Moviendonos con Todo el Potencial de Dios

 

CITA BIBLICA: JUAN 15:26.

 

INTRODUCCION. Si algo debemos comprender es que el Espíritu Santo se convierte en una necesidad diaria en nuestras vidas. Nos guía, enseña y trae a nuestra mente todas las cosas, todo lo que Jesús nos haya dicho. Testimonios que vienen de partes remotas del mundo, de China, del Tíbet y Nepal, la India, aun de Arabia Saudita, donde la gente allí ha visto videos de cultos de avivamiento en ingles y aunque algunos no hablan una sola palabra en inglés, el poder del Espíritu Santo los ha derribado al piso y estando en el piso, Jesús se les apareció y les dijo: Cuando se levanten, pidan a estos misioneros que les hablen de mí, porque a ustedes yo los amo. Gente que nunca había oído el evangelio, preguntaron ¿Podrían hablarnos de Jesús? Los misioneros, ¿Quién les contó de Él?  Bueno, estábamos tirados en el piso hace un rato, y un hombre con una vestidura blanca se paró ante nosotros y nos dijo que nos amaba, y que cuando nos levantáramos del piso viniésemos a ustedes Y les preguntáramos acerca de Él. Algunas Afirmaciones del Espíritu Santo.

 

EL ESPIRITU SANTO DA TESTIMONIO DE JESUS. Y nos hace sus testigos. Pone de manifiesto el error del mundo, los que viven según los apetitos de la carne, se subordinan a ese criterio; pero los que viven según el Espíritu, se subordinan al criterio del Espíritu Santo. Ilumina, profundiza el mensaje de Jesús en el corazón de los creyentes, para que alcancen la verdad completa. El Espíritu Santo anuncia las cosas venideras, es decir, ayuda a discernir en el presente las condiciones que anticipan el futuro de Dios. Jesús testificaba acerca de la venida del Espíritu Santo… JUAN 14:16. 16Y yo rogaré al Padre, y os dará otro Consolador, para que esté con vosotros para siempre. Él quería que no solo fuéramos salvos, sino que también quería que tuviésemos el río desbordante fluyendo, para ser testigos en todo lugar que vayamos. Ahora bien hay muchas personas que han sido llenadas con el Espíritu de Dios, pero que nunca han tenido la liberación del Espíritu en su vida. ¿Por qué? Porque nunca se han rendido al Espíritu de Dios en el área de hablar en otras lenguas. He visto a personas que simplemente se sacuden cuando la unción de Dios viene sobre ellos tan fuertemente que no saben qué hacer consigo mismos, pero no había nadie allí para enseñarles cómo rendirse al Espíritu de Dios.

 

JUAN 16:7. 7Pero yo os digo la verdad: Os conviene que yo me vaya; porque si no me fuera, el Consolador no vendría a vosotros; mas si me fuere, os lo enviaré. Puede imaginarse a Pedro, Santiago y Juan allí cuando oían a Jesús decir: Será mejor para ustedes que yo me vaya. Sus mentes tuvieron que haber hecho un esfuerzo enorme por entender lo que Él quería decir. No queremos que te vayas. Quédate un tiempo más. Pero, dice Él Si no me voy, el Consolador no vendrá a ustedes. Si me voy, se los enviaré. JUAN 16:8-12. 8Y cuando él venga, convencerá al mundo de pecado, de justicia y de juicio. 9De pecado, por cuanto no creen en mí; 10de justicia, por cuanto voy al Padre, y no me veréis más; 11y de juicio, por cuanto el príncipe de este mundo ha sido ya juzgado. 12Aún tengo muchas cosas que deciros, pero ahora no las podéis sobrellevar. ¿Qué quiso decir Jesús con eso? No solo que no lo podrían sobrellevar sino que en ese momento no lo podrían entender. ¿Por qué? Porque el Espíritu Santo es el que nos da Entendimiento y comprensión de la palabra de Dios. Por eso tenemos gente en la Tierra que lee la misma Biblia que nosotros pero no puede ver lo que dice. No creen que la sanidad sea para hoy, no creen que Dios quiera bendecirlos y no pueden ver la realidad poderosa del evangelio.

 

JUAN 16:13. 13Pero cuando venga el Espíritu de verdad, él os guiará a toda la verdad… La Verdad y la Mentira, son espíritus en sí mismos. Pero en la Verdad fluye el Espíritu del bien, el Espíritu Santo de Dios. Jesús dijo que el Espíritu Santo nos guiaría. Como un ejemplo, tomemos La iglesia subterránea en China, que por décadas ha soportado una terrible persecución, arrestos, torturas y muerte. Aunque ya han salido del anonimato ¿Sabe cómo va esta gente a la iglesia? Por el Espíritu Santo quien les dice dónde es su próxima reunión y aparecen el domingo en el lugar correcto, en una pequeña sala, se apretujan sin comodidad, sin nada de lo que sería una alabanza y adoración. Simplemente cantan con lágrimas que caen por sus mejillas mientras adoran.

 

PERO ¿QUE DE NUESTROS PAISES? Hay iglesias diseminadas por toda la nación, que no tienen el Espíritu Santo. ¿Por qué? Porque el hombre ha perfeccionado el arte de reunir a la gente, pero sin la visión espiritual de la naturaleza del evangelio. Así como Disneyland ha perfeccionado el arte de mover a las masas a través de su parque de diversiones; la iglesia ha perfeccionado el arte de reunir a la gente y decirles cosas agradables y de conveniencia. Ese es el concepto de muchas iglesias: Queremos que vuelvan, así que, hagamos que entren y salgan. Mientras pongan su dinero, estamos contentos.

 

NOSOTROS NO QUEREMOS QUE USTED SIMPLEMENTE ENTRE Y SALGA. Queremos que entre y queremos que se quede adentro y que sea lleno o llena del Espíritu Santo, lleno o llena del fuego de Dios. El Espíritu Santo viene para quedarse a vivir no es sólo invitarlo por un momento a sus vidas cuando están en la iglesia o cuando se ponen a orar un rato o cuando están pasando por una necesidad, no, El no viene por una soda o un café para hacerlo pasar a la sala y atenderlo sólo por un rato, nosotros nos dejamos guiar por circunstancias y cosas naturales. Subestimamos por completo el poder el Espíritu Santo. Jesús era guiado por el Espíritu Santo, observaba y seguía las indicaciones del Espíritu Santo por la mañana, al mediodía y a la noche, dondequiera que iba.

 

CONCLUSION. La iglesia se ha vuelto tan cómoda que no necesita oír la voz de Dios. El cuerpo de Cristo debe ser más sensible al Espíritu de Dios, más sensibles a sus indicaciones y a su guía. Es necesario provocar un rompimiento espiritual y deshacernos de las cosas que nos detienen, quitar las cosas que bloquean nuestros oídos y nuestros corazones, salir de su zona de comodidad. Métase y llegue al punto donde usted solo hace lo que el Espíritu Santo quiere que haga, y va donde Él quiere que vaya, Él mismo le abrirá un camino. Necesitamos al Espíritu Santo no solo en una reunión donde podemos ser tocados, sino cuando salimos a la calle de nuevo y mañana, y, el día siguiente, y el siguiente y el siguiente.

HAZ CLICK PARA DESCARGAR