CREER REQUIERE ALGO, MAS ALLA DE LA RAZON

 

CITA BÍBLICA: Salmos 27.1

 

 

INTRODUCCION. En la guerra se dice que de nada sirven las armas si no se saben usar. Lo mismo sucede en el plano espiritual, ya que de nada sirve decir que creemos en las promesas del Señor, si no tenemos el valor para enfrentar las situaciones y provocar que sus planes se cumplan. Cuando Dios dice, cree él requiere algo que está completamente más allá de la razón. 1Es, pues, la fe la certeza de lo que se espera, la convicción de lo que no se ve. Nos está diciendo, no hay nada tangible, no hay ninguna evidencia. Y aún nos pide que creamos. Esto parece ser algo ilógico e irracional, como decir; Acepta esto sin evidencia. Confía en lo invisible. Hoy mismo, por todo el mundo, multitudes de personas están cayendo en desaliento, desanimo, depresiones, en pruebas, sufrimientos, confusiones de todo tipo. Creo que si entendemos la naturaleza de la fe, ilógica e irracional, nosotros podremos encontrar la ayuda que necesitamos. Consideremos a Noé.

 

LA FE QUE SE LE PIDIO A NOE. Vivió en una generación hostil, fuera de control, de tanta maldad donde la perversidad, la violencia y el asesinato estaban en un desenfreno tal. La condición de los hombres se había vuelto tan horrible que Dios no podía soportarlo más. 6Y se arrepintió Jehová de haber hecho hombre en la tierra, y le dolió en su corazón. Génesis 6:6. Finalmente, él dijo, Basta el hombre está enfocado en auto destruirse. Esto debe terminar. Él dijo a Noé, 17Y he aquí que yo traigo un diluvio de aguas sobre la tierra, para destruir toda carne en que haya espíritu de vida debajo del cielo; todo lo que hay en la tierra morirá. 18Mas estableceré mi pacto contigo, y entrarás en el arca tú, tus hijos, tu mujer, y las mujeres de tus hijos contigo. Génesis 6:17-18. Así que quiero que construyas un arca, que reúnas en ella todas las especies de animales, de dos en dos. Entonces yo enviaré una lluvia que no se detendrá por 40 días y noches. Un gran diluvio y eliminará toda cosa viviente.” Dios entonces dio a Noé las dimensiones del arca, para que la construyese.

 

Dios enviaría un cataclismo a la tierra. Y todo lo que se le dijo a Noé, simplemente debía aceptarlo por fe. Entre tanto, él debía vivir en un mundo violento, peligroso, rodeado por gigantes, asesinos, escépticos. Seguro que ellos se burlaron de Noé mientras trabajaba en el arca a través de los años. Y quizá lo amenazaron con matarle. Pero la fe demandaba que Noé guardara su corazón con temor.  Hebreos 11:7. 7Por la fe Noé, cuando fue advertido por Dios acerca de cosas que aún no se veían, con temor preparó el arca en que su casa se salvase; y por esa fe condenó al mundo, y fue hecho heredero de la justicia que viene por la fe. Él tenía que seguir creyendo, mientras el mundo entero a su alrededor danzaba, se divertía y se revolcaba en sensualidad. Un cuadro totalmente ilógico. Es como Dios diciéndole; Debes creer mi Palabra, Noé, te estoy pidiendo que me obedezcas, sin excusas. Pero Noé hizo como Dios le dijo. Él siguió confiando en la palabra que se le fue dada, por más de un siglo. Y por esta obediencia, las escrituras dicen; Noé fue hecho heredero de la justicia que viene por la fe.

 

CONSIDERA A LOS HIJOS DE ISRAEL. Éxodo 14:11. 11Y dijeron a Moisés: No había sepulcros en Egipto, que nos has sacado para que muramos en el desierto Por qué has hecho así con nosotros, que nos has sacado de Egipto Dios los libró de las garras del faraón en Egipto, solo para ser cercados frente al mar rojo. Rodeados por montañas y el ejército de faraón descendía rápidamente hacia ellos por detrás. Era una situación desesperada y traumática para esas familias y sus niños. Ellos están atrapados allí, sin balsas ni botes, preguntándose que iban a hacer. Es irrazonable, con todos esos niños llorando, todos los hombres y mujeres temblando de miedo. Ellos te obedecieron, y tú permites que esto venga sobre ellos. Porque tuvieron que atravesar esto.  La realidad; Dios los llevó a esta situación. Y la escena entera es totalmente ilógica, absolutamente irrazonable. Dios simplemente esperó que creyeran en la palabra que él les había dado.

 

Como que nada ha cambiado desde ese entonces. Cuántos de nosotros hubiéramos estado allí temerosos y gritando, como hicieron los israelitas. Si somos honestos, es así como reaccionamos ahora, en la mayoría de nuestras crisis. La fe es muy exigente y exige que una vez que oímos la palabra de Dios, la obedezcamos. No importa cuan grandes puedan ser nuestros obstáculos, cuan imposibles nuestras circunstancias. Debemos creer en su palabra y actuar en ella. Dios dice; Mi promesa es todo lo que necesitas. Como toda generación anterior, nos preguntamos; Señor, por qué enfrento esto. No tienen sentido. No hay ninguna explicación. Por qué está mi alma tan inquieta. Entonces, cómo contesta el Señor nuestros ruegos, mi palabra, mis promesas, no importa cuán imposibles parezcan nuestras circunstancias, descansa en mi Palabra. Créela y obedécela.”

 

HEBREOS 4:2. 2Porque también a nosotros se nos ha anunciado la buena nueva como a ellos; pero no les aprovechó el oír la palabra, por no ir acompañada de fe en los que la oyeron. ¿Y que de ti? ¿Estás en un lugar aterrador ahora, como lo estuvo Israel? ¿Te sientes desesperado, vacío, despojado de todo, angustiado con una lucha que no parece terminar?  Entonces, ¿qué espera Dios de ti ahora, en medio de esto? Verdaderamente, yo te he dado todo lo que necesitas, y tú debes echar mano de esa promesa ahora. Si tú lo haces, mi Palabra será vida para ti, traerá sanidad que es mayor que cualquier medicina, más poderosa que un río de lagrimas.”

 

HAZ CLICK PARA DESCARGAR