UNA GENERACION DE FUEGO

CITA BIBLICA: HECHOS 4:1-24.

 

INTRODUCCION: Cuando hablamos de LA PROMESA DEL PADRE que es el Espíritu Santo, hablamos de la unción de Dios, de la fuente energía que Dios emana del cielo sobre el creyente para que éste pueda funcionar. Sin esta presencia poderosa, el cristiano puede saber muchas cosas pero no funcionaran. Dios se ha propuesto hacer su obra aquí en Morales, ha depositado Su Gloria en ella y ésta debe ser hecha a través de la iglesia. Jesús dijo a sus discípulos: JUAN 20:21. 21…Como me envió el Padre, así también yo os envío. Pero también agregó: MARCOS 16: 17-18. 17Y estas señales seguirán a los que creen: En mi nombre echarán fuera demonios; hablarán nuevas lenguas; 18tomarán en las manos serpientes, y si bebieren cosa mortífera, no les hará daño; sobre los enfermos pondrán sus manos, y sanarán.

 

¿Por qué? Porque la iglesia de Jesucristo es su cuerpo, es el brazo armado en el mundo y si el creyente NO TIENE LA UNCION DEL ESPIRITU SANTO… podrá tener OJOS pero no ve,         podrá tener OIDOS pero no oye, podrá HABLAR pero no hay poder en sus palabras, podrá IMPONER LAS MANOS pero no hay fuego y Dios está interesado en gente que pueda dar la vida por Su causa. Causa que vale más que nuestra vida, pero si uno no tiene el fuego del Espíritu Santo le faltara fuerza para llevar a cabo esa causa.

 

Cuando Jesús resucitó, estaban LOS ONCE DISCIPULOS ENCERRADOS CON MIEDO por causa de todo lo que había pasado. Hacía 3 días que Cristo había sido crucificado y las mujeres fueron al sepulcro y no estaba en la tumba, pero ellos, en vez de empezar a buscar dónde estaba Jesús se encerraron por temor a los judíos. Se les apareció Jesús JUAN 20:22. 22…sopló, y les dijo: Recibid el Espíritu Santo. En ese momento sucedió algo: ¡El motor que no arrancaba, arrancó! Los discípulos salieron de su encierro y a los 50 días de haber resucitado Jesús, se reunieron 120 a orar y descendió sobre ellos el Espíritu Santo como promesa que Dios les había dado a través del profeta JOEL 2:28. 28Y después de esto derramaré mi Espíritu sobre toda carne, y profetizarán vuestros hijos y vuestras hijas; vuestros ancianos soñarán sueños, y vuestros jóvenes verán visiones.

 

¿Por qué dice que el Señor derramará de su Espíritu sobre toda carne? ¡LA CARNE NO FUNCIONA SI NO ES CON EL ESPIRITU! ¿Qué es la carne? Es el ser humano sin la fuerza de Dios. DIOS ES SOBRENATURAL y a lo que nos enfrentamos también es sobrenatural, los poderes del infierno son sobrenaturales. La carne está en el terreno natural, el hombre que lucha en la vida cristiana sin la unción del Espíritu Santo, está enfrentando una guerra dispareja. Al enemigo no le resulta difícil devorar a un creyente que está frío y despectivo. ¡Lo tiene atado!      UN CRISTIANO ASI… mira para todos lados, no sabe a dónde ir, no se define, no tiene propósito, ni visión ni fuerzas. ¡No puede! Y esto era lo que les sucedía a los discípulos que estaban encerrados por miedo. Pero cuando VINO EL ESPIRITU SANTO SOBRE ELLOS en un estruendo como de un viento recio que soplo… fueron llenos, hablaron nuevas lenguas, profetizaron, comenzaron a predicar el evangelio y sucedían las cosas que Jesús había anunciado. ¡Los enfermos comenzaron a sanarse! ¡Los endemoniados comenzaron a liberarse!

 

¡Yo siento el latido del corazón de Dios! ¡Él quiere hacer su obra, quiere llenar Morales con su gloria y trascender con chapines las naciones! ¡Dios quiere arrebatarle territorio al enemigo! ¡Él quiere entrar donde no se ha entrado nunca! ¡Quiere entrar en la educación, en el gobierno, en los cines! Yo puedo ver y sentir el deseo que Dios tiene de llenarte con su Espíritu Santo. ¡Me imagino la desesperación del Espíritu Santo diciendo “Te quiero llenar” No puedes estar apático. Yo siento la presión de parte de Dios de hablarte estas cosas. El deseo de Dios es usarte y ungirte para sanar a los enfermos, para liberar endemoniados.

 

PEDRO LLENO DEL ESPIRITU SANTO… En el primer mensaje de Pedro se convirtieron 3 mil personas y ahora por dirección divina levantó un hombre inválido de nacimiento de más de 40 años y… las mismas Autoridades que habían crucificado a Jesús, a quienes los discípulos tenían miedo… fueron a ver qué pasaba porque el pueblo seguía a éstos hombres que                             anunciaban en el nombre de Jesús, el perdón de pecados, la resurrección de los muertos y Glorificaban a Dios. No soportaban que predicasen en ese nombre, pero esta vez Pedro ya no tenía miedo. Con denuedo exclamó: HECHOS 3:16. 16Y por la fe en su nombre, a éste, que vosotros veis y conocéis, le ha confirmado su nombre; y la fe que es por él ha dado a éste está completa sanidad en presencia de todos vosotros. ¡El pueblo glorificaba a Dios! Si tú has recibido por la fe en Cristo Jesús el perdón de tus pecados, por esa misma fe recibes la unción del Espíritu Santo. ¡Sin su llenura no hay poder!

 

El mismo concilio que había juzgado a Jesús, que podía decidir llevarlos a la muerte, concilio al que ellos tenían miedo. Pedro responde… HECHOS 4:8-10. 8Entonces Pedro, lleno del Espíritu Santo, les dijo: Gobernantes del pueblo, y ancianos de Israel: 9Puesto que hoy se nos interroga acerca del beneficio hecho a un hombre enfermo, de qué manera éste haya sido sanado, 10sea notorio a todos vosotros, y a todo el pueblo de Israel, que en el nombre de Jesucristo de Nazaret, a quien vosotros crucificasteis y a quien Dios resucitó de los muertos, por él este hombre está en vuestra presencia sano. “¿Ustedes se acuerdan señores? ¡Hace solo unas semanas, hace solo cincuenta días que ustedes crucificaron a Jesús!” Y mientras hablaba se acordaba de cómo ellos habían huido y se habían escondido. Y ahora le dice a los mismos tipos en la cara: HECHOS 4:19-20. 19Mas Pedro y Juan respondieron diciéndoles: Juzgad si es justo delante de Dios obedecer a vosotros antes que a Dios; 20porque no podemos dejar de decir lo que hemos visto y oído. ¡Ya no lo podían parar! Era carne ungida, el Espíritu Santo derramado sobre la carne de los discípulos miedosos, indecisos...

CONCLUSION: NO PODEMOS SER CARNE SINO “CARNE UNGIDA”. ¡Qué Dios te libre de cerrar tu boca! Dios ha prometido que la gloria postrera de la iglesia de Jesucristo será mayor que la primera. ¡Yo estoy esperando ver qué es lo que sucederá en este tiempo! ¡Yo creo que Dios levantará gente más valiente que yo, más ungida y con más poder que yo! ¡Viene una generación de gente sobre la cual Jesucristo va a derramar fuego, va a derramar el poder del Espíritu Santo! ¡Quizás tú seas uno de ellos! ¡Tal vez hoy lo recibas en el nombre de Jesús!

 

HAZ CLICK PARA DESCARGAR