EL QUE CREYERE NO SE APRESURE

CITA BÍBLICA: ISAIAS 28:16. 16por tanto, Jehová el Señor dice así: He aquí que yo he puesto en Sion por fundamento una piedra, piedra probada, angular, preciosa, de cimiento estable; el que creyere, no se apresure.

 

INTRODUCCION: Es interesante notar que Isaías habla de la piedra en sentido positivo, es decir es probada, angular, preciosa, de cimiento estable. Mientras que Pablo cuando cita el pasaje se refiere a la piedra en sentido negativo, es decir, piedra de tropiezo. Isaías habla de que todo el que cree en esa piedra no se apresure, es decir, quédate en ella y bajo ella porque es seguro. Mientras que Pablo en un contexto religioso agresivo a la piedra, que es Jesús, dice que es piedra de tropiezo y caída, pero afirma que para los que creen en esa piedra, no serán avergonzados, es decir no tropezarán ni caerán. LA CLAVE ES CREER.

 

SIEMPRE QUE ENFRENTAMOS UNA SITUACION: cualquiera que sea en la que tengamos que tomar una decisión pronta, lo que a menudo sucede es que nos precipitamos al tomar la decisión. Si ustedes pueden apreciar, el mundo es un corre y corre, el mundo como que no soportara el tiempo, como que no aceptara esperar, porque siempre está en una especie de competencia, está siempre procurando superar las barreras del tiempo y el espacio, y constantemente nos incita a correr con ellos: 1ª PEDRO 4:4. 4A éstos les parece cosa extraña que vosotros no corráis con ellos en el mismo desenfreno de disolución, y os ultrajan. PDT 4Por eso, a los que no creen, ahora les parece extraño que ustedes ya no se unan a ellos en su vida perdida y desenfrenada, y por eso hablan mal de ustedes.

 

CUANDO LA VERDAD ESTA ALOJADA EN NUESTRA MENTE: La entendemos, la creemos y meditamos en ella resulta ser el gran instrumento de Guerra tanto ofensivo como defensivo contra el error y el pecado, y contra todas las agencias espirituales malignas que buscan continuamente conducirnos al error y al pecado. El mundo hace oposición a los hijos de Dios, porque vive de lo que es APARENTE, de lo SENSORIAL, o sentimental y todo es para ahora, ya; pero los hijos de Dios, los justos, viven de la fe HEBREOS 10:38.: 38Mas el justo vivirá por fe; y si retrocediere, no agradará a mi alma. Significa que vas a ir a lugares que desconoces, Dios te conduce en el espíritu y tus ojos en lo natural no lo entenderán, ni tus oídos, tendrás que ser dirigido por la fe, pero cualquiera que retrocediera, Dios no se agradará de él. O sea que Dios siempre está avanzando, impulsándote hacia adelante. Apenas terminas una asignación y él ya tiene otras. A veces has dicho que es demasiado y que no sabes qué hacer, pero Él siempre te está impulsando. Y cuando lo hace, hay ciertas cosas que tiene que remover de ti.

 

LA PRISA ES ENEMIGA DE LA FE: La fe es un firme fundamento, un ANCLA segura y firme. Un ancla es un instrumento, que permite a un barco fijar su posición en el mar sin tener que preocuparse de la corriente. El ancla de fondeo suele constar de dos o más ganchos que son los responsables de que esta se aferre al fondo marino, impidiendo que el barco pueda ser arrastrado a la deriva. LA FE NO ES UN SENTIMIENTO sino la acción de esperar en un firme fundamento, de esperar en la Palabra de Aquél que no puede mentir. HEBREOS 6:19. 19La cual tenemos como segura y firme ancla del alma, y que penetra hasta dentro del velo. Donde Jesús entró por nosotros como precursor, hecho sumo sacerdote para siempre según el orden de Melquisedec. El mundo puede decir: ¡APRESURATE! lo más pronto que puedas hacerlo y quizá para ellos esto sea una Virtud, pero para Dios no es una virtud sino que es INCREDULIDAD. Si llegas hasta fatigarte por hacer las cosas “corriendo o a prisa”, vas a caer en ansiedad. Al contrario de aquel que CREE, su actitud será el descanso, la paz como efecto de la justicia, porque la labor de la justicia es reposo y seguridad.

 

ESTAMOS EN UN PROCEO DE SANTIFICACION: El alma del cristiano, que aún no está plenamente santificada, necesita de la palabra de Dios. Nosotros que somos sus hijos, necesitamos oír su enseñanza que dice: SALMOS 27:14. 14Aguarda a Jehová; Esfuérzate, y aliéntese tu corazón; Sí, espera a Jehová.  SALMOS 37:14. 7Guarda silencio ante Jehová, y espera en él. El Salmo 131 nos enseña cómo debemos portarnos delante de Dios, solamente tiene tres versículos y esto es, como un niño destetado en el seno de su madre. Esto nos habla de HUMILDAD VERDADERA, de SER MAYOR en el Reino de los cielos... MATEO 18:4. 4Así que, cualquiera que se humille como este niño, ése es el mayor en el reino de los cielos. CUANDO UNO ES UN NIÑO o un pequeño, no desean la autoridad más bien se humillan ante ellas,  no logra hacer distinciones externas, se está libre de maldad, abierto a ser enseñado y dispuestos a confiar en sus padres. No es lo mismo ser INFANTIL que ser NIÑO. Jesús hablaba de esta manera a sus discípulos para ayudarlos a que captaran la idea. Ser infantil es alguien que discute asuntos insignificantes como los discípulos, ser niño es tener un corazón humilde y sincero.

 

“…el que creyere, no se apresure.” Esto NO ES UNA POSIBILIDAD SINO UNA AFIRMACION DE DIOS. El que se apresura y no espera, se exalta a sí mismo, a su carne. Aprendamos a esperar en el tiempo de Dios. El quiere abrirnos puertas, ventanas en los cielos y donde El abre es porque la cosa es segura. Si él lo prometió hacer, él sabe cuando lo va hacer, lo que El quiere es verte creyendo en que lo va hacer. Si sabes esperar en Dios, Dios TE EXALTA, TE HONRA y entonces heredarás la tierra. Si te apresuras es porque NO estás creyendo. Tanto la incredulidad como la fe son invisibles pero se pueden volver algo visible. La prisa se hace visible, el descanso se hace visible. Si hay descanso, entonces hay fe; si hay ansiedad y prisa, es incredulidad. Si estamos agitados, ansiosos, con prisa, debemos volvernos a Él, a Jesús, el autor y consumador de esta fe preciosa (Hebreos 12:2).

 

HAZ CLICK PARA DESCARGAR