NO SOMOS DUEÑOS DE NADA

CITA BIBLICA: LUCAS 12:29-30. 29 Vosotros, pues, no os preocupéis por lo que habéis de comer, ni por lo que habéis de beber, ni estéis en ansiosa inquietud. 30Porque todas estas cosas buscan las gentes del mundo; pero vuestro Padre sabe que tenéis necesidad de estas cosas.

 

INTRODUCCION: Una persona que está SATISFECHA es alguien que se propuso hacer mil cosas y ¡las hizo! o manifiesta satisfacción con lo que posee, o su situación. Para nosotros como cristianos, la satisfacción va más allá de posesiones, éxito y riquezas mundanas. La VERDADERA SATISFACCION en Dios es cuando entendemos que DIOS es Dueño de todo, lo Controla todo y lo Provee todo. Cuando aceptamos estas verdades nos guían a la victoria sobre el dominio del Materialismo, como una corriente filosófica que se opone a las cosas espirituales.

 

DIOS ES EL UNICO PROPIETARIO DE TODO LO QUE USTED POSEE: sus ropas, su casa, su auto, sus hijos, su computadora, su celular, sus inversiones, ETC. y más de lo que se pueda imaginar. David lo afirmo varias veces: 1ª. CRONICAS 29:11-12. 11…porque todas las cosas que están en los cielos y en la tierra son tuyas… 12 Las riquezas y la gloria proceden de ti, y tú dominas sobre todo. Dios es dueño de todo, nada es suyo, realmente usted nunca puede adquirir algo nuevo porque ya es de Él. Este Planteamiento resulta ¡CRUCIAL! pero si usted lo acepta, alcanza la ACTITUD BIBLICA DE SATISFACCION. HEBREOS 13:5-6. 5Que la fiebre del dinero no se apodere de ustedes; conténtense con lo que tienen, ya que es Dios mismo quien ha dicho: Nunca te abandonaré; jamás te dejaré solo. 6Por eso podemos exclamar llenos de confianza: El Señor es quien me ayuda, nada temo, ¿qué podrán hacerme los humanos? La avaricia es lo contrario al contentamiento y contentamiento viene solamente cuando confiamos en Dios para satisfacer nuestras necesidades y para que sea nuestra seguridad.

 

Debemos de dejar a un lado las preocupaciones y dejar que El se ocupe de ellas. MATEO 6:34. NTV. 34Así que no se preocupen por el mañana, porque el día de mañana traerá sus propias preocupaciones. Los problemas del día de hoy son suficientes por hoy. John Wesley Teólogo Cristiano Británico, su reacción cuando recibió la noticia que su casa se estaba incendiando, dijo: “La casa del Señor se quemo, una responsabilidad menos para mí”. El enfoque de Wesley era correcto, pero el mundo no nos enseña así. El legado del mundo para nosotros es la acumulación egocéntrica de posesiones, pero nuestra perspectiva es otra y reconocer que.... NO SOMOS DUEÑOS DE NADA.  Mire, si alguna vez pierde algo, realmente no lo pierde, porque nunca fue de su propiedad. Si alguien necesita algo de lo que usted tiene, el puede estar tan facultado como usted a tenerlo, porque usted no es dueño de ello, Dios si lo es.

 

DIOS LO CONTROLA TODO: El A. T. hace énfasis en que Dios controla soberanamente todas las circunstancias para sus propios fines. Daniel expreso esta idea cuando agradeció y bendijo a Dios por revelarle el significado del sueño del rey: DANIEL 2:20-22. 20…Sea bendito el nombre de Dios de siglos en siglos, porque suyos son el poder y la sabiduría. 21 El muda los tiempos y las edades; quita reyes, y pone reyes; da la sabiduría a los sabios, y la ciencia a los entendidos. 22 El revela lo profundo y lo escondido; conoce lo que está en tinieblas, y con él mora la luz. Ese mismo Daniel que fue echado al foso de los leones… A pesar de las circunstancias peligrosas de estar rodeado por leones hambrientos, al parecer Daniel no estuvo relativamente en aprietos en el foso. DANIEL 6:23. 23… fue Daniel sacado del foso, y ninguna lesión se halló en él, porque había confiado en su Dios. A los leones no les daban de comer para que se mantuvieran hambrientos.

 

Mientras tanto, EL REY DARIO había pasado la noche en perfectas condiciones en su palacio, aun así no pudo comer, beber, dormir ni ser entretenido. ¿Por qué? Porque Daniel tenía la fe segura de que Dios tenía el control soberano de todas las cosas. Daniel fue llevado de la esclavitud a la eminencia, pero comenzó a ser atacado por quienes envidiaban su posición. Quizá quieran lanzarte al foso, pero será Dios quien cerrará las bocas de la fieras que no podrán lastimarte. Quizá no los veas, pero… ángeles están a tu alrededor, tienes un equipo celestial de seguridad. ¡Confía en Dios, no en el mundo! Obedécelo y hazlo el centro de tu vida, si quieres que te vaya bien en cualquier circunstancia. Él es tu esperanza, tu promesa de salvación. Tan solo se fiel en todo momento. Solo el Señor puede rescatarte y salvarte en cualquier situación.

 

DIOS LO PROVEE TODO: Él puede proveer para cada necesidad de su pueblo. El apóstol Pablo le aseguro a la iglesia de Filipos que, FILIPENSES 4:19. 19Mi Dios, pues, suplirá todo lo que os falta conforme a sus riquezas en gloria en Cristo Jesús. Una promesa muy alentadora, sobre todo cuando vemos que hay adversidades que golpean fuertemente el sustento para la familia. Cuando una enfermedad se hace presente para atemorizarnos y robarnos el gozo del Señor. Cuando notamos que hay vacíos en la vida, la soledad, falta de comprensión y en algunos casos, falta de amor. Es bueno que tomarnos de esta promesa, pues todo  es posible según “sus riquezas en gloria en Cristo Jesús”. La provisión de Dios es característica de Su naturaleza y es para aquellos que confían en El… por eso bendito el nombre de JEHOVA JIREH.

 

JESUS LO ADVIRTIO: MATEO 6:25-34. 25…No os afanéis por vuestra vida, qué habéis de comer o qué habéis de beber; ni por vuestro cuerpo, qué habéis de vestir. ¿No es la vida más que el alimento, y el cuerpo más que el vestido? Dios aun es JEHOVA JIREH que provee. LUCAS 12:30. DHH. 30 Porque todas esas cosas preocupan a la gente del mundo, pero vosotros tenéis un Padre que ya sabe que las necesitáis. El mundo se inquieta, lucha y trabaja, a menudo al punto de agotamiento, por la certeza de tener muchas cosas y riquezas. Pero eso no es necesario porque nuestro Padre Celestial conoce nuestras necesidades y promete proveer para nosotros diariamente. EL CONOCE TU NECESIDAD de tener un techo sobre tu cabeza. Conoce exactamente cuánto pagas de renta cada mes. Sabe cuántas bocas debes alimentar y cuanta comida queda en tu despensa. Puedes confiar plenamente en que Él suplirá todas estas necesidades, porque Él ha prometido hacerlo.

 

CONCLUSION: Si sabe que Dios es dueño de todo, controla todos sus activos y que puede proveer para usted como su hijo, entonces no hay necesidad alguna de que confíe en lo material ni hacer acopio del futuro. No es necesario que su vida diaria como cristiano gire en torno a estas preocupaciones, sino en torno de estar satisfecho con lo que usted tiene.

 

HAZ CLICK PARA DESCARGAR