SER AGRADECIDO TODO EL TIEMPO

CITA BIBLICA: 1ª. TESALONICENSES 5:18. 18Dad gracias en todo, porque esta es la voluntad de Dios para con vosotros en Cristo Jesús.

 

Bien, EL DIA DE ACCION DE GRACIAS, para muchos, hasta ahí llega su gratitud por única vez, en un solo día de fiesta. Con frecuencia y rápidamente, la gente vuelve a caer en la ingratitud. Pero Dios quiere que seamos agradecidos todo el tiempo, EN TODAS LAS COSAS. No hay vuelta que darle. Aun cuando el futuro es incierto, cuando se nos rompe el corazón y cuando escasean las provisiones. Es difícil estar agradecido en medio de las dificultades, pero no es imposible. "Dar gracias no es una cuestión de SENTIRSE AGRADECIDO, es un tema de OBEDIENCIA". Así que si usted es salvo, lleno del Espíritu, santificado, sumiso y quebrantado, sólo le queda una cosa por hacer en obediencia a la voluntad de Dios: dar gracias.

 

Pablo, no permite ninguna excusa para albergar la ingratitud. TODAS LAS FORMAS DE INGRATITUD SON PECAMINOSAS. Se refiere a todo lo que ocurre en la vida. Con la excepción obvia del PECADO PERSONAL, debemos expresar agradecimiento por todo. No importa qué luchas o pruebas, Dios nos manda a encontrar razones para agradecerle siempre HECHOS 5:41; 41Y ellos salieron de la presencia del concilio, gozosos de haber sido tenidos por dignos de padecer afrenta por causa del Nombre. 42Y todos los días, en el templo y por las casas, no cesaban de enseñar y predicar a Jesucristo. Esa es Su voluntad. Si usted no está obedeciendo esa orden, no está siguiendo la voluntad de Dios. Piénselo de esta manera: si no es fácil ser agradecido para usted, tampoco le será fácil encontrar y seguir la voluntad de Dios.

 

Dios juzga la ingratitud: LA INGRATITUD ES LA ESENCIA DE UN CORAZON NO REGENERADO; es uno de los pecados más intolerables en la Escritura. ROMANOS 1:21. 21Pues habiendo conocido a Dios, no le glorificaron como a Dios, ni le dieron gracias, sino que se envanecieron en sus razonamientos, y su necio corazón fue entenebrecido. Porque el hombre, en su orgullo, no puede honrar y glorificar a Dios como Creador; y también se niega a darle las gracias por Su piadosa provisión. Dios es la fuente de todas las cosas buenas que los hombres poseen -dar vida, respirar, la lluvia, el brillo del sol y otras bendiciones naturales a los justos e injustos por igual- el hombre natural se rehúsa a agradecerle a Él. En su mente pecaminosa, el agradecerle a Dios es reconocer su obligación a adorarle. Dios quiere que seamos agradecidos en todo porque LA GRATITUD es la máxima expresión de un corazón regenerado. La ingratitud puede infectar y destruir una iglesia, un matrimonio, una familia y un hogar. Cultive, por lo tanto, un corazón agradecido. De gracias por todo y en todas las circunstancias. Esa es la voluntad de Dios. ¿Usted la cumple?

 

HAZ CLICK PARA DESCARGAR