Peleando por mi Hogar

 

CITA BIBLICA. Nehemías 4:15.

 

INTRODUCCION. Este pasaje en el cual Nehemías toma medidas contra la acción de los adversarios que intentaban detener la obra de reconstrucción de Jerusalén. Nehemías alienta al pueblo a no temer y confiar en Dios y batallar por sus familias. Y esto es fundamental, pues como padres debemos batallar por nuestras familias apoyándonos en Dios. Ahora bien ¿quiénes son los enemigos de nuestra familia? Si hacemos una lista de lo que el diablo utiliza para atacar a la familia sería muy extensa, pero refiriéndonos al tema de los hijos, podemos mencionar: el maltrato, la explotación, la violencia, el infanticidio,                           el incesto, la violación, el aborto, el abandono, etc. Es lamentable decir que muchas veces los enemigos de los hijos son sus propios padres, sean consciente de eso o no, porque muchas veces los padres por desconocimiento destruyen la vida de sus hijos, es por eso que debemos ser sabios y batallar por la vida de nuestros niños, pues ellos son parte del plan de Dios; y están dentro de la visión que Dios ha dado a la iglesia, y el diablo sabiendo esto tratará por todos los medios de evitar que ellos lleguen a cumplir el plan de Dios.

 

¿CORRECCION O MALTRATO?  Efesios 6:4. 4Y vosotros, padres, no provoquéis a ira a vuestros hijos, sino criadlos en disciplina y amonestación del Señor. Corrección: instruir, guiar, disciplinar, amonestar, enseñar, educar, discipular, encaminar, poner límites. Hablamos de las necesidades básicas de seguridad, amor y pertenencia. Debe  estimular las acciones correctas y cambiar aquellas que no lo son y por aquellas que son buenas. El propósito de la disciplina paterna es ayudar en el crecimiento de los hijos, no herir ni desanimarlos. Nunca castigue a sus hijos para descargar en ellos sus frustraciones o problemas, ya sean externos o internos de la familia, deben actuar en amor, tratando a sus hijos como Cristo trató a las personas que amó. Beneficiara su desarrollo y formulara un buen concepto acerca del Señor. Corrección es ministrar con amor. Ser firme en las decisiones, los hijos necesitan que los padres sean firmes en todo, cuando es si o cuando es no. Necesitan de un ambiente donde reine la Palabra de Dios, la oración como un canal de comunicación con Dios, la fe y los milagros, necesitan ser llevados a tener encuentros con Dios.

 

Proverbios 19:18. 18Castiga a tu hijo en tanto que hay esperanza; Más no se apresure tu alma para destruirlo. La mejor manera de corregir a un hijo no es infundiendo miedo, sino mas bien con autoridad. La autoridad paterna no se basa en el temor sino en el amor. Corregir no es gritar, ni golpear, es mostrar lo que está mal y saber encaminar. Nunca abusar de su autoridad sobre sus hijos, ya que estos no son objetos, sino personas que merecen su respeto. La corrección no debe ser ejercida ni por los tíos, ni los abuelos, ni los hermanos sino por los padres. La Disciplina debe ser en privado, nunca en público, para que no se sienta humillado ni avergonzado, de lo contrario, generara en el corazón de su hijo rebeldía que tarde o temprano aflorara. No utilice actividades espirituales para castigar a sus hijos, esto es por ejemplo amenazar a los niños que si se portan mal deberán orar una determinada cantidad de tiempo, esto no se debe hacer, pues la oración no es una forma de castigo, es la forma que tenemos para comunicarnos con nuestro Dios. Otro punto importante es el respeto; si los padres quieren que sus hijos los respeten, ellos deben primero respetar a sus hijos; no es posible lo uno sin lo otro. No puedes demandar respeto sino vales ni cinco centavos de respeto.

 

MALTRATO INFANTIL. Uso intencionado de la fuerza física u omisión de cuidado, que tienen como consecuencia heridas, mutilación o incluso la muerte del niño. Abarca una amplia gama de acciones que causan daño físico, emocional o mental en niños de cualquier edad. Los malos tratos suelen producir fracturas, quemaduras y heridas intencionadas. En casi todos los casos de Abuso Sexual Acto en el que una persona utiliza a otra, sin contar con su consentimiento, para satisfacer sus propias necesidades sexuales. El agresor suele ser un hombre y la víctima una niña en edad escolar o adolescente. Sin embargo, en los últimos tiempos está aumentando el número de niños varones en edad preescolar que sufren este tipo de maltrato. Los estudios han revelado que la mayor parte de los padres que abusan de sus hijos, habían sufrido ellos también la misma situación por parte de sus progenitores. El Maltrato, las palabras hirientes de los padres y sus maldiciones marcan la vida de los hijos, ejemplo: Noé con su hijo Cam (Gn. 9:20-29).


ERRORES COMETIDOS CON LOS HIJOS. Por ejemplo están aquellos que les dejan hacer todo lo que quieren y no les dicen nada, muy malo. Los padres tienen que saber poner límites, ellos deben saber cuál es su lugar dentro del hogar, deben saber cuáles son sus derechos y cuales sus obligaciones y deben respetarlos. Un padre que dice que si a todo, es muy permisivo, que cede ante las presiones de sus hijos está criando un dictador, a un caprichoso, un consentido, que piensa que todos están para satisfacerlo. Estos niños tienen serios problemas de Adaptación. Por ello es necesario Corregir y Establecer Límites, esto no significa rigidez excesiva, sino poner en ejecución la templanza, que es la que da el equilibrio. (Los perros entienden, Cesar). Ejemplo: David con Adonías, 1ª. Reyes 1:5. 5Entonces Adonías hijo de Haguit se rebeló, diciendo: Yo reinaré… que por no ser corregido por su padre se le puso en contra y trato de apoderarse del reino. Adonías, cuarto hijo. Era muy atractivo, pero está registrado que nunca fue disciplinado. ¿Qué sucedió? Se nombró a sí mismo rey antes de la muerte de David. Su plan fue descubierto y David le perdonó la vida, pero su medio hermano Salomón, lo hizo ejecutar más tarde. Elí y sus hijos, 1º. Samuel 3:12-13, 13Y le mostraré que yo juzgaré su casa para siempre, por la iniquidad que él sabe; porque sus hijos han blasfemado a Dios, y él no los ha estorbado.

 

PREFERENCIA. Un problema serio en la familia es cuando la madre prefiere a uno de sus hijos, y el padre a otro, esto ocasiona disturbios, esta parcialidad crea conflictos, y la Biblia menciona varios de estos ejemplos. Rebeca prefirió a Jacob y esto se extendió en Jacob prefiriendo a José. (Génesis 25:28, 37:3).

 

COMPARAR. Algo que no hay que olvidar es que no deben comparar a sus hijos con otros, eso es muy dañino para la autoimagen del niño, recuérdese que cada persona es única y diferente una de otra, aún los gemelos. Nunca compare a su hijo con otro, ni siquiera con sus hermanos, pues a pesar de tener similitudes, por la herencia genética, son diferentes en su personalidad, sepa ver ellos lo distintivo y diferentes que tengan, nunca se avergüence de ellos, ni haga nada que los avergüence.


DISCAPACIDAD. Si tiene un hijo con alguna discapacidad, no se avergüence de él, no crea que es un castigo de Dios o que es una cruz ni se sienta culpable, aprenda a ver a ese hijo diferente con los ojos del amor de Dios, ya que es una persona a la que se le debe respeto, cuidado, atención y amor; y que puede enseñarle mucho. Tampoco sobrecargue al hermano de este niño ni le quite tiempo, no descuide a ninguno de los dos. David sufrió el ser el menor de siete hermanos, nadie lo tenía en cuenta, aún su padre, y se le asignaban las tareas que los mayores no hacían, y como la bendición era para el primogénito él estaba fuera de ella. (1ª Sam. 16:1-13).

 

HAZ CLICK PARA DESCARGAR