CUANDO USTED DETERMINA CREERLE A DIOS

 

CITA BIBLICA: 2ª. Corintios 4:13.

 

 

INTRODUCCION. Regularmente nos movemos en un mundo natural, sin estar conscientes del mundo espiritual, donde también operan ciertos principios y leyes. Lo más rápido en el mundo natural, es la luz; viaja a 300 mil Km. por segundo. Pero en el mundo espiritual, nos movemos con pensamientos. 60 mil en un día pero, vivimos en un mundo físico, que camina muy lento. En el mundo espiritual, usted puede ver su victoria, ver todo hecho, pero para verlo en el mundo natural, tendrá que poner mucha defensa en su espíritu, porque en el mundo espiritual, usted se mueve rápido. Por la fe usted lo cree y lo confiesa. Lo visualiza, pero para concretarlo y llevarlo a cabo en el mundo natural, es diferente, por la lentitud con la que se mueven las cosas en el mundo natural. El punto es, que lo natural sea doblegado a lo espiritual. Esto es la batalla de la fe por qué usted ya ganó su batalla, cuando lo creyó y recibió como una convicción en su espíritu, lo demás es solo un trámite, ya está hecho.


CUANDO USTED DETERMINA CREERLE A DIOS. Usted será desafiado por toda la crueldad de las tinieblas, usted está en la línea de batalla. Cuando usted se levanta para decir que tiene un gran Dios, un Dios todo poderoso, un Dios que todo lo puede y para decir que usted camina por el poder de la palabra que tiene y que es mejor que todo, usted será desafiado y será probado, por causa de esa palabra, Jesús dijo: Juan 17:14. 14Yo les di tu palabra y el mundo los aborreció. Cuando confiesas la palabra dices lo mismo que Dios dice frente a una circunstancia determinada. Es alinear nuestra palabra con la palabra de Dios, por ejemplo usted declara sano a alguien, porque la palabra de Dios dice; que por su llaga nosotros fuimos sanados, entonces usted declara la palabra, y alinear su palabra con la palabra de Dios, Confesar lo mismo, es decir lo mismo que Dios dice, sobre algo determinado. Las circunstancias van a cambiar a favor de aquel que declara la palabra de fe, eso es fe.


Mateo 17:20. 20Jesús les dijo: Por vuestra poca fe; porque de cierto os digo, que si tuviereis fe como un grano de mostaza, diréis a este monte: Pásate de aquí allá, y se pasará; y nada os será imposible. La fe tiene que ver con lo que hablas. Hablar al monte. No suena razonable hablarle al monte, no es razonable hablarle a una higuera, la palabra dice que: Jesús, le dijo al mar, calla, enmudece. Suena loco, pero la fe, le habla al mar, a los problemas, a las circunstancias. Pablo dice: Creí, por lo cual hablé, entonces todo tiene que ver con hablar fe. Cuando usted va al médico; el médico lo primero que le dice es, saque su lengua, Por qué. Porque por la lengua el médico puede saber lo que le está pasando, escuche cuando usted quiera conocer la salud espiritual de alguien, solo déjelo hablar, en 5 minutos usted sabrá si es una persona de fe, Incrédulo, o que tiene en su corazón. La fe y la incredulidad están construidas de palabras, cuando usted es incrédulo, usted habla incredulidad, cuando usted tiene fe, usted habla fe, Jesús enseñó a sus discípulos a hablar fe, la Biblia dice que Jesús reprendió los vientos y al mar, y dijo: Calla, enmudece, esto es hablar fe y es lo más potente que existe.

 

Hebreos 11:27. 27Por la fe dejó a Egipto, no temiendo la ira del rey; porque se sostuvo como viendo al Invisible. La fe nos permite ver más allá del sistema de valores del mundo, para ver los valores eternos del reino de Dios. Moisés vio a Dios en la zarza, tuvo la visión del Dios eterno y con esto aprendió a continuar viendo a Dios en otras circunstancias. Detrás de cada plaga veía a Dios, detrás de un ejército persiguiéndole veía a Dios, y Dios le sostenía con la visión de su presencia. El problema de muchos es que no son capaces de ver a Dios detrás de las circunstancias. No ven a Dios detrás de una enfermedad, de un problema económico, o de alguna desgracia. No ven a Dios tratando con ellos, no ven a Dios queriendo obrar en sus vidas. No ven que Dios quiere manifestar su gloria. Céntrese en Dios no de la importancia que usted le da a las cosas, dele importancia a los valores eternos. Su palabra No le asignes valor al problema, asígnale valor a la palabra de Dios.

 

 

FUIMOS CREADOS PARA GANAR Y NO PARA PERDER. Apocalipsis 21:7. 7El que venciere heredará todas las cosas, y yo seré su Dios, y él será mi hijo. Dios promete grandes cosas para todos los que vencen. Vencer es honrar a Dios y Dios no llama gente perfecta sino Dios nos ha hecho para vencer en santidad, Vida cristiana, vencer al orgullo, en el trabajo y en los estudios. Usted no puede pasarse los meses destruyéndose a sí mismo por una situación que no es tan grave. Si usted dice: Yo sé, que tengo que enfrentar algo que viene, sé que voy a tener una crisis, o me va a pasar esto, o me van a echar del trabajo, etc. Ese es exactamente el momento que lo destruye a usted. Su pensamiento en lo espiritual está elaborando lo que pronto será manifestado en lo natura. Que es eso, a lo mejor nunca le echen del trabajo, nunca le pasa nada, nunca llegue a ocurrir lo que le ha desgastado.

 

Por qué nos sentimos tan mal cuando perdemos. Porque no fuimos creados para perder, no es nuestro hábitat, nosotros fuimos creados para ganar. Fuimos creados para recibir las bendiciones que Dios ha prometido; comer del árbol de la vida, escapar del lago de fuego,  ser una columna en el templo espiritual del Señor, sentarme con Cristo en su trono y sabe tener un nombre especial. Apocalipsis 2:17. 17El que tiene oído, oiga lo que el Espíritu dice a las iglesias. Al que venciere, daré a comer del maná escondido y le daré una piedrecita blanca, y en la piedrecita escrito un nombre nuevo, el cual ninguno conoce sino aquel que lo recibe. La actitud que tengamos frente a la vida, determina si abrazamos el exito o lo abortamos. No son los problemas, no es la gente, no es el país, no es su marido, no es su esposa, no es el pastor, es usted. Pero recuerde esto: Para subir a otro nivel de Fe debe cambiar sus actitudes,

 

HAZ CLICK PARA DESCARGAR