MADUROS EN EL MODO DE PENSAR

CITA BIBILICA: 1ª. CORINTIOS 14:20. 20 Hermanos, no seáis niños en el modo de pensar, sino sed niños en la malicia, pero maduros en el modo de pensar.

 

INTRODUCCIÓN: La Biblia está hablando de UNA NIÑEZ Y UNA MADUREZ en nuestra manera de pensar. Hay personas que crecen físicamente, pero en su manera de pensar siguen siendo niños, no maduran. Somos seres tripartitos: Cuerpo, alma y espíritu y en estas tres áreas tenemos que crecer. El ALMA es el área de los pensamientos, la voluntad y las emociones y la Biblia dice nuestra manera de pensar, es un proceso que va de ser Niños a ser Maduros nuestra alma tiene que crecer por eso el Señor dice: no seáis niños en el modo de pensar JUAN 8:31. 31 Si vosotros permaneciereis en mi palabra, seréis verdaderamente mis discípulos…

 

¿QUÉ ES PERMANECER EN LA PALABRA DE DIOS? La Palabra es EL PENSAMIENTO DE DIOS y el la Verdad. Significa no salirse de un determinado punto, en este caso significaría, no salirse de la palabra de Dios. ¡Si me salgo de la palabra de Dios! me salgo de Su pensamiento, ¡si me muevo de la palabra de Dios! pensaré de acuerdo con mis pensamientos, NO como Dios piensa. ¿QUÉ ES MADURAR?  Madurar es “dejar de ser un niño en nuestra mente y llegar a pensar como Cristo”; tenemos la mente de Cristo. ¡Qué oportunidad! ¡Qué promesa! Nuestra carrera es contra la mentalidad del mundo y alcanzar la mentalidad de Dios. Son los pensamientos de Dios en nuestra mente los que nos llevan a la madurez.

 

CUANDO ALGUIEN NO ENTRA EN EL PROPÓSITO DE DIOS: no sabe para qué vive ni por qué vive, se le pasan los días y los años y se pregunta: ¿Para qué existo? ¿La vida no tiene sentido? Dios tiene planes fabulosos para nosotros. Cuando venimos a Cristo entramos en Su Reino, inmediatamente quedas involucrado en sus planes y formamos parte de él. Cuando somos niños todo gira alrededor nuestro, todos están para servirnos, pero cuando vamos creciendo, ya no somos de los que buscan ser servidos, sino que servimos a otros, buscamos ser útiles; es hermoso ser niño, pero un niño es INFRUCTUOSO y una persona madura es una persona ÚTIL.

 

20 Hermanos, no seáis niños en el modo de pensar Es bonito ser niño porque gritas y lloras e inmediatamente te atienden, porque papá y mamá están al tanto; el niño es precioso, pero INÚTIL. Nosotros estamos en un proceso de madurez; se espera que CUANDO TU ENTRAS AL REINO DEL SEÑOR, hay desarrollo, crecimiento, fruto. Si no hay fruto en el reino de los cielos, yo creo que DIOS NO INVIERTE. Dios es un Dios inversionista y promueve el Intercambio Divino. Así como tú tienes dones naturales puedes tener una inclinación natural hacia las artes, las humanidades, hacia las ciencias, CUANDO TU NACES EN EL REINO DE LOS CIELOS… Dios te da una nueva naturaleza, también te da dones espirituales, dones sobrenaturales, porque la vida del reino de los cielos es una vida "sobrenatural".

 

1ª. CORINTIOS 2:6,7. 6…hablamos sabiduría entre los que han alcanzado madurez; y sabiduría, no de este siglo, ni de los príncipes de este siglo, que perecen. 7 Mas hablamos sabiduría de Dios en misterio, la sabiduría oculta, la cual Dios predestinó antes de los siglos para nuestra gloria, Entonces, mientras estamos aquí en esta Tierra, estamos viviendo dos vidas, la vida natural y la sobrenatural. Hoy vamos a aprender algo importante: No se puede SABER más, si no se MADURA más y no habrá MADUREZ si no asumes COMPROMISOS. ¿Han observado esas personas que les gusta investigar e indagar la Biblia? Les gusta buscar el pelo en la leche, pero nunca se comprometen con Dios. Tú les hablas de los diezmos y responden: ¡No! Los diezmos, no. "Pero mira que te tienes que congregar en una iglesia y tener un pastor." Esa persona no tiene un pastor a quién obedecerle, no tiene Iglesia y no sirve para nada; no ofrenda, no diezma, no tiene cobertura espiritual, es uno de esos cristianos que andan discutiendo acerca de la Biblia, donde se encuentren. Asimismo, en la Iglesia, hay gente que ni fu ni fa, sin compromiso.

 

LA MADUREZ VIENE CON LA ACEPTACIÓN DE COMPROMISOS Y DE RESPONSABILIDADES: Uno madura cuando acepta responsabilidades, si nunca te haces responsable de nada y nunca asumes responsabilidades, SIGUES SIENDO UN NIÑO. A mayor responsabilidad mayor madurez y aprendes. Pero si eres de los que siempre se desligan de las responsabilidades, te vas quedando atrás poco a poco y nunca madurarás. Un hombre que quiere tener una mujer, pero no se quiere casar, quiere tener hijos, pero no quiere hacerse responsable de ellos, es una persona inmadura y así no se comprende la sabiduría de Dios.

 

NO SE CRECE EN EL ESPÍRITU: ¿Por qué? porque la Sabiduría de Dios es REVELADA y Dios no revela Su sabiduría a quienes son inmaduros, éstos pueden estar escuchando la Palabra de Dios, pero nunca llegan a entender SUS verdades. Saben porque… unos reciben “en la cabeza” y otros en “el corazón”; los que reciben en el corazón, asumen compromisos con Dios, se desarrollan y crecen; los que asumen la palabra de Dios en la cabeza son "cabezones". Entonces dice el apóstol Pablo: “hablamos sabiduría entre los que han alcanzado madurez; y sabiduría, no de este siglo, hablamos sabiduría de Dios en misterio, la sabiduría oculta"

 

CONCLUSIÓN: "NIÑO ESPIRITUAL". ¿Qué es un "niño espiritual"? Aquel que está siempre esperando que le den y que le den. Cuando tú quieres madurar, asumes responsabilidades en el reino de Dios; a medida que tú las asumes, la palabra que escuchas te aprovecha más. Dios hace dos cosas: “ENGENDRA E INVIERTE”. ENGENDRA vida espiritual para nosotros pues no somos engendrados de carne ni sangre sino de su Santo Espíritu y nos hace “niños espirituales”. INVIERTE porque él pone la vida de Cristo en nosotros para que crezcamos. Dios pone dones sobrenaturales para que crezcas, para que seas útil en el reino de los cielos. Los dones sobrenaturales son armas, son capacidades sobrenaturales para ser ejercidas y tienen que ser desarrollados.

 

LOS DONES SON COMO LOS OFICIOS,:mientras más lo practicas, más lo sabes, llega el momento en que te haces un experto, pero cuando tú no quieres aprender más, te estancas, te quedas, pero si tú quieres seguir aprendiendo, Dios siempre te seguirá enseñando, en lo natural y en lo espiritual también. Entonces, ésta es la conclusión: Si alguien no sirve a Dios, ¿qué hace Dios? ¡¡NO INVIERTE!! ¿Tú invertirías en un terreno que no te da nada? ¡¡No!! ¿Para qué te va a revelar cosas Dios? ¿Para qué te va a abrir el entendimiento? ¿Para qué va a desarrollar los dones del Espíritu en tu vida si solamente piensas en ti?

HAZ CLICK PARA DESCARGAR