CUANDO LEVANTO LAS MANOS DE OTRO

 

CITA BIBLICA: EXODO 17:8-15.


INTRODUCCION. Dos Ambientes en esta guerra. Josué se quedó peleando abajo. Esto representa lo natural, lo terrenal, la inteligencia, el esfuerzo. Pero Moisés se fue arriba a la montaña a levantar los brazos, representa lo espiritual, amar a Dios, congregarse, alabar al Señor, estudiar la palabra. Si Josué se quedaba solo peleando, él no podía vencer; y si Moisés se iba solo a la montaña tampoco podía vencer. Los dos ambientes trajeron victoria. Hay personas que pelean muy bien en lo material, trabajan, estudian, pero  una situación difícil las derriba. También hay otras personas que se dedican a lo espiritual, adoran, vienen a la iglesia, pero, también una prueba difícil las derriba. Pero cuando nos paramos firmes en el ambiente natural y en el ambiente espiritual, las pruebas no nos pueden derribar. Necesitamos usar los dos ambientes para que nos vaya bien.

 

Moisés dijo a Josué: Escógenos varones, no le dijo: Búscame los mejores varones a mí. Él era el líder pero no dijo: Acá mando yo y vas a hacer lo que yo te diga. Necesitamos saber que aunque podemos estar liderando, somos iguales delante de Dios, somos un equipo. Por su parte, Moisés se llevo a la cumbre de la montaña a Aaron y Hur. Al siguiente día, Josué con todo el ejército empezó a pelear contra Amalec y al mismo tiempo, arriba en la montaña, Moisés levantaba las manos. Mientras Moisés mantuviera las manos en alto, Josué vencía a los amalecitas; si los bajaba, Josué perdía. Por eso, cuando a Moisés se cansaban los brazos, Aarón le levantaba la mano de un lado y Hur, del otro.


QUIEN ERA HUR Investigué y descubrí que este hombre, nunca hizo un milagro, ni abrió el mar rojo, ni hizo caer fuego. Lo único que sabemos de él es que le levantó los brazos a Moisés mientras Josué peleaba. Tienes que ser un levantador de brazos porque grandes empresarios, van a estar llamando a sus negocios a los Hur que levantan los brazos a los que le echan ganas y motivan a pesar de la adversidad estamos mal pero vamos bien, lo que viene va a ser extraordinario los Hur son los que van a subir a la cima de la montaña, los que Dios va a usar. Aunque no tengamos un gran nombre, aunque no seamos reconocidos, aunque antes no daban un quinto por nosotros vamos a estar arriba en la cima de la montaña y allí veremos las grandes victorias de parte de Dios, Dios no te va a dejar solo arriba de la montaña. Alguien va a estar a tu lado para levantarte las manos. Cuando Amalec golpeé tu familia, tu salud, lo económico, alguien te va a levantar las manos.

 

HUR TUVO HIJOS Y NIETOS. Refaias su hijo fue gobernador y ayudo a construir los muros de Jerusalén en tiempo de Nehemías. Tuvo nietos como Bezaleel quien fue artesano, con sus manos hizo el tabernáculo para Dios. El Señor me dijo que te diga que. Cuando un papá, una mamá, una abuela o un abuelo levantan sus manos, sus hijos y sus nietos van a heredar dones sobrenaturales y sus manos serán bendecidas. Por qué Moisés se fue a la cima de la montaña. Por qué no se quedó en la casa con los brazos levantados. Para que todos lo vean mientras Moisés levantaba las manos y Josué peleaba en el valle, todos miraban. Cuando miraban a Moisés con las manos levantadas, veían que su fuente era Dios. Pero cuando veían que Moisés se cansaba y bajaba los brazos, decían: Se quedaban sin fuente, sin ayuda!

 

LEVANTAMOS NUESTRAS MANOS PARA CELEBRAR A DIOS. Dios es nuestra fuente, tenemos que dejar que todo el mundo se entere. Que todos sepan que él es Dios, el Dios que te ha dado trabajo, salud, inteligencia, el que te bendice. Que lo vean los de Amalec, los que pelean, los demonios y los ángeles. Que todo el mundo vea que hay alguien que le está dando gloria a Dios arriba de la montaña porque él es la fuente de la victoria Dios es nuestra fuente el Señor no es un cuadrito, ni un rezo de memoria, ni un ritual, ni la estatua de turno. Dios es nuestro Padre bueno, amoroso, maravilloso, Creador de los cielos y la tierra; Su diestra es todo poder y Su voz es como el estruendo de las muchas aguas. Él nos ama, y a través de Jesucristo le conocemos cada día. A el la gloria y la honra siempre.

 

MOISES LLEVO A DOS PERSONAS. Para que le levantaran los brazos. No necesitas mucha gente en tu vida, con dos alcanza. No necesitas un millón de amigos sino dos personas de fe, gente que levante tus brazos.  Aarón y Hur no le dijeron; Para qué vinimos acá Moisés, Qué tenemos que hacer, ellos se quedaron ahí. Tienes que contar con la gente antes de que se te cansen los brazos. Cuando a Moisés se le cansaron los brazos no empezó a buscar a alguien: Quien me quiere ayudar, A quién puedo llamar. No, ya los tenía a su lado. Uno era su hermano Aarón y el otro era Hur, un desconocido. Hay alguien de tu familia y hay un desconocido que Dios va a ungir para sostenerte cuando se te caigan los brazos, porque por más fe que tengamos, a veces se nos caen los brazos.


PORQUE MOISES LEVANTO SUS BRAZOS. Moisés levantó sus brazos en la cumbre de una montaña para, que te acuerdes de la cruz que también estuvo arriba de una montaña; para que recuerdes que fueron los brazos de Cristo Jesús los que se levantaron por amor a nosotros. Por eso también él fue arriba de la montaña en el calvario, lo hizo para que cuando mires la cruz, mires a alguien que levanto los brazos por ti y por tu familia y puedas decir, Cristo murió por mí, él es mi salvador, con sus brazos levantados llevo cautiva la muerte, las enfermedades, dolencias y por eso yo voy a tener la victoria, por su gran amor.

 

ES TIEMPO DE TOMAR LA ESPADA COMO JOSUE.  La espada de la palabra, porque la Biblia dice que las promesas son espadas. Cuando venimos a la iglesia no venimos a emocionarnos sino a tomar una palabra, una promesa, quizás de levantar la mano a alguien. No dejes de tomar una palabra, Amalec te va a estar esperando, pero Dios dijo que el borraría la memoria de Amalec para siempre y de generación en generación.

 

 

HAZ CLICK PARA DESCARGAR