LAS ADVERSIDADES ME ROBAN LA FE

CITA BÍBLICA: ZACARIAS 9:9-12.

 

INTRODUCCIÓN: Cuando pasas por una situación difícil, la Adversidad supera tu fe. Como que la fe se viene abajo, lo que te enseñaron acerca de la fe, como que no te sirve para nada. Se establece en nosotros una lucha, una batalla por una posición. El enemigo con la adversidad quiere que te quedes a vivir ahí, que instales tu carpa en la tierra de la desesperanza; pero Dios quiere que eches raíces en la tierra de la esperanza, donde todo se puede. La lucha no es afuera; en una adversidad la lucha es interna, se instala en tu mente.

 

Mujeres que, en vez de crecer, sobreviven a la adversidad; reducen su mundo y se las tienen que aguantar. ¿Qué paso cuando entraron a la sala de partos? Parecía que ya no dabas más; y el médico te dice en ese momento: "¡puje, puje!". No te dice: "quédate tranquila, no hagas ningún esfuerzo, ya va a nacer..." ¡No! Tu gritabas y él te decía: ¡vamos señora, puje, puje! ¿Por qué? No podías quedarte en el dolor. En los momentos de mayor dolor es cuando más fuerza espiritual tienes que hacer. Porque cuando viene más presión más cerca está la victoria; por eso hay que pujar en fe, hay que ser fuerte en fe en el momento de la adversidad.

LA MAYOR PRESIÓN ANUNCIA EL NACIMIENTO DE TU SUEÑO: Por eso las adversidades te presionan tanto; por eso hay tanta angustia; por eso pierdes la fe; en ese momento tienes que hacer tu mayor esfuerzo de fe. Creé con más fuerza porque dentro de poco vas a dar a luz a tu sueño. Ya no digas "bueno, tengo que aguantar, tengo que soportar" sino: ¡no me voy a detener! voy a hacer mi mayor esfuerzo de fe porque yo no llegué hasta acá, no me he esforzado para quedarme atrás; no hice todo este esfuerzo para tener mi casa y perderla ahora; no hice todo el esfuerzo para tener mi familia, a mis hijos y que se destruya todo no.

 

MENTALIDAD DE PROSPERIDAD: Es tener mentalidad de multiplicación, es llegar a un nivel superior. Eso tenía Jesús: cuando estaba con una multitud Él preguntó: ¿Cómo les vamos a dar de comer? dijeron: "Señor que se vayan a su casa, no tenemos para darles de comer a todos". Pero Jesús tenía mentalidad progresista y con un milagro alimentó a todos. Cuando Dios viene a la vida de una persona no es para que sobreviva, es para que haya abundancia. Yo sé que Dios te va a multiplicar. Dios va a multiplicar tu salud; Dios va a multiplicar tu alegría; Dios va a multiplicar tus finanzas; tu fe; tu casa; tu familia completa; Dios te va a dar más. Porque la mujer que tiene mente de progreso tiene mente de multiplicación.

 

Tienes que CENTRARTE EN LA SOLUCIÓN NO EN EL PROBLEMA: te es mucho más fácil y rápido alcanzar tu meta. Zacarías 9:12. 12…prisioneros de esperanza; Tu única visión debe ser la esperanza en Dios, nada más te tiene que atar en tu vida. Hoy no ves nada, pero Dios te prometió que en medio del desierto Él te va a sacar adelante. Con Dios siempre las cosas terminan bien y vas a poder soporta, tus hijos se van a convertir al Señor, vas a salir de esa deuda económica, esa enfermedad va a mejorar, vas a crecer espiritualmente, tu hogar va a mejorar. Porque eres una prisionera de la esperanza.

RUT: Estaba en una tierra que no conocía, trabajando; iba detrás de los que cosechaban y tomaba un poco del trigo que quedaba en el suelo. Llegaba a su casa y le decía a Noemí: "por lo menos tenemos para hoy"; Pero ella era prisionera de la esperanza le dijo a Noemí: Rut 1:16. …a donde tú vayas yo iré, y donde tú pases la noche yo pasaré la noche. Tu pueblo será mi pueblo, y tu Dios mi Dios. "yo voy a seguir al Dios tuyo porque sé que en ese Dios hay algo"; y en esa misma tierra se soltó el favor de Dios. De pronto alguien dijo: "no recojan trigo que sobra; yo quiero que les den mucho trigo". Hay mucho trigo para tu vida y se va a soltar mientras vas caminando, cada día más y nunca se va a acabar, porque Dios ahora suelta Su favor hacia ti.

 

Yo sé que hay mujeres que están pasando por problemas difíciles, muy duros; pasan por cinco o siete problemas a la vez, pero sin embargo permanecen firmes. Son mujeres que mantienen su fe, y la mujer que mantiene su fe obtiene su recompensa. La recompensa está cerca; pertenecer al reino de Dios tiene sus privilegios; tu no puedes terminar como cualquier otra persona, vas a terminar todos tus problemas en victoria, porque pertenecer al reino de Dios tiene sus privilegios. En el reino de la esperanza las palabras se usan para cambiar las situaciones, no se usan para describirlas, se usan para cambiarlas.

 

Salmo 91:2. 2 Yo le digo al Señor: Tú eres mi refugio, mi fortaleza. Dios mío, confío en ti. Más adelante Dios dice: 9 Porque tú confiaste en el Señor… 10 Nada malo te sucederá… 11 porque él dará orden a sus ángeles para que te protejan a dondequiera que vayas. Hay una conexión directa entre lo que yo digo y lo que Dios hace; tenemos que saber usar esa conexión entre lo que digo y lo que Dios hace; porque dice la Palabra que todas vamos a comer del fruto de nuestros labios: lo que hables arma tu mundo.

HAZ CLICK PARA DESCARGAR