Cuando el Cielo se Hace de Bronce

 

CITA BIBLICA. 1ª. Corintios 3:11-23.

 

 

INTRODUCCION. Qué triste es una perdida. Duele cuando nos roban un carro, o se quema la casa o perdemos la cartera con todos los documentos. Cuando perdemos un ser querido, un trabajo. Cualquier pérdida produce dolor, tristeza, desilusión  y sentimientos negativos               en el alma. Pero, hay una clase de pérdida, cualquiera puede ser víctima de ella, casi nadie la siente o muy poco se percibe y es todo aquello que tiene que ver con lo espiritual,                 con Dios, el alma, la iglesia, el pecado etc. El hombre no quiere entender que con actitudes de desprecio a las cosas espirituales, el pasar por alto las advertencias del Señor, entristece el corazón de Dios. Sin embargo aunque se deje pasar por alto y no se quiera aceptar, la  perdida Espiritual entre muchos creyentes es una realidad actual.

 

Existen varias causas de pérdida de bendiciones, que son acumulativas y que contribuyen en gran manera al enfriamiento, al decaimiento y que conducen a la apostasía. Hay un alto índice de cristianos que casi no experimentan bendiciones de Dios en su vida cristiana y algo más alarmante todavía es que cuando reciben una, no se la atribuyen a Dios. Tienen tan poca sensibilidad espiritual, que se las atribuyen a ellos mismos, a su capacidad, su suerte, su preparación, etc. Dan la impresión de que Dios nunca los bendice, no están conformes, siempre se quejan ante los demás y aquí es donde la gente experimenta cielos de bronce, cerrado! ¿Cuál es la razón de que los cielos se cierren? La respuesta está en Jeremías 5:25. 25Vuestras iniquidades han estorbado estas cosas, y vuestros pecados apartaron de vosotros el bien. La bendición.

 

Dios quería bendecir a Israel en el tiempo de Jeremías, pero había algo que impedía el fluir de las bendiciones. Dios no puede bendecirnos si permanecemos viviendo voluntariamente en pecado. El pecado nos priva de las bendiciones de Dios; hace los cielos como de bronce, y la tierra como de hierro. Si algo debemos comprender es que las cosas de este mundo no son las mejores y nosotros no tenemos que pensar que, porque el impío prospera; Dios no respalda sus prácticas. La Biblia habla de la certeza y la necesidad de los juicios de Dios y los que andan en malos caminos consideren que vendrá el final y que habrá amargura en el final postrero. 2ª. Corintios 7:1. 1Así, que, amados, puesto que tenemos tales promesas, limpiémonos de toda contaminación de carne y de espíritu, perfeccionando la santidad en el temor de Dios.

 

Mateo 25:27-28. 27Por tanto, debías haber dado mi dinero a los banqueros, y al venir yo, hubiera recibido lo que es mío con los intereses. 28Quitadle, pues, el talento y dadlo al que tiene diez talentos. Aquí hay pérdida. En este sermón llamado El Sermón Del Monte Jesús estaba enseñando que Dios por su misericordia había escogido a 3 hombres para que le sirvieran. A los cuales entregó aptitudes o talentos para que le pudieran rendir frutos de su servicio. En otras palabras, confió en ellos y les entrego sus bienes. No estaban preparados para recibir lo mismo, pero todos merecían la misma confianza del Señor. ¿Cuál fue el resultado? Dos de ellos sintieron una gran responsabilidad sobre sus hombros por tener que dar cuentas de aquello que habían recibido. Y se empezaron a ejercitar en la Mayordomía, por lo cual pusieron a trabajar el dinero.

 

Pero hubo uno de ellos que no aprecio lo que su Señor le tuvo y abusando de la confianza fue y enterró el talento. Así que cuando llegó el momento de arreglar cuentas, salieron a relucir 2 calificativos que aquel hombre merecía. Siervo malo y negligente, esto es pecado, produce pobreza y en lo espiritual produce perdida de bendiciones. 28Quitadle, pues, el talento… Este DECRETO sigue siendo una realidad el día de hoy. El Señor sigue quitando talentos, dones, bendiciones que un día nos confió. Todo aquel que abusa de la confianza que Dios le tiene, experimenta perdidas de bendiciones tanto espirituales como materiales.

 

Marcos 8:36. 36Porque ¿qué aprovechará al hombre si ganare todo el mundo, y perdiere su alma? Llegó el momento en el ministerio de Jesucristo en que multitudes querían andar con él o llamarse sus discípulos. Entonces fue necesario que El leyera, el requisito, Lucas 9:23. 23…Si alguno quiere venir en pos de mí, niéguese a sí mismo, tome su cruz cada día y sígame. Un seguidor del Señor debe aborrecer los placeres del mundo, de lo contrario ganará el mundo, pero perderá su alma en el infierno. Cuando amamos a Dios, no es tan difícil escoger lo que Dios ama. Cada año que pasa, el enemigo hace que las modas, las diversiones, los carros y todo el sistema de cosas que existen sean bonitas y atractivas para cautivar al cristiano débil. Por eso es que debemos conformarnos con lo que Dios nos da y nos permite tener. Lo demás nos hace daño.

 

Lucas 6:49. 49Más el que oyó y no hizo, semejante es al hombre que edificó su casa sobre la tierra, sin fundamento; contra la cual el río dio con ímpetu, y fue grande su ruina. Seguramente a este hombre se le había dado oportunidad de oír cosas que le ayudarían a obtener bendiciones. Como decirle: No hagas tu casa así, ponle buenos fundamentos, por muy duro que esté el terreno, es mejor echar cimientos. Pero oyó y no lo hizo entonces grande fue su ruina. Aquí vemos perdida. 2ª. Timoteo 2:19 y 21. 19Pero el FUNDAMENTO de Dios está firme, teniendo este sello: Conoce el Señor a los que son suyos; y: Apártese de iniquidad todo aquel que invoca el Nombre de Cristo… 21Así que, si alguno se limpia de estas cosas, será instrumento para honra, santificado, útil al Señor, y dispuesto para toda buena obra.

 

CONCLUSIÓN: La perdida espiritual de los creyentes debe preocuparnos. Si usted no tiene Amor, Gozo, Paz o cualquier otra bendición. Le falta algo que no es suyo en Cristo y El murió para que usted pudiera tenerlo. ¿Ha sufrido una perdida? Dios quiere restaurar eso que usted perdió o está perdiendo, que se han puesto en medio del camino y que no dejan fluir libremente lo que Dios ha prometido para nosotros. ¿Qué será? EL PECADO, ABUSO DE CONFIANZA PARA CON DIOS, EL MUNDO, O LOS FALSOS FUNDAMENTOS.

 

 

HAZ CLICK PARA DESCARGAR