DE TAL MANERA 

CITA BIBLICA: JUAN 3:16.

 

INTRODUCCION: “Porque de tal manera amó Dios al mundo” ¿De qué manera? No hay otra manera. Esto indica, la imposibilidad de medir ese amor. Algunos tratan de graficar el amor de Dios, admiten que este se puede comparar al amor de madre, pero este amor palidece ante el amor que Dios tiene por sus criaturas. Que nos dicen las Escrituras. Salmos 27:10. 10 Aunque mi padre y mi madre me dejaran, Con todo, Jehová me recogerá. Isaías 49:15. 15 ¿Se olvidará la mujer de lo que dio a luz, para dejar de compadecerse del hijo de su vientre? Aunque olvide ella, yo nunca me olvidaré de ti. Entonces, no hay comparación posible.

 

¿CÓMO CUANTIFICAR EL AMOR DE DIOS? Nuestra mente jamás podrá entenderlo. Ese amor no tiene límites de ningún tipo. Dice el Profeta Isaías, para graficar su grandeza, que toda el agua de todos los océanos cabe en el hueco de su mano y que Él puede tomar la medida del universo con su palmo y por si todo esto fuera poco, conoce por nombre cada una de las estrellas de todas y cada una de las galaxias. Isaías 40:26. ¿Cómo les parece? A ese Dios es a quien rechazamos adorando imágenes, adorándonos a nosotros mismos y odiando a otros.

 

Juan 3:16. 16 Porque de tal manera amó Dios al mundo, que ha dado a su hijo unigénito, para que todo aquel que en él cree, no se pierda, mas tenga vida eterna. ¿Qué es lo que nos muestra?  Vivimos en un mundo malo, pero tan malo, para esa maldad hace falta un amor demasiado grande. Y ese amor es el que le costó a Dios entregar a su propio hijo. Dios dio todo para el hombre y en forma gratuita”.

 

LOS BRAZOS DE DIOS ESTÁN ABIERTOS HACIA TI: Él no quiere que te pierdas. ¿Qué significa “perderse”? Significa vivir para siempre alejado de Dios. Y si Dios no quiere que te pierdas y si El ya dio el primer paso al enviar a Jesús a morir por ti, también dice en su palabra, Romanos 8:32. 32 El que no escatimó ni a su propio Hijo, sino que lo entregó por todos nosotros, ¿Cómo no nos dará también con él todas las cosas? Dios ha enviado a Jesús a pagar por tus pecados y aún más, Dios ha decidido darte “todas las cosas”. Tú puedes sentir en su palabra, Él te ama, él te da todas las cosas. “Todas las cosas” no significa todos los caprichos que tengamos, o que recibiremos todo lo que le pidamos, y estas son aún más buenas noticias: “todas las cosas” significa que Dios hará hasta lo imposible para que tú no te pierdas, para que no te alejes de Él.


Lo triste, es que despreciamos y obviamos ese amor, aun sin darnos cuenta, con nuestras actitudes. El Padre nos entregó lo que más quería, a su propio Hijo. ¿Qué amor más grande que este puede haber? ¿Y ahora, qué vas a hacer?

HAZ CLICK PARA DESCARGAR