EL ALTAR FAMILIAR SE TRADUCE EN HOGARES FRUCTIFEROS

CITA BIBLICA: GÉNESIS 12:7, 12:8, 13:4, 13:18

 

INTRODUCCIÓN: Lo que vamos a ver hoy puede transformar tu hogar, trayendo gozo, paz y bienestar al corazón de tu familia. La práctica del altar familiar. No es que Ud. tenga que salir a buscar piedras para construir un altar en la sala y un becerro para sacrificarlo. No se refiere a un altar físico que se construye en la casa. No, se refiere a la reunión familiar, de preferencia diaria, donde practicamos la presencia de Dios, donde pasamos tiempo con la palabra de Dios y en la oración, como familia. Vamos a ver que logramos con la celebración del altar familiar y luego hablar de algunas pautas para que sea de bendición y no una obligación.

 

EL ALTAR FAMILIAR REFLEJA EL COMPROMISO FAMILIAR CON EL SEÑOR: En el pasaje que leímos notamos que en cada lugar que Abraham levantó un altar para el Señor, un altar físico, era el lugar y forma de adoración durante los tiempos de Abraham. Lo importante del caso es la razón por la que Abraham lo hizo. ¿Por qué edificó un altar en cada lugar que vivió? Ese altar servía como una señal visible de que Abraham y su familia estaban comprometidos con el Señor.

COMPAREMOS A ABRAHAM Y LOT: El campamento de Abraham era un lugar de adoración. La casa de Lot, en cambio, era un lugar de concesión. Lot concedió su autoridad como hombre a la cultura mundana y perversa de Sodoma. ¿Cuál fue el resultado? ¡Lo perdió todo! ¿Qué separa tu familia de las familias que te rodean? ¿Qué señal hay de que ustedes son diferentes? Dios no quiere que en tu casa pongas imágenes ni poner un letrero “Este hogar es cristiano”, para reflejar Su presencia, pues él es espíritu. La mejor forma de reflejar el compromiso familiar con Dios es pasar tiempo con El, juntos todos los días. Esto producirá un cambio espiritual en la familia, porque lo más valioso que tenemos es nuestro tiempo. Cuando le damos de nuestro tiempo al Señor, Él se manifiesta entre nosotros. Además…

 

EL ALTAR FAMILIAR EDUCA A LOS NIÑOS EN LOS CAMINOS DEL SEÑOR: Lo más importante que puedes hacer para tus niños es enseñarles acerca de Dios. Se cuenta la historia de una cena en la iglesia. Una de las hermanas puso un letrero junto al plato de fruta que decía: Tome sólo una pieza de fruta; Dios está mirando. Más adelante había un plato de galletas, y uno de los niños había puesto otro letrero. Este decía: Toma todas las galletas que quieras; Dios está mirando la fruta. ¡Chistoso, claro! ese niño no entendía que Dios está en todas partes y lo ve todo. Dios quiere que todo niño aprenda acerca de El dentro de su hogar.

 

Deuteronomio 4:9. 9Por tanto, guárdate, y guarda tu alma con diligencia, para que no te olvides de las cosas que tus ojos han visto, ni se aparten de tu corazón todos los días de tu vida; antes bien, las enseñarás a tus hijos, y a los hijos de tus hijos. ¿Qué pensaríamos si viéramos a un hombre bien vestido y bien nutrido, acompañado por niños desnutridos, pálidos y vestidos de trapos? Concluiríamos que es un mal padre, porque no ha sabido compartir sus bendiciones materiales con sus hijos. Aquí Moisés nos enseña a no guardar las bendiciones espirituales que hemos recibido. Tenemos que compartirlos con nuestros hijos y enseñarles lo que hemos conocido de Dios. La vida del hogar cristiano tiene que estar saturada de la presencia de Dios. El resultado de esto es que habrá bendición.

 

El mejor legado que puedes dejar a tus hijos no es una cuenta bancaria, una póliza de seguro de vida o siquiera una buena educación. El mejor legado que puedes dejar es un legado de fe, enseñándoles a amar y temer a Dios. Salmo 34:11. 11Vengan hijos míos, escúchenme y les enseñaré cómo adorar al Señor. Quítate de la cabeza la idea de que pierdes el tiempo cuando les enseñas a tus hijos, que no pueden comprender; más bien, adapta la verdad a sus necesidades.

 

COMO FAMILIA NO PODEMOS “ADORAR A DIOS DISTANCIADOS”: Provoca una crisis espiritual y se estarán creando ruinas en la familia. Saúl comenzó adorar a Dios distanciado, desobedeciendo las órdenes de Dios. 1ª. Samuel 15:11. 11Me pesa haber puesto por rey a Saúl, porque se ha vuelto de en pos de mí, y no ha cumplido mis palabras.

 

ADORAMOS DISTANCIADO: cuando 1. Queremos regirnos a nosotros mismos, 2. Cuando no estamos en comunión y 3. Cuando fingimos ser creyente o seguidores de Cristo. 1ª. Juan 1:6. 6Si decimos que tenemos comunión con él, y andamos en tinieblas, mentimos, y no practicamos la verdad. Esto es uno de los males más grande creando en nosotros grandes ruinas… ruinas de soledad, abandono. Fingir delante del hombre te lleva a tener doble personalidad. ¿Cómo esta nuestro altar, como esta nuestro lugar de adoración?

 

ES NECESARIO QUE VOLVAMOS A RESTAURAR NUESTRO ALTAR: ¿Qué significa? Es volver una persona a su antigua condición de realizar ofrendas y adoración a Dios. ¿Cómo? reconociendo nuestras faltas. La figura más importante en la restauración lo es usted, Dios no lo sacara de un lugar que usted no quiere salir. El segundo paso para la restauración es el quebrantamiento. Quebrantar es quitar, deshacerse de algo, romper algo. El mejor ejemplo lo encontramos en Cristo. Fue quebrantado en su espíritu, en su cuerpo. Su restauración la vemos cuando El  mismo dijo María: 5¿Por qué buscáis entre los muertos al que vive? 6No está aquí, sino que ha resucitado.

 

Si tú como padre o como madre estás entregado al Señor, debes de servir como canal para que su bendición fluya a tus hijos también. Por medio del ejemplo que les das, lo que les enseñas y las respuestas que ellos mismos ven a sus oraciones, tus hijos pueden acercarse más a ese día en que tomarán, por su propia cuenta, la decisión de aceptar a Cristo, y pueden ser fortalecidos en su fe.

HAZ CLICK PARA DESCARGAR