TU HOGAR UNA BENDICION DETERMINADA

Tu vida cobra valor y sentido cuando decides ser aquello que Dios pensó para ti

 

CITA BIBLICA: Gálatas 3:29.  29Y si vosotros sois de Cristo, ciertamente linaje de Abraham sois, y herederos según la promesa.

INTRODUCCION: Dios nunca bendice a nadie que no sirva para bendecir a otros. ¿Sabes porque? Él no te va bendecir para que esa bendición se pierda y no la impartas. Es más, la bendición no funciona si no bendice a otros. Mira tu vida, que la bendición que Dios ha puesto dentro de ti, en tu casa no se eche a perder. Tú hogar ha sido llamado para ser bendecido y para ser bendición, y para que Dios haga de tu hogar, una nación grande. ¡Así es el Señor!

 

DIOS TOMA PERSONAS QUE NO TIENEN HISTORIA, que no tienen méritos ni antecedentes y los transforma en una bendición. Escogió a Moisés, un tartamudo para hablar con faraón y cuando este comenzó a excusarse de que era tartamudo para hacer semejante obra, Dios le afirmó que Él le dio la boca por lo tanto iría ante faraón a hablarle. Cuando Dios pone su palabra en tu corazón, pone bendición, tú debes compartirla. La palabra de Dios tiene poder suficiente para producir todo lo que Él dice. Cuando Dios dijo: “Sea la luz”, no sólo lo dijo sino que… hizo surgir la luz.

 

PUEDE HABER: espíritu de impotencia, de tristeza, de amargura, que no has podido superar por años y has hecho esfuerzos para no sentirte así y para salir de eso. La palabra de Dios tiene poder para arrancar de raíz toda tristeza, toda amargura, inseguridad e impotencia. Hoy Dios te está hablando y sucederá que bendición entrará a tu vida, Jesús dijo: de nuestro interior brotarían ríos de agua viva. Tus aguas tienen que fluir, no pueden estar estancadas, tienen que fluir hacia otros.

 

A DIOS NO LE SIRVES BENDECIDO SINO COMO BENDICIÓN: He visto cómo gente se jacta de la bendición que tiene y me pregunto si con tanta bendición, serán de bendición para los demás. Dios, que ama al hombre, ama tu hogar y está dispuesto a bendecirlo. ¡El Señor lo va a hacer hoy ustedes! Te puedo hablar de Moisés, de Josué, de David y de tantos otros siervos de Dios de la Biblia que no tenían un gran currículum pero fueron bendecidos y de bendición para su pueblo.

 

Jueces 6:1-4.  1Los hijos de Israel hicieron lo malo ante los ojos de Jehová; y Jehová los entregó en mano de Madián por siete años. 2Y la mano de Madián prevaleció contra Israel. Y los hijos de Israel, por causa de los madianitas, se hicieron cuevas en los montes, y cavernas, y lugares fortificados. 3Pues sucedía que cuando Israel había sembrado, subían los madianitas y amalecitas y los hijos del oriente contra ellos; subían y los atacaban. 4Y acampando contra ellos destruían los frutos de la tierra, hasta llegar a Gaza; y no dejaban qué comer en Israel, ni ovejas, ni bueyes, ni asnos”. Cuando no hay bendición en tu casa, se te rompe alguna cosa, cuando por fin lo arreglas se rompe otra cosa que también arreglas, pero después cae un hijo enfermo, cuando se sana, tu marido te deja y se va. Cuando no hay bendición de Dios todo se destruye, pero cuando cuentas con su bendición, todas las cosas ayudan a bien. No hay nada malo que venga contra ti, que Dios no pueda usar para bien en tu vida.

 

EL PUEBLO DE ISRAEL SE HABIA ALEJADO DE DIOS y edificaron altares a dioses extraños de distintas naciones. Y en Aflicción clamaron a Jehová, ya que habían caído en ese engaño, cuando Dios les había ordenado: “A tu Dios amarás y a Él solo servirás”. ¡El Señor es el Dios de tu vida! No puedes tener otros dioses de acuerdo a tus necesidades. Dios Es Dios de tu economía, de tu matrimonio, tu familia, de tu ciudad, etc. ¡Él creó todas las cosas!  Así fue que el Señor levantó a Gedeón que libraría al pueblo de las manos de los madianitas. Jueces 6:14.14Entonces el Señor lo miró y le dijo: Ve tú con la fuerza que tienes y rescata a Israel de los madianitas. ¡Yo soy quien te envía! aquí está la clave.

 

No te elige por tu linda cara, porque no sirves, no tienes dinero, no conoces gente importante y porque no tienes fuerzas y no sabes cómo hacer pero aquí la clave está en la frase: ¡Yo soy quien te envía! Eso hizo con Moisés; él le dijo a Dios: “yo no sirvo para esto”. “Yo te he escogido a ti”. Lo que importa no es Lo que sabes sino lo que Dios sabe; no se trata si puedes hacerlo porque lo importante es que Dios puede. En tu hogar tienen que haber corazones dispuestos para hacer lo que Dios quiere de ustedes; Él tiene los recursos que se necesitan para hacer de ustedes lo que quiere que sean. Dios no ve lo que ve el hombre. Gedeón era muy temeroso y cobarde. Tal vez tú no puedes, pero lo que importa es que Dios puede. El Señor no escoge tu casa porque son buenos o porque oran mucho; Dios los escoge porque Él es Dios y puede hacer con tu casa lo que nadie se imagina.

 

Génesis 12:2. 2Y haré de ti una nación grande, y te bendeciré, y engrandeceré tu nombre, y serás bendición. La parte que más me ha tocado es: “serás bendición”. Que bendición es Abraham hasta el día de hoy, el legado que ha dejado a su descendencia; veo lo que dice el apóstol Pablo en Gálatas 3.29. 29Y si vosotros sois de Cristo, ciertamente linaje de Abraham sois, y herederos según la promesa. Son mías las promesas. Señala la Biblia que la promesa de Dios a Abraham no fue para sus simientes sino para una sola  persona que fue el más importante, Jesucristo. La bendición reposó sobre Jesús. ¡Tú eres linaje de Abraham! ¡Tú eres de Cristo!  Por lo tanto… ¡eres una bendición!

 

SI TÚ NO DAS LO QUE YA TIENES, DIOS NO ENVIARÁ MÁS BENDICIÓN SOBRE TI: Tienes que dar de lo que tienes; no importa si es poco, tú dalo y el Señor te dará más a ti. Tienes que creer que Dios te ha transformado en una bendición. ¡Dios puede! ¡No mires tu condición! Sólo oye la palabra de Dios. Tu existencia no puede ser sin sentido e infructuosa. Tiene que producir las grandezas de Dios… Él tiene poder para que te muevas en su poder. ¡El Señor cuenta con los recursos que necesitas para ser quien Él quiere que seas!

HAZ CLICK PARA DESCARGAR