CRECIMIENTO ESPIRITUAL

 

CITA BÍBLICA: 2ª. Tesalonicenses 1: 2-3.

 

INTRODUCCION: ¡Que elogio tan grande le ofreció Pablo a los Tesalonicenses!  Pablo nos ofrece una imagen asombrosa del cuerpo de creyentes que estaban creciendo en unidad y amor. La frase griega que Pablo usa en "creciendo en abundancia" significa "crecimiento por encima y mas allá de los demás." La fe y el amor de los Tesalonicenses estaban por encima de otras iglesias y sus vidas daban evidencia de ello. La predicación que ellos escucharon les provocaba a un caminar mas profundo con Cristo. El Espíritu Santo en ellos rompía toda barrera étnica y de color. Descubrieron como abrazarse entre ellos mismos y a cualquier persona, fuera esta rica o pobre, educada o no. Ofrecían gran cariño y cuidado a cada uno en amor. Además, no caían en error fácilmente. No permitían maestros falsos en sus medios que los engañaran con novedades religiosas. Ellos honraban y reverenciaban la palabra de Dios.

 

En ese tiempo, estuvieron bajo intensa persecución. Pero eso no fue obstáculo para que otros cristianos visitaran su extraordinaria iglesia. Ellos iban para ser testigos del gran milagro de una iglesia que se movía en el amor de Cristo. Ahora bien, si Pablo puede elogiar a la iglesia en Tesalónica, creo que me es permitido elogiar a nuestra Iglesia Lluvias de Gracia. Veo y escucho cosas entre el cuerpo de creyentes que me hace creer que estamos creciendo "abundantemente" en el Señor. Todos sabemos que somos una sangre con Cristo. Y es maravilloso experimentar el amor en nuestra iglesia. Algunos visitantes me dicen, "Desde que entré por las puertas, sentí el amor de Cristo saturando el lugar."

 

1. TODO CRISTIANO DEBE ESTAR CRECIENDO ESPIRITUALMENTE: Si esta lleno de la verdad del Espíritu Santo. Si eres regado por el agua y el alimento de la palabra de Dios, debes experimentar un crecimiento continuo en tu vida. La unción en la predicación de la pura palabra de Dios siempre produce crecimiento. Deseando la leche pura de la Palabra, para crecer, como decía Pedro. Pablo describe nuestro crecimiento espiritual como, obra del Espíritu Santo y dice que el Espíritu Santo siempre esta obrando, nos cambia de gloria en gloria, renueva nuestra mente constantemente, pone nuestra carne a muerte y llevando pureza a nuestro ser interior. El obra en nuestro corazón para echar fuera la ira, amargura, resentimiento y todo tipo de maldad. Para producir bondad , ternura y perdón en nosotros hacia los demás. El nos enseña que todo lo que decimos y hacemos debe ser digno del Señor.

A. Por tanto, pruébese cada uno a si mismo: Pablo nos insta en; (1 Corintios 11:28).  También nos habla que nos examinemos a nosotros mismos. La palabra griega "examinar" significa "escrutinio". (Examen y averiguación exacta y diligente que se hace de algo para formar juicio de ello). Pablo esta diciendo, "Pruébate a ti mismo, observa si estas caminando según la palabra de Dios". Debemos preguntarnos constantemente, ¿Será que estoy cambiando? ¿Trato a mi familia y amistades con respecto santo? ¿Es mi conversación mas justa? O, ¿Participo en chistes sucios? ¿Hablo palabras de fe que edifican? No puedes ser cristiano y ser apático acerca de tu crecimiento espiritual, entonces no has permitido que el Espíritu Santo obre en ti. No puedes guardar rencor, resentimientos, raíces de amargura, a pesar de las advertencias de la Palabra de Dios.

B. Áreas de crecimiento abundante o como niños: Es posible que experimentemos "crecimiento abundante o excesivo" en muchas áreas de nuestra vida, y permanecer como niños en otras. Pablo dice, 11Cuando yo era niño, hablaba como niño, pensaba como niño, juzgaba como niño; mas cuando ya fui hombre, dejé lo que era de niño. (1ª. Corintios 13:11). Ya no al mal genio, mal carácter. Ya no es tu comportamiento. Con el poder del Espíritu Santo puedes controlar toda actitud e impulso que no es de Cristo. La falta de crecimiento espiritual no es solamente por algún pecado grande, a menudo, es una falla en su carácter, una debilidad predominante que nunca han confrontado. Quizá piensan que no es algo serio, pero en realidad, es un gran obstáculo a su crecimiento espiritual. La impulsividad, el enojo, las quejas, la falta de perdón, la lujuria o algún mal habito; permiten el estancamiento espiritual en una persona.

2. ALGUNOS CRISTIANOS CRECEN PERO NO LO SABEN: Testifican como el Espíritu Santo ha vencido al enemigo en sus vidas, y nos regocijamos con ellos en su victoria. Sin embargo, hacen la excepción. La mayoría de ellos no se entera del progreso espiritual en sus vidas. Son diligentes, caminan en santidad y temor de Dios. Oran, leen la Biblia y buscan al Señor. Y se han alejado de toda lujuria y malos hábitos. En resumen, la vida de Cristo va en aumento en estos santos, pero no pueden discernir ningún crecimiento en si mismos. No sienten que algo espiritual esta sucediendo en ellos. Es que tú puedes caminar en la justicia de Cristo, mas sin embargo, nunca sentirte, santo. ¡A mi me sucede! Ocasionalmente me reprendo a mi mismo cuando hago o digo algo ofensivo a Cristo. Me pongo a pensar, "He sido Cristiano por años. Cuando voy a aprender". Juzgamos a los demás, mas puros y mas santos que nosotros y no nos damos cuenta del maravilloso cambio que el Espíritu Santo hace en nuestras vidas.

 

A. Los Tesalonicenses estaban asombrados: Pablo los evaluó y elogio. 4 tanto, que nosotros mismos nos gloriamos de vosotros en las iglesias de Dios, por vuestra paciencia y fe en todas vuestras persecuciones y tribulaciones que soportáis. (2ª. Tesalonicenses 1:4). ¡Quizá pensaron! Nosotros, creciendo en extremo, Pablo debe estar bromeando. Quizá el puede ver crecimiento en mi, pero nosotros no. Sin embargo, Pablo sabia que el crecimiento espiritual es algo escondido y secreto. Las Escrituras lo comparan con el crecimiento de las flores y los árboles: 5Yo seré a Israel como rocío; él florecerá como lirio, y extenderá sus raíces como el Líbano. 6 Se extenderán sus ramas, y será su gloria como la del olivo, y perfumará como el Líbano. (Óseas 14:5-6). Dios nos esta diciendo, "Mira los lirios, los cedros. Trata de verlos crecer, estar allí todo el día, que al finalizar el día no podrás percibir crecimiento alguno. Pero puedes estar seguro de esto: Con el rocío que envío todas las mañanas, yo riego los lirios y van a crecer”. Sin embargo, ese crecimiento no se puede percibir con el ojo humano, crece en secreto. Lo mismo sucede con la mayoría de los creyentes.

 

B. Creciendo en medio de la tentación: Algunos testifican: "En el momento que vine a Jesús, el Señor se llevo la tentación, soy libre desde ese entonces".  Pero para una multitud de cristianos, la historia es diferente. Años después de su conversión, siguen luchando contra la tentación. Llevan culpabilidad y reproche a su vida y esa lujuria no los deja. Y si fuera descubierto, los arruinara. Su alma gime, ¿Cuánto tiempo, Señor? Satanás les dice: "Nunca vencerás”, el es un mentiroso. Anímate, tengo buenas nuevas para ti. Estas creciendo en medio de tu lucha! Cada vez que se levanta la oposición, la gracia de Dios aumenta en nosotros y crecemos en el conocimiento del Espíritu Santo. 3No quebrará la caña cascada, ni apagará el pábilo que humeare; por medio de la verdad traerá justicia. (Isaías 42:3). "Dondequiera que Yo vea aunque sea una pequeña chispa, no la apagare. En efecto, continuare ventilándola hasta que coja fuego y se convierta nuevamente en una llama".

 

C. Tengo 10 años y no siento que he crecido espiritualmente: Dios promete, 3Porque yo derramaré aguas sobre el sequedal, y ríos sobre la tierra árida; mi Espíritu derramaré sobre tu generación, y mi bendición sobre tus renuevos. (Isaías 44:3). Somos árboles plantados junto a corrientes de agua y donde El envía su rocío y su lluvia sobre nosotros y con ello vendrán todos los nutrientes necesarios para producir vida abundante. Una pequeña prueba para saber si el crecimiento espiritual esta tomando lugar en ti, ¡pregúntate! ¿Tengo sed de Dios? ¿Quiero más de Jesús y Su santidad? Si la respuesta es SI, puedes estar seguro que estas creciendo. ¿Quieres saber por que? El promete derramar el rocío y Su agua viviente sobre todo aquel que tiene sed de El: 6Bienaventurados los que tienen hambre y sed de justicia, porque ellos serán saciados. (Mateo 5:6). Dios juzga tu crecimiento espiritual por tu hambre y sed de El. Si eres sincero acerca de tu caminar con Cristo, y estas disponible a su dirección y corrección, no te desanimes. El verdadero crecimiento espiritual esta tomando lugar dentro de ti; lo percibas o no.

 

CONCLUSION: ¿Quieres crecer espiritualmente? Si es así, pídele al Espíritu Santo que brille su luz en ti. “Por favor ayúdame a entender por fe que estas obrando en mi, haciéndome crecer espiritualmente". Dios quiere que sepas ahora mismo, que en medio de tu tormenta, El esta a tu lado, esta regando tu espíritu, alimentando tu alma, echando raíces fuertes en ti. Así, que deja que los vientos de la lucha soplen fuerte. Tu Padre te esta preparando para una gran cosecha.