La Autoridad de Atar y Desatar

 

CITA BIBLICA: 1º. Juan 5:14-15.

 

INTRODUCCION. ¿Estamos listos para ser bendecidos, para lograr lo que nadie logró, repartir bendiciones que nadie tiene? Si tu corazón está listo, Dios está listo para soltar la palabra; sólo hace falta un buen corazón para que produzca al treinta, al sesenta y al ciento por uno. Eso quiere decir que voy a ir levantando vuelo; yo no soy de los que van del cien al sesenta, al treinta; yo soy de los que van del treinta al sesenta, y al cien, Amén. Tengo autoridad para atar y desatar. Voy a soltar algunas cosas, para que las guardes en tu corazón.

 

SOY UNICO Y ALLI ESTA MI GRANDEZA. Dios puso algo en ti que nadie tiene, nadie hay como tú. Dios puso capacidad, sueños en ti que no puso en nadie y esa es tu grandeza. Tu grandeza es que sepas que eres único y no hay nadie como tú. Perdemos tiempo tratando de ser como otros, porque tu grandeza no está en copiar o en fotocopiar; está en que seas quien Dios ha dicho que eres. Nadie tendrá los sueños, las victorias, la prosperidad que tendrás tú. Porque somos únicos. Nuestra fuerza no está en que nos parecemos a otra persona, sino en lo que nos distingue de los demás. La Biblia tiene nombres, tiene libros. Uno se llama Joel, otro Amós, Samuel, David. Yo no tengo que ser como David, como Salomón, como Josué; yo leo su vida para aprender sus principios, pero yo tengo que ser yo. Yo no tengo que pedir sabiduría como Salomón; Salomón pidió lo que Salomón necesitaba, tengo que pedir lo que yo necesito.

 

YO, VOY A SER YO. Dios está escribiendo un libro con mí tu nombre. Cuando Dios puso lo único en tu vida, Dios lo vio; no importa que tu familia no lo vea, no importa que tus hijos no lo vean. Nadie vio la grandeza de David, pero Dios la vio; nadie vio la grandeza de José, pero Dios la vio. No importa que la gente te reconozca o no te reconozca; Dios puso grandeza en ti y allí está el poder de la fuerza para alcanzar todo lo que te propongas. Nadie puede dar las bendiciones que tu das, porque son únicas. No solamente eres único, no solamente tienes sueños únicos, sino que tus bendiciones son únicas; A donde tú vas, siembras bendición; dónde vas, eres bendición.

 

DIOS ME DA FUERZAS UNICAS PARA VENCER. Dios te da fuerzas únicas para vencer tu problema, y que esas fuerzas que Dios diseñó no las tiene nadie, están dentro de ti. Dios te bautiza en fuego para que quemes toda palabra, quemes los papeles, y quemes todo lo que te han dicho que no sirve. Porque Dios nos ha diseñado para tener fuerzas extraordinarias. Lucas 10:1. 1…designó el Señor a otros setenta, y los envió de dos en dos delante de Él, a toda ciudad y lugar adonde El había de ir. Durante años nos enseñaron que los cristianos teníamos que ir donde Dios estaba, pero la Biblia dice que tenemos que ir donde Dios no está; porque los setenta fueron donde Jesús nunca había ido para preparar la venida del Señor. Nosotros no vamos donde están los cristianos, donde te oran y te imponen las manos; vamos donde nos ponen un test, porque ahí no está Dios, pero le estamos preparando el camino al Señor. Dios te va a mandar a lugares perversos, Dios te va a poner en lugares donde no reina el Espíritu Santo; pero tú vas a estar ahí con las fuerzas de Dios y vas a decir: Dios no está acá, pero yo lo he traído.

 

Lucas 10:17. 17Volvieron los setenta con gozo, diciendo: Señor, aun los demonios se nos sujetan en tu nombre. 18Y les dijo: Yo veía a Satanás caer del cielo como un rayo. Algunas personas dicen: Yo me voy de este trabajo porque acá no hay ningún cristiano. No ¿Qué quieres, ir donde hay cristianos, para que sufras como un condenado? Ahí te quedas. Pero acá insultan, maltratan, maldicen y hacen marufias ahí te quedas. El Señor les dijo: vayan; yo les doy fuerzas para hacer que el diablo caiga como un rayo; prepárenme el camino que voy detrás de ustedes. Dios te va a dar fuerzas que nadie jamás ha tenido, las ha diseñado con tu nombre. Eres único

 

TENGO PODER Y AUTORIDAD PARA ATAR Y DESATAR. Mateo 28:18. 18Y Jesús se acercó y les habló diciendo: Toda potestad me es dada en el cielo y en la tierra. El nos dio esa autoridad: todo lo que atamos en la tierra se ata en el cielo y lo que desatamos en la tierra se desata en el cielo. El diablo tiene potestad sobre la tierra, pero no tiene autoridad sobre el cielo; nosotros tenemos autoridad en dos lugares: en la tierra y en el cielo. Te voy a decir algo que no nos va a gustar,  muchas de las cosas que te pasan es porque te has atado sólo. Dios no me va a desatar de lo que yo me até. Padre ayúdame, y Dios dice: no, no, no; te ataste solo; solo te desatas. Padre, prospérame, No, no, no, vos te ataste, que voy a hacer, soy un pobre miserable, desátate tu; te ataste con esa palabra, yo no te voy a desatar. Porque Dios nos dio a nosotros autoridad para desatarnos.

 
TENEMOS AUTORIDAD PARA ATAR PENSAMIENTOS Y EMOCIONES. Cuando viene un pensamiento que te lastima ato ese pensamiento y lo tiro al abismo en el nombre del Señor. Tienes autoridad para atar; y cuando Dios te dice que ates, atá; y lo que ato, lo dejo atado, no lo desato a los dos minutos. Hay gente que dice: ato al diablo y al ratito lo vuelven a desatar. Lo tienen que volver atar: y ahora te ato de vuelta.  El diablo me está dando con todo y ahí lo desataste; NO Atalo y déjalo atado. Todas las bendiciones están dentro de nosotros. ¿Sabías que hay fuerza, energía, valor, seguridad, sabiduría, amor, gozo, paz, paciencia, benignidad, bondad, fe, mansedumbre, templanza? ¿Sabías que está todo dentro? Y tú dices: Padre, dame amor y Dios dice: ya te di; desátalo.  Ayúdame a controlar mi carácter feo, ya te lo di te di dominio propio, desátalo, lo tienes que desatar. Desato mi visión, desato el fuego, desato la seguridad; ya está dentro, sólo está esperando que alguien lo desate.

Dios trabaja con nosotros.

 

DIOS TE MOSTRARA LAS PALABRAS QUE TIENES QUE DESATAR. Te va a mostrar las maldiciones que te han soltado, pérdidas del pasado que te han traído melancolía, las cargas que te han molestado; los pensamientos y los sentimientos que golpean tu mente, y dile a esa vergüenza, a esa culpa, a ese suicidio: te ato en el nombre de Jesús. Todo espíritu del enemigo que se soltó del infierno para asustarte y amenazarte: te ato espíritu en el nombre de Jesús. Que se escuche ahora que atas a tus hijos al Reino, que atas a tus padres al reino, que se escuche. Veo gente que se está levantando otra vez; veo gente que se está enderezando. Atémonos a las bendiciones; ata la casa al Reino, el carro, tu sueldo; que se escuche. Gracias porque somos únicos; donde vayamos llevaremos bendición; sueños únicos, fuerzas únicas. Hoy declaramos victoria; atamos a Morales al Reino y a Iglesia Lluvias de Gracia y nos atamos al espíritu de gozo. Amén Celebramos que se vienen días de gloria! 1º.Juan 5:15. 15Y si sabemos que él nos oye en cualquiera cosa que pidamos, sabemos que tenemos las peticiones que le hayamos hecho.

 

 

HAZ CLICK PARA DESCARGAR