La Gente no Tendrá Falta de Nada

 

CITA BIBLICA: Hageo 1:5-12.

 

 

INTRODUCCIÓN: La Palabra de Dios sigue siendo la misma, Dios no ha cambiado ni ha dejado de actuar. Es mas, a través del Espíritu Santo, tenemos la oportunidad de ver obras mas grandes que nunca antes, así lo afirma la Escritura JUAN 14:12. 12De cierto, de cierto os digo: El que en mí cree, las obras que yo hago, él las hará también; y aun mayores hará, porque yo voy al Padre. Cosas gloriosas registradas en el libro de los Hechos en tiempo del Apóstol Pablo, están ocurriendo ante nuestros ojos debido a que el mismo Espíritu Santo actúa hoy como en aquellos días. Vamos a entrar en un derramamiento de poder sobrenatural como la iglesia en el libro de los Hechos experimentó. Cuando el Espíritu Santo actúa, ocurren tres cosas.

 

LA GENTE SE SALVARA. Cuando el Espíritu Santo descendió en Pentecostés, Pedro fue transformado en un audaz predicador. Predicando con una energía, nacida del Espíritu Santo, a la multitud reunida aquel día. HECHOS 2:41. 41Así que, los que recibieron su palabra fueron bautizados; y se añadieron aquel día como tres mil personas. Hoy la gente está respondiendo al mensaje del evangelio, siendo renovadas y mas que nunca Dios esta llamando a personas de fe a fin de que realicen grandes proezas para El. Hay un mover del Espíritu Santo que se esta dando para la evangelización actual.

 

LA GENTE SE SANARA. En Hechos 2, tres mil personas vinieron al Cristo en solo día. Imagínese. Todos los ojos estaban puestos en los dirigentes de este poderoso movimiento. HECHOS 3:1.  1Pedro y Juan subían juntos al templo a la hora novena, la de la oración. Sanidad y evangelización van siempre juntas, trabajando y hoy más que nunca estamos viendo las evidencias del toque sanador del Señor. Dios sanó a todo el pueblo cuando salió de Egipto, SALMOS 105.37. 37Los sacó con plata y oro; Y no hubo en sus tribus enfermo. La Palabra sigue siendo la misma.

 

LA GENTE NO TENDRA FALTA DE NADA. HECHOS 4:34. 34pues no había ningún necesitado en la comunidad. Primero hubo salvación y luego hubo sanidad y ahora viene las más hermosa bendición a la que se refiere en esta cita; ningún necesitado como falta de nada. Nuestro Padre celestial proveyó para estos santos de tal manera que nunca les faltara nada y prosperaran. El mismo Dios que te ha dado salvación, te quiere sanar y el mismo Dios que te quiere sanar te quiere bendecir. Es urgente expresar como todos y cada uno de nosotros como parte del Cuerpo de Cristo podemos experimentar la falta de nada.

 

Existe una marcada preocupación de que mucho pueblo de Dios, están extraviados de la vida de bendiciones que nuestro Padre desea concederles. Día tras día la gente manifiestan su necesidad, llaman o escriben pidiendo oración por crisis financieras. Piense en esto, miles de personas piden oración solamente por necesidades financieras, hay un tanto que no lo comunica. Una encuesta publicada por un noticiero USA. Enfoca la felicidad relativa  de los estadounidenses en varios aspectos de sus vidas. En una escala de 1 a 10, los estadounidenses dieron a su felicidad con su situación financiera un puntaje de 5.98. Cualquier puntaje por debajo de 7 era considerado como una infelicidad relativa. Cada vez,  las estadísticas muestran como ellos están más endeudados como nunca, experimentan lo que la Biblia dice enfáticamente sobre la deuda; PROVERBIOS 22:7. 7Los ricos son los amos de los pobres; los deudores son esclavos de sus acreedores. El creciente estrés en nuestra cultura se debe a asuntos financieros. Tratamos de vivir un estilo de vida sin rendirnos a Dios solo para justificar que estamos tratando de establecernos mientras nos sacrificamos. Uno de los problemas  de discusión entre las parejas y que esta al tope de la lista, es el dinero.

 

Sé que el mayor deseo de nuestro corazón es de tener la experiencia narrada por Malaquías por ser más importante que la del profeta Hageo, nosotros podemos salir libres de la esclavitud financiera. La obra del Espíritu Santo cada vez es más espectacular, se abren puertas, hay más oportunidades, más maneras de difundir la Palabra de Dios, pero hay un obstáculo, uno que es más grande que la persecución oficial, mas importante que la oposición satánica y es la falta de rendirse en cuanto al dar en algunos del pueblo de Dios. El Señor te pide solo el 10% de tus ingresos para la obra del evangelio, sin embargo las estadísticas revelan que mucho pueblo esta perdiéndose la bendición bíblica que viene por el Dar. Aproximadamente el 12% da el 80% del dinero y el 50% no da nada. El principal obstáculo para la extensión del Reino de Dios es la codicia. Cuando la codicia se rompe, das generosamente y alegre y de allí proviene un avivamiento en tu vida. Es mejor tener un 90% con la bendición de Dios que el 100% sin ella. Mucha gente esta sumida en deudas, abrumada de responsabilidades, paralizada por temores y no saben como romper el ciclo y experimentar la bendición que viene del dar bíblico.

 

LAS BENDICIONES BIBLICAS SON MUCHO MAS DE LO QUE PUEDE IMAGINARSE Y PENSAR. Son mucho más que las riquezas materiales. Los que se concentran en lo material y excluyen las bendiciones de Dios, simplemente lo limitan a El. Es un error suponer que Dios no se preocupa de nuestro bienestar financiero, o que sus promesas de bendiciones incluyen lo espiritual pero no lo financiero. Experimentar la falta de nada es una aventura al darnos cuenta como nuestro Señor provee para nuestras necesidades. El camino bíblico a la bendición no es comercial. No hay un número telefónico gratis al cual llamar, nuestro Dios no es un Aladino, la Biblia no es un libro de conjuros mágicos llenos de formulas que nos permitan manipular a Dios para que haga lo que queremos. La Biblia no es un catálogo que usamos para escoger lo que queremos y luego esperar que se produzca la entrega. La Palabra de Dios es una historia de amor, pues habla del maravilloso, inmutable y fiel amor de nuestro Padre celestial. A través de ella aprendemos a experimentar a nuestro Señor y como cómo podemos vivir como hijos felices y obedientes.

 

CONCLUSIÓN: El que tu emprendas el camino bíblico a la bendición es permitir que El satisfaga nuestras necesidades, incluyendo las financieras. Es acerca de una calidad de vida más completa y satisfactoria de lo que jamás hemos creído. 

HAZ CLICK PARA DESCARGAR