LA MEMORIA Y EL FRACASO

 

CITA BÍBLICA. Eclesiastés 7:10.

 

 

INTRODUCCION. Las palabras que realmente vienen de parte de Dios para tu vida debes creerlas y confesarlas. El fruto de la fe es la confesión y las cosas que tu confiesas son las cosas que tú crees. Cuando dices no voy a poder, esa es la medida de tu fe seguramente no vas a intentarlo, o si lo intentas, lo harás con un espíritu de fracaso. Nuestras confesiones hablan de lo que creemos la fe activará milagros sorprendentes, esto significa que Dios está interesado en activar nuestra fe, y cuando mi fe sea activada, voy a producir milagros que antes no creía iban a suceder. Confiésalo: Algo va a pasar dentro de mí, No es el capricho de un pastor, de hacerle repetir cosas vanas a las personas sino que voy a hacer salir de mi boca lo que no he estado permitiendo que salga, voy a creer que se activará la fe en mí

 

Algo va a suceder dentro de mí Dios traerá sobre mí un río que nadie podrá frenar. Dios hará un clic en la mente y en el corazón de la gente, y se encenderá la luz Dios se encargará de que edifiquemos este año  lo que no pudimos edificar en el pasado año. Quizás tienes una palabra por ahí guardada y te preguntas, por qué no se cumple Es una semilla de Dios en tu corazón. Esa semilla germinará este año Cuando Dios envía palabra, no creas que tarda su propósito sino que está probando tu fe. Ella no es para guardarla en una estantería, es para creerla, confesarla y para activarse él tiene proyectos y necesita gente, no con proyectos propios, sino que quiera involucrarse en sus proyectos. Dios te va a bendecir por involucrarte en sus proyectos

 

La mente es uno de los mayores obstáculos en la obra de Dios.  El problema no está en que Dios es sordo, o no se acuerda de ti él tiene muy buena memoria él no es como esos padres que abandonan a sus hijos, el problema es que tu mente se levanta en contra de los planes de Dios y piensa  conforme a sus promesas y propósitos, sino que se contamina con las ideas, los pensamientos y las circunstancias de las personas que te rodean. Dios está esperando la oportunidad de hacer brillar en tu mente y en tu corazón sus pensamientos, porque Él tiene pensamientos de paz y de bendición acerca de ti para que te vaya bien en todo: En lo económico, en lo familiar; Tu preocupación no debe ser mejorar en lo económico, en lo familiar o en todas aquellas áreas que tanto te preocupan sino que tu preocupación debe ser, sintonizarte con Dios porque allí es cuando aparecen sus proyectos, que son los que realmente pueden bendecir tu vida, la mente tiene muchas contaminaciones y una de ellas es la memoria, es decir, pensamientos que están guardados y que están operando dentro de nosotros. Por más que tú seas de Cristo, si tu memoria está contaminada, será un estorbo en tu fe.

 

Tienes que ver hacia adelante. Nunca digas: ¿Cuál es la causa de que los tiempos pasados fueron mejores que estos? Porque nunca de esto preguntarás con sabiduría. Eclesiastés 7:10. Esto es un misterio; no solamente el Señor quiere que no recordemos algunas cosas sino que ni siquiera quiere que preguntemos acerca de por qué hoy las cosas están peor que ayer. Dios no quiere que tú dependas, ni siquiera de recuerdos ni de victorias pasadas porque Él quiere que mantengas una relación viva cada día con él, tu victoria no va a estar en, extraer antecedentes pasados para tener victoria en el presente o en el futuro sino que tu victoria está en tu relación genuina y diaria con Dios; tu fuente es Dios, no tu pasado. Satanás está tratando de introducir en tu mente cosas que te van a alejar de tu comunión con Dios y de los planes que Él tiene contigo. Quítate de la cabeza que tu Dios es negativo Él quiere tu bien Dios quiere manifestarse continuamente, Él no utiliza materiales de segunda mano ni experiencias antiguas, Él tiene proyectos modernos para el futuro, por lo que la fe no tiene que ver con el pasado, sino con el futuro.

 

Nunca harás cosas buenas hacia el futuro con materiales del pasado. Es pues la fe, la certeza de lo que se espera y es la convicción de lo que no se ve. Lo bueno tiene origen en la fe y ésta sólo mira el futuro Cuando nos enfocamos en el pasado, estamos gastando parte de nuestra mente en utilizar recursos que Dios ya ha dado por viejos. Nuestra relación con Dios tiene que ver con qué actitud tengo hoy frente a Él La mente está contaminada con cosas del pasado, con cosas vividas, dichas u oídas. Y cuando usamos esas cosas para nuestra experiencia, nos estamos perdiendo la oportunidad de que Dios haga algo nuevo y distinto. Dios quiere hacer algo nuevo Así dice su palabra, por lo tanto tenemos que entregarle nuestra mente y pedirle que lleve cautivos aquellos pensamientos que se levantan contra su propósito; y esto es un acto de voluntad de cada creyente.

 

Durante varias décadas en las olimpiadas. Nadie que se haya disciplinado en la carrera de 1 milla había logrado sobrepasar la marca de 4 minutos. Expertos habían estudiado la contextura y la anatomía del cuerpo humano y habían llegado a la conclusión que científicamente nunca se iba a poder vencer esa marca. Pero surgió un muchacho, un atleta que no sabía mucho de estas cosas, y batió el record igual cosa sucedió con David. El no sabía mucho acerca del arte de la guerra. Había todo un ejército amedrentado a causa del gigante Goliat. La cultura de la guerra le había enseñado a Saúl que este pobre muchacho sin experiencia, sin armadura, no iba a poder vencer a Goliat, pero David tenía otra experiencia: La experiencia de las vivencias con Dios David tenía fe

 

Memoria Colectiva y Memoria Adquirida. La Memoria Colectiva en la mayoría de la gente, dicen: en Guatemala no se puedo No te limites a una cultura Ojalá pudieras entrar en la cultura de los ciudadanos del Reino de Dios. Convéncete de que no importa cual sea tu sexo, tu edad, tu apellido, o el color de tu piel, Dios puede hacer cosas grandes contigo La Memoria Adquirida, que tiene que ver con las experiencias que hemos vivido, que nos han marcado. Recuerdan el método de los elefantes, para que no se les vayan del circo: Cuando son pequeños le atan una pata a una estaca con una cadena y en ella le ponen un aro con puntas que hieren el pie del elefantito. Éste quiere liberar su pata pero cada vez que lo intenta, se pincha, le duele lo intenta dos, tres veces, hasta que finalmente en su memoria le queda marcado el hecho de que nunca podrá liberar su pata. De modo que vemos elefantes grandotes que podrían llevarse el circo entero, pero no se animan a arrancar una estaca porque en sus memorias está grabado el dolor que les causó intentarlo cuando eran pequeños.

 

Cuando vienes a Cristo tienes que dejar atrás tu pasado. Debes renunciar a tus experiencias y entregarle a Jesucristo tu mentalidad porque Él quiere cambiar todas las cosas. Hay experiencias que nos han marcado en la vida de modo que terminamos diciendo yo soy así.  Si tú supieras cómo te ha hecho Dios, sabrías que te ha hecho para la eternidad. Nunca digas yo nací así porque dice la Biblia que él quiere transformarnos y llevarnos hasta la medida de la estatura de la plenitud de Cristo. Tú no has nacido para quedar gusano sino para ser transformado en mariposa En cuanto a la pasada manera de vivir, despojaos del viejo hombre, que está viciado conforme a los deseos engañosos, y renovaos en el espíritu de vuestra mente, y vestíos del nuevo hombre, creado según Dios en la justicia y santidad de la verdad. Efesios 4:22-23.Tu memoria está trabajando en contra de la obra de Dios Por eso dice que somos enemigos de Dios en nuestra mente, porque ya tenemos una mentalidad adquirida. Temores adquiridos deben ser sepultados Hoy tienes que renunciar al fracaso. Hay algunos que han fracasado una, dos, tres, cuatro veces y han adquirido un diploma de fracaso: allí no me meto más. Hay gente que no quiere intentar nuevamente aquello en lo que ya ha fracasado, pero Dios quiere que hoy entierres tu memoria.

 

Dios quiere hacer algo nuevo contigo. Le dejarás hacer algo nuevo, Intentarás con Dios por más que ya hayas fracasado en esa área en tu vida, Permitirás a Dios operar en tu vida y en tu futuro, O tú ya has decretado y has determinado que en esas cosas Dios no tiene intervención. Isaías 43:15-19. Yo Jehová, Santo vuestro, Creador de Israel, vuestro Rey. Así dice Jehová, el que abre camino en el mar, y senda en las aguas impetuosas; el que saca carro y caballo, ejército y fuerza; caen juntamente para no levantarse; fenecen, como pábilo quedan apagados. No os acordéis de las cosas pasadas, ni traigáis a memoria las cosas antiguas. 1He aquí que yo hago cosa nueva; pronto saldrá a luz; ¿no la conoceréis? Otra vez abriré camino en el desierto, y ríos en la soledad.

 

CONCLUSIÓN. Crees que vino por casualidad esta palabra. No, yo creo que Él me dio esta palabra para compartirla ¿La recibes o la tiras a la basura? Cuando estás muy afanado en aquellas cosas que quieres lograr, en lo que vas a comer, vestir, no te das cuenta que tienes ahí archivado una fortaleza de pensamientos que vienen de tu padre, de tu madre, de tu abuela, de tu tío, de tus parientes y de tu cultura, y te olvidas del Dios que murió por ti para cambiarte esa mentalidad. En ese punto, entras en el camino del fracaso en vez de entrar en el camino de la victoria. Dios dice: Yo no puedo darte mi mentalidad si retienes la tuya. Ahora tu herencia es Cristo.