COMO SIRVES A DIOS

CITA BÍBLICA: Salmos 2:11. 11 Servid a Jehová con temor, Y alegraos con temblor.

 

INTRODUCCIÓN: Hay varias reglas para el buen servicio a Dios. Digo esto porque No todo el que sirve a Dios, agrada a Dios. No todo el que sirve a Dios está realmente sirviendo a Dios. Muchos están en el servicio de Dios, pero no todos pueden ser considerados fieles siervos de Dios. Por otro lado, no solo el que está al frente de un grupo de personas, no solo el que hace algo en la iglesia, no solo el que está a cargo de un ministerio son los únicos que sirven a Dios. Nuestra vida es un culto de servicio que ofrecemos cada momento a Dios. Es por ello por lo que surge la pregunta, ¿Cómo sirves a Dios?

 

El tema que aquí resalta es  “servid a Jehová con temor”. Pablo ha dicho que cualquier cosa que hagamos, lo cual es un servicio a Dios y a los demás, 1ª. Corintios 13:3. 3…y no tengo amor, de nada me sirve.  También Hebreos 11:6. 6 Pero sin fe es imposible agradar a Dios. Da a entender que todo lo que se hace, si no está acompañado de amor y de fe, ese servicio no agrada a Dios y de nada sirve. Podríamos citar muchas reglas para el buen servicio como si no está acompañado de santidad, de comunión, de buena relación, de sinceridad, ningún servicio puede ser aceptado por Dios como bueno.

 

SERVIR A DIOS CON TEMOR: como dice en Proverbios 1:7, 6 el principio de la sabiduría es el temor de Jehová. En realidad, temer al Señor es apartarse del mal. Es servir a Dios con respeto, reverencia, y con amor. Y si traducimos temor por amor y fe, como dice la Escritura que sin amor nada sirve, sin fe no es agradable a Dios, no tiene valor. Significa que cada vez que hacemos un servicio a Dios, debemos tomar muy en cuenta nuestra relación con él y las motivaciones por las que hace el ministerio. Cuando servimos para ser vistos, recompensados, ganar poder, fama todo esto, aunque parezca bueno, atractivo e interesante, no sirven de nada.

 

SERVIR A DIOS ES UN ESTILO DE VIDA: Romanos 12:1-2. PDT. 1 Por eso hermanos, les ruego que entreguen toda su vida como sacrifico vivo a Dios, quien nos ha mostrado compasión. Esa ofrenda que es su vida debe estar dedicada solamente a Dios para poder agradarle. Esta clase de adoración es la que realmente tiene sentido. 2 No vivan según el modelo de este mundo. Mejor dejen que Dios cambie su vida con una nueva manera de pensar. Así podrán saber lo que Dios quiere para ustedes y también lo que es bueno, perfecto y agradable a él. Te das cuenta, que toda tu vida es un acto de servicio a Dios. Dios no hace diferencia entre el momento que cumples un ministerio en la iglesia con el momento en que cocinas en casa, o escribes en casa, o duermes, porque para Dios toda tu vida es un acto de servicio para él. Por lo tanto, “todo lo que hagas hacedlo para la gloria de Dios”. Toda tu existencia es un acto de servicio a Dios, es como una ofrenda presentada a Dios, la cual debe ser santa, viva, limpia. Sirve con temor, sirve con amor, sirve con fe, y sirve con fidelidad.

HAZ CLICK PARA DESCARGAR