UNA MAGNITUD DE FE DISTINTA

CITA BIBLICA: 2ª. CORINTIOS 4:13. 13Pero teniendo el mismo espíritu de fe, conforme a lo que está escrito: Creí, por lo cual hablé, nosotros también creemos, por lo cual también hablamos,

 

Pastores: Dr. Edwin y Mary Olavarrueth.

 

-MARY- INTRODUCCION. Este es un día para caminar en una dimensión de Fe diferente a lo que lo hemos estado haciendo, es tiempo de caminar en las grandes promesas de Dios para recibir las tremendas cosas que El nos ha prometido. Por lo regular nos movemos en un MUNDO NATURAL, sin estar conscientes del MUNDO ESPIRITUAL, donde también operan ciertos principios y leyes. Lo más rápido en el mundo natural, es la LUZ; viaja a 300 mil Km. x seg. Pero en el mundo espiritual, nos movemos con “PENSAMIENTOS”. Con los pensamientos podemos hacer cosas muy rápido, pero vivimos en un mundo físico, que camina muy lento. En el mundo espiritual, usted puede ver su victoria, ver todo hecho, pero para verlo en el mundo natural, tendrá que poner mucha defensa en su espíritu, porque en el mundo espiritual, usted se mueve rápido. EL PUNTO ES que lo natural, sea doblegado a lo espiritual. Esto es LA BATALLA DE LA FE ¿por qué? Usted ya ganó su batalla, cuando Ud. determina creerle a Dios  y recibió como una convicción en su espíritu, lo demás es solo un trámite, ya está hecho.

 

-EDWIN- 2ª. CORINTIOS 4:13. 13Pero teniendo el mismo espíritu de fe, conforme a lo que está escrito: Creí, por lo cual hablé, nosotros también creemos, por lo cual también hablamos, Jesús le habló a la higuera y le dijo: Nunca más nazca fruto de ti… ¡Sécate! Algo que para Jesús ya estaba seca, sin embargo, Pedro necesito de 24 hrs. hasta ver la higuera seca y recién creer, por eso Pablo dice que el evangelio significa; Creí, por lo cual hablé. POR LA FE, usted lo cree y lo confiesa. Lo visualiza, pero para concretarlo y llevarlo a cabo en el mundo natural, es diferente, por la lentitud con la que se mueven las cosas en el mundo natural, Cuando CREES y lo CONFIESAS, es cuando se hace real. Cuando usted cree y recibe la palabra del Señor, ya se lo dio, aunque pase un tiempo, siga creyendo en Dios, porque todo se va a doblegar a esa palabra de Fe, anímese y persevere, el mundo natural se mueve muy lento.

 

-MARY- LUCAS 22:31-32. 31…Satanás os ha pedido para zarandearos como a trigo. 32 pero yo he rogado por ti, que tu fe no falte. Zarandear = Desafiar. Cuando usted determina creerle a Dios, usted será desafiado por toda la crueldad de las tinieblas, usted se pone en la línea de batalla. O sea si se levanta para decir que usted tiene un gran Dios, un Dios todo poderoso, que lo que usted tiene es mejor que lo que tiene la gente de la calle. Si usted se va a levantar para decir que usted camina por la Palabra Rema que tiene y que es mejor que todo, usted será DESAFIADO y será PROBADO, por causa de esa palabra, Jesús dijo: Yo les di mi palabra y el mundo los aborreció. ¿Confesar la palabra? La palabra confesión, significa decir lo mismo que Dios dice frente a una circunstancia determinada. Es alinear nuestra palabra con la palabra de Dios, por ej.: Ud. declara sano a alguien, porque la palabra de Dios dice; que por su llaga nosotros fuimos sanados, entonces usted declara la palabra y alinear su palabra con la palabra de Dios, ¡declara lo mismo! Confesar lo mismo. Las circunstancias van a cambiar a favor de aquel que declara la palabra de Fe, eso es Fe.


-EDWIN- MATEO 17:20. 20Jesús les dijo: Por vuestra poca fe; porque de cierto os digo, que si tuviereis fe como un grano de mostaza, diréis a este monte: Pásate de aquí allá, y se pasará; y nada os será imposible. Los discípulos decían a Jesús; Señor, auméntanos la Fe, El no les enseñó nada raro, nada místico, simplemente “les enseñó a hablar Fe”. LA FE TIENE QUE VER CON LO QUE HABLAS. Jesús dijo: Si tuvieres Fe, como un grano de mostaza le diríais al monte que se corra y te obedecería, ¿hablar al monte? Yo sé que no es racional hablar al monte, no es racional hablarle a una higuera, la palabra dice que: Jesús, le dijo al mar, calla, enmudece. Pasaría por loco, pero la Fe, le habla al mar, a los problemas, a las circunstancias. Pablo dice: Creí, por lo cual hablé, entonces todo tiene que ver con hablar Fe. Cuando usted quiera conocer la salud espiritual de alguien, solo déjelo hablar, en 5 minutos usted sabrá si es una persona de Fe, Incrédulo, o que tiene en su corazón. La FE y la INCREDULIDAD están construidas de palabras, cuando usted es incrédulo, usted habla incredulidad, cuando usted tiene Fe, usted habla Fe, Jesús enseñó a sus discípulos a hablar Fe, reprendió los vientos y al mar, y dijo: Calla, enmudece, esto es hablar Fe y es lo más potente que existe.

 

-MARY- HEBREOS 3:19. 19y vemos que no pudieron entrar a causa de su incredulidad. La incredulidad es fruto del mal corazón y nos aparta de Dios. No es que no entraran por ser viejos, Ese pecado no era adulterio y la Escritura llama los israelitas una generación adultera. No era su desenfrenado divorcio. Jesús dijo que Moisés concedió divorcios a esa generación porque ellos eran muy duros de corazón. No era ira, celos, pereza o acusaciones. Ni siquiera fue su idolatría secreta. Todos esos pecados eran el resultado de la incredulidad. JUAN 20:25 25Le dijeron, pues, los otros discípulos: Al Señor hemos visto. El les dijo: Si no viere en sus manos la señal de los clavos, y metiere mi dedo en el lugar de los clavos, y metiere mi mano en su costado, no creeré. Jesús no fue duro con Tomas a pesar de sus dudas. Cuando la Duda se convierte en Terquedad y esta se vuelve Crónica,  LA DUDA DAÑA LA FE. Por eso es que Dios, sacó a Tomas rápido de la Biblia. ¿Conoce algún libro de la Biblia que se llame según Tomas? ¿Epístola de Tomas? NO EXISTE. Tomas estuvo cuando Jesús caminó sobre las aguas, asombroso, un momento lleno de Gloria y no ver nada por su mala actitud. Tomas vio cuando multiplicó los panes y los peces y sobraron doce cestas llenas, estaba allí cuando Jesús levantó a un muerto de cuatro días; por su incredulidad y mala actitud, quedo fuera del escenario de la gente de Fe.

 

-EDWIN- HEBREOS 11:27. 27Por la fe dejó a Egipto, no temiendo la ira del rey; porque se sostuvo como viendo al Invisible. La fe nos permite ver más allá del sistema de valores del mundo, para ver los valores eternos del reino de Dios. Moisés vio a Dios en la Zarza, tuvo la visión del Dios eterno y con esto aprendió a continuar viendo a Dios en otras circunstancias. Detrás de cada plaga veía a Dios, detrás de un ejército persiguiéndole veía a Dios, y Dios le sostenía con la visión de su presencia. El problema de muchos es que no son capaces de ver a Dios detrás de las circunstancias. No ven a Dios detrás de una enfermedad, de un problema económico, o de alguna desgracia. No ven a Dios tratando con ellos, no ven que Dios quiere obrar en sus vidas a través de la adversidad. No ven que Dios quiere manifestar su gloria. ¡Céntrese en Dios! No de la importancia que usted le da a las cosas, dele importancia a los valores eternos. ¡Céntrese en Dios! ¡Piense en él! ¡Medite en su palabra! ¡Habla la palabra!, no deje que nada le distraiga de la palabra. 1ª. PEDRO 5:7. 7echando toda vuestra ansiedad sobre él, porque él tiene cuidado de vosotros. No le asignes valor al problema, asígnale valor a la Palabra de Dios.

 

-MARY- APOCALIPSIS 21:7. 7El que venciere heredará todas las cosas, y yo seré su Dios, y él será mi hijo. Dios promete grandes cosas para todos los que vencen, por eso Dios quiere motivarte para que seas un vencedor. Vencer es honrar a Dios y Dios no llama gente perfecta sino Dios nos ha hecho para vencer en Santidad, Vida Cristiana, vencer al Orgullo, vencer en el Trabajo vencedores que sepan servirle” y en Todo. Hay gente que se pasa meses destruyéndose a sí mismo por una situación que no es tan grave. Si usted dice: sé, que tengo que enfrentar algo que viene, voy a tener una crisis, o me va a pasar esto, o me van a echar del trabajo, etc. Ese es exactamente el momento que lo destruye a usted. Su pensamiento en lo Espiritual está elaborando lo que pronto será manifestado en lo natural. ¡Q’ es eso! A lo mejor nunca le echen del trabajo, nunca le pasa nada, nunca llegue a ocurrir lo que le ha desgastado. No fuimos creados para perder, no es nuestro hábitat, nosotros fuimos creados para ganar. Fuimos creados para recibir las bendiciones que Dios ha prometido; comer del árbol de la vida.  escapar del lago de fuego,  ser una columna en el templo espiritual del Señor, sentarme con Cristo en su trono.

 

HAZ CLICK PARA DESCARGAR