Siembro Bendición, Cosecho Bendición

CITA BIBLICA: Lucas 7:1-10.

 

INTRODUCCION. Este día seré bendecido en todas las áreas, con el poder espiritual más grande, la bendición. La bendición que me faltaba va a venir a mi vida, lo declaro por fe en el nombre de Jesús, hoy sembrare bendición y cosechare bendición. Este hombre fue bendecido porque él bendijo a los de afuera, haciéndoles una sinagoga. Edifico un lugar para adorar a Dios. Donde tú vayas, tienes que ver cómo bendices ese lugar, tienes que aprender a bendecir a la gente que está dentro y fuera de tu círculo familiar. Este hombre también bendijo al criado, al cual amaba, estimaba y tenia aprecio. Los romanos no cuidaban a los criados, los descartaban y Jesús le hizo un milagro maravilloso. ¿Por qué? bendición que siembro bendición que atraigo. Tu haces triunfar a los demás y Dios te va a hacer triunfar a ti, bendice donde vayas, sea a los de afuera o sea a los de adentro de tu casa y yo te profetizo que el Señor llegara a ti y por tu fe te dará el milagro que estabas necesitando.

 

Lucas 24:50. 50Y los sacó fuera hasta Betania, y alzando sus manos, los bendijo. Levantó las manos y bendijo a sus discípulos. El se fue contento, lo hizo con amor, dejando una bendición tras Él. Si eres de las personas que dicen: A mí todo me sale mal, yo tengo mala suerte. Es porque no bendices ni a los de afuera ni a los de adentro. La energía que suelto es la energía que va a circular a mi alrededor. El centurión, les hizo una sinagoga porque quería a los judíos y quería la sanidad para el sirviente. ¿Qué energía hizo circular este hombre? una energía de bendición y entonces los ancianos, le hablaron bien a Jesús del centurión y El lo puso arriba de todos, dijo: 9…Os digo que ni aun en Israel he hallado tanta fe. Tú haces circular energía positiva y Dios te va a devolver energía positiva. Hoy Dios va a levantar gente en este lugar como la gente de mayor fe en toda Guatemala, porque cuando uno sabe sembrar bendición, sabe cosechar bendición, no veas qué puedes aprovechar para ti, busca bendecir, porque lo que sembramos es todo lo que cosechamos.

 

MI ESTADO NORMAL ES SER BENDECIDO. Eso es la realidad, Dios dice que estás bendecido. Hay algunas estadísticas que para las personas son normales, por Ej. Que te roben es normal, si de cada 10, a 9 le robaron, estadísticamente hablando es normal, pero eso No es mi normalidad. En un concepto social, si en un pueblo funcionan de tal manera, todos lo hacen, eso es una normalidad sociológica, si muchos no lo hacen no es normal, tampoco es mi normalidad. Nuestra normalidad es lo que Dios dijo que nos va a suceder, es lo que Dios nos prometió. El centurión le dijo: no soy digno que entres bajo mi techo, yo doy orden, soy hombre puesto bajo autoridad y digo ve y va, ven y viene, pero di la palabra. Quiero que tu ahora hables la bendición, porque quiero que lo que vas a hablar, incorporarlo a mi casa. Tú no eres religioso, eres alguien que ha incorporado a su hablar, lo que Dios te ha dicho y te ha prometido y Dios te ha dicho que tu normalidad no es lo que le pasa a todo el mundo, tu normalidad es lo que Dios dijo y Dios dijo: te bendeciré y serás de bendición, estarás bendecido en todas las áreas de la vida. Pastor en mi familia todos se suicidaron, todos ha pasado por cáncer, pero a ti no te va a pasar, tu descendencia será bendita. Tienes que aprender a declarar tu normalidad porque el que murió en la cruz venció al diablo, a la muerte y al pecado para que estés bendecido en todas las áreas.


Di: mi normalidad es estar bendecido. Dios se comprometió a hacer todo lo necesario para bendecirnos. Dios es como un papá, en Lucas 15, que se le fue el hijo y gastó todo y el papá lo esperó en la puerta, cuando el hijo volvió todo mugriento porque estuvo con los chanchos, el padre lo abrazó, así es Dios y ¿saben cómo es Dios? es como un pastor que tenía cien ovejas y se le perdió una y el pastor fue a buscar a la ovejita y la encontró y la cargó y se la llevó, pero hoy te daré otra imagen que te avive; Dios es como una mujer a la que se le perdió el celular y dijo ¿dónde está mi celular? y revolvió todo, revolvió hasta que la encontró. Dios va a revolver todo lo que haya que revolver hasta que seas bendecido. Dios es como una mujer, yo sé que está acá.

 

Éxodo 2:12. 12Entonces miró a todas partes, y viendo que no parecía nadie, mató al egipcio y lo escondió en la arena. Moisés era príncipe, mata a un egipcio. Dios lo saca de Egipto y lo mete en una montaña con ovejas ¿Saben por qué Dios lo sacó de Egipto y lo metió en la montaña? porque en Egipto lo terminan matando. Dios te saca de un lugar para cuidarte de ese lugar, porque él sabe que ese lugar te va a quitar la vida. Hay personas acá, que han tenido perdidas y Dios te saca de allí, para que la perdida no te infarte y te lleva a una montaña, cuando muchos han estad tocando fondo, Dios te va a dar algo mejor y te dirá, no era Egipto, es la tierra prometida que yo te voy a dar, eras extranjero, allá vas a ser dueño, porque cuando algo sale de nuestra vida, Dios suelta algo mejor, porque los que estamos bendecidos pensamos así, si algo sale, una nueva bendición vendrá para mi.

 

LA GENTE BENDECIDA TRABAJA PARA SU COSECHA. ¿Qué quiere decir trabajar por tu cosecha? Significa que tengo que tener el equipo formado, eso es trabajar por tu cosecha. Este centurión tenía un equipo de combate, los ancianos, los ancianos representan la experiencia, tienes que tener mentores en tu círculo. Mentor es alguien que ya logró lo que tú quieres lograr, es alguien que va a incomodar tu comodidad. Tenía amigos y un amigo celebra tus alegrías, un mentor corrige tus defectos, vas a tener mentores en lo económico, en lo afectivo, en lo espiritual, en todas las áreas, gente que ya lo logró, con experiencia, tienen que estar en tu equipo. Tenía soldados. Tiene que haber en tu círculo de amistades gente valiente, no amanerados, gente arriesgada, gente que tu le digas, no sé qué hacer y él te diga, vamos que lo vas a lograr, tienes que tener soldados cerca, no miedosos, gente valiente, soldados espirituales.

 

EL CENTURION ARMO UN PLAN MILITAR. Si algo necesitas es  tu milagro. Mando primero a los ancianos, vayan intercedan por mí. Señor, tiene un criado enfermo y este nos hizo una sinagoga. Manda a un segundo grupo, era un estratega. Tienes que armar un plan para ser bendecido, la bendición no te va a caer del cielo así nomás, tienes que sentarte con papel y lápiz, tienes que prepararte estudiar, evaluar, porque la bendición no viene gratuita, hay que armar un plan. Mando uno y otro grupo y fracasó, ¿Por qué? el Señor quería hablar con él, y dijo éste es el más importante de todos y de todos en el país, no he hallado a alguien con tanta fe. Este hombre sorprendió al Señor. Dios te va a dar reconocimiento, porque vas a soltar algo que va a sorprender al Señor y el Señor va a hablar de ti delante de los demás y va a decir, este hijo mío, esta hija mía, tiene un nivel de fe extraordinario, yo le voy a bendecir su casa, esa es la gente bendecida, gloria a Dios.


 

 

HAZ CLICK PARA DESCARGAR