PREPARANDO MI NIVEL EN EL CIELO

CITA BÍBLICA: Proverbios 11:24-30.

 

INTRODUCCION: Mateo 16:24. 24Luego Jesús dijo a sus discípulos: Si alguno de ustedes quiere ser mi seguidor, tiene que abandonar su propia manera de vivir, tomar su cruz y seguirme. Si seguimos a Jesús, entonces conoceremos la calidad del gozo divino que los no cristianos nunca han experimentado. El gozo que ellos experimentan es breve, pasajero, de corta duración. Tristemente muchos cristianos nunca experimentan este gozo, debido a varios factores como: 1. retener el dinero de Dios y 2. el elegir no dar. Hasta qué punto la cantidad del dinero que movilizamos, está determinando la cantidad de gozo Divino que estamos experimentando.

 

CUANDO ELEGIMOS NO DAR, Usurpamos en 3 categorías de personas del pueblo de Dios; Usurpar=apoderarse, quitar, sustraer… 1. Dios, 2. Nosotros mismos y 3. Nuestros hermanos. Cuando elegimos no diezmar y ofrendar, retenemos lo que no es de nosotros, estamos reteniendo el dinero de Dios. No pasara por nuestra mente robar a los amigos o familiares, como es que decidimos usurpar a Dios semana tras semana dando lugar a tener una relación fracturada con el cuándo elegimos no dar.

 

La primer persona a quien usurpamos, DIOS: Si cuando cantamos decimos eres, Grande, Glorioso, Impresionante, Maravilloso, entonces no crees que sea absurdo no confiarle tus finanzas cuando que Él ha confiado la eternidad en nosotros, entonces porque no podemos cantarle lo grande y maravilloso que es, confiándole nuestro dinero, a quien es un Dios verdadero y vivo, no un Dios muerto. Si no puedes confiar a Dios tus finanzas, dándole a El en primer lugar y viendo como sus bendiciones regresan a ti, siembras en el y cosechas; ¿A qué clase de dios infiel y no confiable le estas sirviendo?


La Segunda persona que usurpamos, SOMOS NOSOTROS MISMOS: Las bendiciones de Dios son condicionales en nosotros. Por tanto cuando no damos, no estamos aptos para que las leyes espirituales y los criterios que gobiernan las finanzas, trabajen para nosotros, sino en contra de nosotros. No podemos experimentar las bendiciones de Dios, pues nos pondremos en una posición donde atamos las manos de Dios y ¡escucha! Ninguna cantidad de oración, guerra espiritual y resistir al diablo hará las bendiciones venir. Dios determina y resuelve soltar las bendiciones; cuando seguimos las leyes que gobiernan, el tiempo de la semilla, cosecha y dar de lo que recibimos.


La tercera persona que usurpamos, NUESTROS HERMANOS EN CRISTO: Cuando entramos a ser parte del Reino de Dios, automáticamente entramos a una nueva raza humana que comparten el mismo Padre Divino, los cuales vienen a ser nuestros hermanos y hermanas espirituales. Por cada miembro dador, Dios ha ordenado un método por el cual la pobreza  se podría suprimir y el trabajo de la predicación del evangelio llegue a donde nunca se ha escuchado. Por lo tanto no dando retardamos el plan de Dios y obstaculizamos la bendición de otro. Por ejemplo, enviando un misionero, construcción, transmitir la visión dentro y fuera, etc. Si los fondos son escasos y si usted no es un dador, usted estará obstaculizando la extensión del Evangelio y usted habrá usurpado la bendición de sus hermanos.

 

ELEGIR NO DAR, ES BURLARSE DE DIOS: Traicionamos el verdadero sentimiento hacia Dios y el trabajo de llevar el evangelio no se llevara a mucha gente. No dando, estarás votando por el cierre de una iglesia, despidiendo a un trabajador, despidiendo al pastor, cerrando un orfanato cristiano. Con ello demostramos que Dios y su Reino no son dignos de nuestro dinero, contradice todo lo que decimos creer. Si eliges no dar a la obra entonces el Reino de Dios estará lisiado, pero si eliges dar, el Reino de Dios avanza grandemente.

 

LOS BENEFICIOS CELESTIALES DE DAR: La Biblia nos exhorta a que como cristianos no solo consideremos nuestro tiempo en la tierra, debemos también considerar nuestro último destino, el cielo. Estaremos mucho más tiempo en el cielo que en la tierra, ¿Por qué no le damos importancia a los beneficios celestiales? La equivocación más grande acerca del cielo es que todos estarán en el mismo nivel y el mismo nivel de bendiciones. Pero la Biblia lo grafica muy diferente. Juan 5:22-23. 22Porque el Padre a nadie juzga, sino que todo el juicio dio al Hijo, 23para que todos honren al Hijo como honran al Padre. El que no honra al Hijo, no honra al Padre que le envió. 1. En el día del juicio final es que será él mismo Señor Jesús quien juzgará. 2. Jesús dice que él recompensará a cada persona individualmente por la manera que ellos hayan vivido en la tierra. ¿Cuándo será eso? Apocalipsis 22:12.  12He aquí yo vengo pronto… para recompensar a cada uno según sea su obra.


Lucas 19:11–27. 26Pues yo os digo que a todo el que tiene, se le dará; mas al que no tiene, aun lo que tiene se le quitará.  Parábola de las 10 minas y 10 siervos. Jesús da la idea de las recompensas celestiales y se basen en el dar financiero y en las almas.

1-LUGAR éstas se basan es en nuestro dar financiero. Por ejemplo en los 2 sirvientes fieles que manejaron sabiamente el dinero del Señor, los recompensó y les fue dicho que se hagan cargo de las ciudades. Esto es una referencia al futuro reinado eterno de Dios dónde los que han servido fielmente en la tierra tendrán lugares de liderazgo y eminencia.

 

2-LUGAR las Recompensas Celestiales se basan en, LAS ALMAS: Si hemos utilizado nuestro tiempo, las oraciones y el dinero para que las personas se salven del infierno, nuestra recompensa será más grande. En A. T. también encontramos base para esto. Daniel 12:13.  13Y tú irás hasta el fin, y reposarás, y te levantarás para recibir tu heredad al fin de los días. Por lo tanto cuanto más hemos dado en el reino de Dios, más seguros estaremos de dónde ponemos nuestro dinero. El cristiano sabio procura utilizar su dinero para aumentar su nivel en el cielo y ganar tesoros celestiales como le sea posible. Es simplemente la mejor inversión en todo el universo.

HAZ CLICK PARA DESCARGAR