DIOS TE CORRIGE POR TU CONCIENCIA

CITA BÍBLICA: SALMOS 16:7. 7 Bendeciré a Jehová que me aconseja; Aun en las noches me enseña mi conciencia.

 

INTRODUCCIÓN: Dios, de su misma naturaleza, ha puesto la Conciencia en nosotros. Aunque no conozcamos la ley de Dios, tenemos conocimiento moral sobre lo que está bien y lo que está mal. Desde pequeños, aprendemos a tapar y a esconder cosas que hacemos. ¿Quién no pasó por la experiencia de querer hacer un fuego cuando era chiquitito? ¿Quién te enseñó que estaba mal? Había algo dentro que te decía: “Está mal”. Las cosas que hacemos mal, las hacemos a escondidas. ¿Imagínese un marido diciéndole a su esposa: ¿Hola querida, acabo de venir de acostarme con otra? ¡NO lo hace! ¿Por qué le miente y por qué le esconde? ¡Porque tiene una conciencia que le dice que lo que ha hecho está mal!

LA CONCIENCIA ES UN ESTADO DE LUCIDEZ DEL ALMA: Dentro de nuestra alma tenemos una función del cerebro que se llama memoria. Dentro de la memoria está el consciente, el subconsciente y el inconsciente. El consciente percibe la realidad y que puedes describir sin esfuerzo, pero a medida que va pasando el tiempo va pasando del consciente, al subconsciente y al final acaba en tu inconsciente. La conciencia, tiene que ver con ese grado de lucidez inmediata que uno tiene para tomar decisiones. LA CONCIENCIA nos corrige, reprende e instruye da testimonio a favor o en contra. Imagínense la conciencia dentro de ustedes diciendo: “¡No lo hagas, no lo hagas!” Y ustedes diciendo: “Sí, lo voy a hacer y creo que lo voy a tapar” ROMANOS 2:16. 16 en el día en que Dios juzgará por Jesucristo los secretos de los hombres, conforme a mi evangelio. ¡Tu propia conciencia se levantará contra ti en el día del juicio! Dios preguntará a tu conciencia: “¿Tú le advertiste que eso estaba mal?” Claro, le prendí un semáforo en rojo en su interior, pero no me quiso hacer caso…”

 

LA CONCIENCIA ES COMO LA CAJA NEGRA DE LOS AVIONES: Registra la actividad de los instrumentos y las conversaciones de los tripulantes no puede ser violada. El diablo puede hacer muchas cosas con nosotros, pero lo que no puede hacer es cambiar nuestra conciencia. Podemos acallar la conciencia, podemos taparla, gritarle, cauterizarla, pero ella estará amordazada y te va a seguir indicando lo que está bien y lo que está mal. Dios quiere que guardemos nuestra Conciencia, la cuidemos y que le hagamos caso. La conciencia no la puso Satanás, la puso Dios. Aun en las noches me enseña mi conciencia.

 

HECHOS 24:16: 16 Y por esto procuro tener siempre una conciencia sin ofensa ante Dios y ante los hombres. Pablo dice una conciencia limpia, no una conciencia cauterizada, amputada delante de Dios. Eso quiere decir que nosotros podemos hacer que nuestra conciencia también sea limpia teniendo relación estrecha con Dios. Si Ud. quiere agradar a Dios, lo que debe hacer es guardar su conciencia, ella le guiara hacer la voluntad de Dios. La Palabra de Dios también es como la conciencia. Algunos le hacen caso y otros no. Algunos tratan de acallar y tapar la voz de la Palabra de Dios que trabaja como nuestra conciencia tratando de indicarnos cuál es el camino, cuál es la voluntad de Dios. El Apóstol Pablo procuraba tener una conciencia sin mancha delante de Dios, una conciencia no contaminada.

 

NUESTRA CONCIENCIA PUEDE SER CONTAMINADA: TITO 1:15-16. 15 Todas las cosas son puras para los puros, mas para los corrompidos e incrédulos nada les es puro; pues hasta su mente y su conciencia están corrompidas. 16 Profesan conocer a Dios, pero con los hechos lo niegan… Aquí hay 2 cosas LA PUREZA O LA CORRUPCIÓN son actitudes determinantes que definen como se vean las cosas. Cuando una persona esta corrompida, aunque diga que conoce a Dios, su comportamiento delatara la corrupción que hay en su corazón. Cuando uno comienza a hacer cosas que a Dios no le gusta, su conciencia se debilita y luego de debilitarse, se contamina se corrompe CONTAMINADO es algo sucio, manchado, corrompido, algo que no sirve, no es digno de confianza. Dios nos quiere con cierto GRADO DE LUCIDEZ, que tengamos una capacidad inmediata y ágil de tomar decisiones y que estas sean buenas y correctas. Además Dios ha puesto algo precioso en nosotros que es EL LIBRE ALBEDRÍO para que tomemos decisiones por nuestra propia cuenta. Dios podría doblegarte y hacerte saltar como una rana, pero El no lo hace porque te ha  hecho  libre.  PROVERBIOS   25:28.  NBLH. 28Como ciudad invadida y sin murallas Es el hombre que no domina su espíritu. Cuando Dios pone Su Espíritu sobre nosotros, El pone un espíritu de amor, poder y dominio propio. Dominio propio significa control de tu vida. Dios quiere que tu tengas control de tus  decisiones, acciones, emociones, pensamientos y razonamientos- porque de ese modo valgo mucho. CUANDO NO TIENES DOMINIO Y CONTROL DE TU VIDA, algún PODER ESPIRITUAL DE MALDAD vendrá a ejercer autoridad sobre tu mente, tus emociones para dominarte, ELLOS NO TIENEN CUERPO, pero necesitan un cuerpo para expresarse en el mundo visible, en el mundo material. Así actúa el diablo, busca ese momento de falta de lucidez, para entrar en tu vida. Un esposo está lúcido y le dice a la mujer que la quiere y la ama y le pide perdón por haberse emborrachado. Si se emborracha nuevamente, la golpea de nuevo, PIERDE SU estado de lucidez, pierde su dominio propio, entrega su libre albedrío y algún poder inmundo obra violentamente sobre su vida.

 

¡DIOS TE HIZO PARA QUE ESTUVIERAS CON LAS PILAS PUESTAS SIEMPRE! ¿Quién manda en tu vida? El espíritu que Dios pone sobre tu vida es un espíritu de amor, de poder y de dominio propio, para que tomes las mejores decisiones delante de Dios. Dios quiere darte una conciencia limpia hoy, una conciencia no contaminada. Hay un método de meditación que es buenísimo y es venir delante de Dios, el apóstol Pablo decía: FILIPENSES 4:6-7.6 No se preocupen por nada, más bien pídanle al Señor lo que necesiten y agradézcanle siempre. 7 Verán que Dios les dará su paz, una paz tan grande que va más allá de lo que podemos entender. La paz de Dios controlará todos sus pensamientos y sentimientos porque están unidos a Cristo Jesús. Ese tipo de meditación es muy buena porque tu no estás entregando tu libre albedrío sino que vas delante de Dios y le presentas tus preocupaciones, tus problemas, no meditas en que eres un punto, ni una mariposa, ni un perro ni un gato, sino que meditas en su palabra.

HAZ CLICK PARA DESCARGAR