AFILANDO TÚ HACHA

 

CITA BIBLICA: ECLESIASTES 10:10. 10Si se embotare el hierro, y su filo no fuere amolado, hay que añadir entonces más fuerza; pero la sabiduría es provechosa para dirigir. (BAD) Si el hacha pierde su filo, y no se vuelve a afilar, hay que golpear con más fuerza. El éxito radica en la acción sabia y bien ejecutada.

INTRODUCCION: Sabemos que un leñador no tendrá la misma respuesta en su segundo día de trabajo. Si no se a sentado a descansar y si no se ha tomado tiempo para afilar su hacha.

 

A MUCHOS NOS SUCEDE LO MISMO: Cuando hablamos de afilar el hacha, trata de nuestras HABILIDADES Y DESTREZAS, las cuales deben mantenerse al dia. Recuerde que las destrezas y habilidades que usamos ayer, quizá no sean suficientes para mañana. Si se embotare el hierro, El hacha pierde su filo ¿Qué tan afiladas están hoy nuestras hachas? Si se pierde el filo hay que añadir más fuerza; nuestras hachas pueden quedarse sin filo, es decir, Dones, Talentos, Habilidades pueden perder eficacia.

 

Pablo exhorto Timoteo en 1ª. TIMOTEO 4:14. “No descuides el don que hay en ti…”. Debemos concientizarnos y pensar: cómo va nuestro DESEMPEÑO, Espiritual, Familiar, Laboral y Ministerial. Si nos damos cuenta la vida integra nos exige RESULTADOS DE PRODUCTIVIDAD. En lo espiritual, dar los frutos de una vida en Cristo (Jn 15:16); en lo familiar, una familia funcional (Ef. 5:21-6:4); en lo laboral, cumplir con los estándares de su trabajo () y lo ministerial exige los resultados del Reino (Mt 12:43).


 Y su filo no fuere amolado, si no se afila.  A todos nos ha pasado que vemos que después de buenos tiempos, en estas áreas empezamos a notar un descenso en los niveles de resultados. Seguro el hacha ha perdido filo. ¿Como sabemos que nuestros talentos, dones y habilidades necesitan ser afilados? Requieres emplear mas fuerzas y tienes menos resultado.
 

Estamos hablando que sin filo, tendrás que usar tus energías de vida, y que a pesar de ese esfuerzo, seguirás teniendo menos resultados. HAGEO 1:6. 6 Sembráis mucho, y recogéis poco; coméis, y no os saciáis; bebéis, y no quedáis satisfechos; os vestís, y no os calentáis; y el que trabaja a jornal recibe su jornal en saco roto. A muchos les ha pasado esto, invierten más tiempo, más empeño, más dedicación, en aquello que antes le daba mayor resultado.


En toda labor para ser productivo uno debe estar constantemente AFILANDO EL HACHA. Es decir constantemente actualizándose y haciendo lo mejor de una manera inteligente para lograr tener la productividad cada día. Hoy estamos envueltos en una crisis a nivel mundial, crisis que está trayendo reflexión a nuestras vidas. “Si tengo 8 horas para derribar un árbol, voy a utilizar 6 horas para afilar el hacha”.  Abraham Lincoln


CONCLUSION: Es mejor detenerse por un instante y meditar en un buen método para lograr mejores objetivos en la vida. Haciendo esto, nos evitaremos un mal día, un mal resultado, y por sobre todo nos evitaremos frustraciones innecesarias.

HAZ CLICK PARA DESCARGAR