LO SANTO O LO FALSO

CITA BÍBLICA: 1ª. Samuel 2:31-35.

 

INTRODUCCIÓN: Esta es una profecía con un mensaje terrible describiendo una maldición sobre el ministerio de Eli. Tiene mucho que ver con lo que vemos suceder en la iglesia de hoy. ¡Revela acerca de LA SEQUEDAD e IMPIEDAD entre los ministros e iglesias de hoy en día! Esta profecía habla de DOS SACERDOCIOS que se desarrollarían y continuarían, desde ese día en adelante hasta el mismo fin de los tiempos. 1. Sería una vergüenza abominable. 2. Sería del mismo corazón de Dios! Esta profecía se está cumpliendo en la actualidad, delante de nuestros ojos. ¡Ambos ministerios operan simultáneamente, alrededor del mundo! Describe a esos sacerdotes que son DEL ESPÍRITU DE ELI, mencionando 2 características:

 

1ª. Samuel 2:29. 29¿Por qué habéis hollado mis sacrificios y mis ofrendas, que yo mandé ofrecer en el tabernáculo; y has honrado a tus hijos más que a mí ¡Elí era suave con el pecado! Nunca hizo una decisión de llamar la atención de sus dos hijos. Solo UNA VEZ los corrigió en más de 50 años de ministerio. Ellos cometían adulterio, interferían en las ofrendas violando mujeres, y actos despreciables. Él nunca compartió la ira de Dios hacia el pecado. Eli representa un sacerdocio de ministros que TEMEN REPRENDER A LA FAMILIA DE DIOS, ¡a la congregación! La congregación entera puede estar entregada al placer, los deportes, el entretenimiento ¡pero debe venir una palabra de corrección desde el púlpito! No se está para atender las debilidades y antojos de la gente. Él teme ofender a alguien, temen que la ofrenda disminuirá y él perderá sus ingresos. Esta es la primera característica del ministerio que desarrollo Eli.

 

1ª. Samuel 2:29. …engordándoos de lo principal de todas las ofrendas de mi pueblo Israel? Cuando el pueblo llevaba la ofrenda de carne al sacerdote, estaba supuesto a ser echado en la caldera ardiendo para ser hervido. Después, el sacerdote entraba un tenedor de tres ganchos en la caldera, y lo que saliera con el gancho estaba destinado para su mesa. Pero los dos hijos de Elí no querían la carne hervida y empapada. ¡Ellos querían el filete rojo y crudo! Así que le llevaban los mejores cortes a su padre. Así fue como Elí se puso gordo, vago espiritual y descuidado. Si él trataba con sus hijos, ¡podía perder su filete miñón! El profeta estaba diciendo, ¡Estas acomodado en tu propio nido! Para ti, el ministerio no significa nada más que comida en tu mesa y seguridad para ti y tu familia. No te importa el rebaño. Nunca consideras la gente que observa mientras tus hijos se roban la mejor carne. Eres suave con el pecado, temeroso para reprochar.” ¡El profeta pronuncia TRES JUICIOS terribles sobre este sacerdocio! Cada ministro de la simiente de Elí, suave con el pecado, preocupado solo por sí mismo, conocerá TRES JUICIOS:

 

PERDIDA DE PODER Y AUTORIDAD ESPIRITUAL: 1ª. Samuel 2:30-31. 30…y los que me desprecian serán tenidos en poco. 31 He aquí, vienen días en que cortaré tu brazo y el brazo de la casa de tu padre… ¡El ser “tenido en poco” por el Señor significaba: ¡Pérdida del FAVOR y LA BENDICIÓN de Dios! ¡La falta de impacto en el reino de Satanás! Tal ministro puede ser estimado por los demás ¡pero Dios no pone en él, su confianza! Dios dijo, Has tenido en poco mi Palabra ¡y ahora yo te voy a tener en poco! “Yo honrare a los que me honran”.  Dios corta la unción y entrega a este tipo de sacerdocio a programas ocupados, en desorden y obras de la carne que aparentan verse bien. Todo suena como obras importantes al reino. ¡Pero Dios se niega a tocarlas! Es simplemente actividad ocupada.

 

ELLOS SERÁN PASADOS POR ALTO EN LOS ÚLTIMOS DÍAS: 1ª. Samuel 2:32. 32 Verás tu casa humillada, mientras Dios colma de bienes a Israel… En otras palabras: “Cuando yo escoja el tiempo para derramar mi Espíritu”, ¡estarás de pies sobre las ruinas!” Y eso es exactamente lo que está sucediendo en hoy en día: ¡Predicadores están de pies Dios les ha dicho, “¡Yo te pasaré por alto!” Este sacerdocio estará de pies entre las ruinas mientras Dios bendice y unge a otro sacerdocio ¡hombres de Dios que han pagado el precio! El Espíritu está tomando a estos hombres de oración y valientes. Pero aquellos de la simiente de Elí están siendo sobrepasados, ¡dejados para que jueguen sus juegos de iglesia! Dios está diciendo, en esencia, “A pesar de todo lo que hago, ¡no veras el bien! Tú no serás parte de mi santo remanente de los últimos días. Eres tenido en poco ¡y seguirás en tu ministerio sin ninguna autoridad espiritual!”

 

PERDERÁN EL TOQUE DE DIOS EN LA FLOR DE SU VIDA: 1ª. Samuel 2:33. 33… y todos los nacidos en tu casa morirán en la edad viril. Este versículo tiene una aplicación espiritual: Está diciendo que este sacerdocio se verá bien hasta cierto punto. Los ministros estarán muy activos y ocupados. Pero justo al punto cuando DEBEN VERSE MEJOR; llenos de energía, poder, sabiduría y santidad, listos para ser usados aún más, tomará lugar una muerte espiritual. ¡Dios los va a dejar! ¡Ellos se quedarán de pies ante la gente como hombres muertos, mientras están en la flor de sus vidas! Quizás, todavía la más trágica de todas las profecías dadas por este anónimo, hombre de Dios, ¡es que este sacerdocio deslizado y comprometido nunca será cortado de los altares de Dios! Este ministerio malo continuará hasta el mismo fin: 1ª. Samuel 2:33. El varón de los tuyos que yo no corte de mi altar, será para consumir tus ojos y llenar tu alma de dolor...

 

¿SABIAS QUE ESTE MENSAJE SE TRATA DE TI? Apocalipsis 1: 5-6. 5 y de Jesucristo el testigo fiel, el primogénito de los muertos, y el soberano de los reyes de la tierra. Al que nos amó, y nos lavó de nuestros pecados con su sangre, 6 y nos hizo reyes y sacerdotes para Dios, su Padre, a él sea gloria e imperio por los siglos de los siglos. Amén. ¡Este versículo es verdadero para todo el cuerpo! Todo aquel que se llame por el nombre de Dios debe ser un SACERDOTE al Señor. Nosotros no somos simplemente un grupo de personas a quienes les gusta reunirse y cantar algunos cánticos. No somos unos débiles cristianos, para vivir oprimidos; somos hombres y mujeres que tenemos la más grande esperanza, ¡la esperanza de vivir y reinar con Él! Así, que te pregunto: ¿El sacerdocio que ejerces, DESCRIBE tu relación con Dios? ¿Eres ego centrista, corriendo y buscando respuestas confortantes? O, ¿recibes el reproche con gozo, sabiendo que Dios quiere cortar el cáncer de pecado de ti para sanarte? Cada uno que vive por el nombre de Jesús debe estar aprendiendo a escuchar la voz de Dios. ¡Él quiere que escuches su palabra en tu propio corazón! Si aprendes eso, puedes ir a cualquier iglesia, estar en cualquier reunión, en lugares públicos y DISCERNIR dentro de cinco minutos si el Espíritu del Señor esta allí.

HAZ CLICK PARA DESCARGAR