde adentro. Él nos dará un espíritu nuevo. Donde antes reinaba el odio, ahora va a reinar el amor. Donde antes había sólo celos y envidia, ahora habrá un espíritu de sacrificio y generosidad. Donde nacían palabras de críticas, ahora nacerán palabras cariñosas. La esencia básica de todo buen cristiano no nace de afuera, sino del interior. Y lo que ocurre en el interior, es expresado exteriormente. Si la fuente está limpia, entonces las aguas de los ríos serán limpias y puras.

 

¿Cuál es su caso? ¿Está usted viviendo el manto de religiosidad o ha permitido que el Espíritu de Dios haya hecho un milagro en su vida? Lo mismo que se le ofreció a Daniel, se nos ofrece a nosotros ahorra mismo. En Daniel fue hallado un espíritu superior. La razón por la cual fue hallado este espíritu, fue porque su vida interna y externa estaba en completa armonía con la ley de Dios. El era un hombre nuevo interiormente. El mundo de hoy no necesita más gente que profese ser religiosa. Lo que el mundo necesita, son hombres y mujeres cuyos corazones hayan sido cambiados por el Espíritu de Dios. Lo que hoy se necesita, es el poder de la conversión que sólo se encuentra en el Espíritu Santo. Dios le dio este poder a Daniel. Lo mismo que él le dio a Daniel, nos lo ofrece hoy.