Te Basta con mi Gracia

 

CITA BIBLICA: 2ª. Corintios 12:1-10.

 

 

INTRODUCCION. ¿Cuántas veces no le hemos pedido al Señor que nos cambie y sentimos que no lo hace? ¿Cuántas veces has querido cambiar tu mismo y no has podido? ¿Alguna vez Dios te ha dicho Bástate mi gracia y no has entendido? Entonces necesitas encontrarte con la gracia de Dios. El apóstol Pablo no fue la excepción. Oraba por enfermos, se manifestaban milagros, dones y ministerios, escribió más de las dos terceras partes del N. T.- Pero cuando él le pidió a Dios que lo perfeccionara, Dios le dijo: Bástate mi gracia.

 

QUE SIGNIFICA BASTATE MI GRACIA? La palabra Basta=suficiente, satisfecho, contento. La palabra Gracia significa, favor inmerecido, regalo de Dios. Entonces, como Dios haberle dicho a Pablo y reafirmado tres veces: Gózate con el favor inmerecido que puse en ti, Debes sentirte satisfecho con los regalos que te he dado, Conténtate con lo que eres, quizá has querido cambiar muchos rasgos físicos o de tu personalidad, Dios te dice para mi eres perfecto(a) debes estar satisfecho. Para Dios es importante que sepas que El te hizo conforme a un diseño perfecto y especial. Lo que no te gusta de ti.  Dios lo quiere usar para que El sea glorificado, es lo que Dios diseño para usar y que su gracia y su poder se manifiesten. Pablo estando enfermo predicaba y mucha gente sanaba y el no, Su aguijón, pudo haber sido un pensamiento de inferioridad o un mal habito, no lo sabemos.  Y es que el poder es de Dios y no de nosotros. Cuando comenzamos a ver la gloria de Dios la tendencia humana nos dice es que seguramente hice algo bien o algunas veces es que seguramente hice algo mal.

 

Cuando Dios te dice Bástate mi gracia está haciendo que veas a Cristo en ti y no  tus                   buenos aciertos o tus malos aciertos. Cuando ves los aciertos en ti, ves tú carnalidad y no la gracia de Dios. Cuando lo que eres y lo que tienes no te satisface, no te hace estar contento a pesar de tus fallas no estás viendo la gracia de Dios. Cuando ves la gracia de Dios estas contento con lo que Dios hizo, lo reconoces en tu vida; No te enfocas en tu debilidad, si no en su poder, estando consientes de nuestras debilidades. La debilidad es exactamente lo contrario a Poder. ¿Cómo es eso? Normalmente nos enfocamos en las debilidades. Muchos de nosotros nos enfocamos en lo que no podemos. Y eso nos estanca en la vida sin poder avanzar. Esto no significa que ignores tus debilidades, al contario debes saber perfectamente tus debilidades para que Dios te use con poder y la gloria sea para Dios y no para ti. El poder de Dios se complementa con tus debilidades.

 

GALATAS 3:3. 3¿Tan torpes son? Después de haber comenzado con el Espíritu, ¿pretenden ahora perfeccionarse con esfuerzos humanos? Existe una tendencia fuerte en nosotros en PERFECCIONARSE, tanto  que no deja obrar a Dios. Si estas consciente de tu debilidad, mejor déjasela a Dios y concéntrate en la gracia de Dios. Deja que el poder de Dios obre en tu debilidad. Conoce tu debilidad para que Dios se manifieste con poder, pero permite que Dios tome tu debilidad, para El es suficiente la gracia que depositó en ti. No hablo de cambiar tus malos hábitos y tus malas costumbres, eso se entiende que debes rechazarlos; estoy hablando de las cosas que has luchado y has rogado a Dios y no has podido superar. Muchos se abrigan y justifican su pecado diciendo que es su debilidad. Lo que estoy diciendo es que ya no luches con tus propias fuerzas si no que lucha con la fuerza del Espíritu. Si Dios te dice bástate mi gracia, entonces deja que el poder de Dios se manifieste en ti.

 

PABLO ENTENDIO QUE POR SU DEBILIDAD SE MANIFESTABA EL PODER DE DIOS. El estaba consiente que él no producía milagros, que no podía hacer la obra de Dios, que él no podía ni con el mismo. Dios sabe cuánto has intentado, has luchado por cambiar y no has podido, esa es una debilidad. Has pedido, has luchado, has intentado y no has podido. Esa es una debilidad. Entendiendo esto Pablo dijo, 9…Por tanto, de buena gana me gloriaré más bien en mis debilidades, para que repose sobre mí el poder de Cristo. Ahora gracias a Cristo la debilidad y el poder pueden vivir juntos en nuestro cuerpo. Ahora podemos vivir consientes de nuestras debilidades y flaquezas pero consientes del poder de Dios que mora en nosotros. Y que Dios hará los cambios en nuestra vida cuando El lo requiera. Dios nunca dijo que no luchemos ni que tampoco trabajemos, sino que luchemos con sus armas y trabajemos con sus fuerzas. No con las nuestras.

 

2ª. TIMOTEO 2:19. 19Pero el fundamento de Dios está firme, teniendo este sello: Conoce el Señor a los que son suyos; y: Apártese de iniquidad todo aquel que invoca el nombre de Cristo. La palabra de Dios es clara, Su poder comienza donde termina mi debilidad. Dios no solapa el pecado ni se complace en el. Es en las cosas que yo no puedo hacer que Dios demuestra su poder. Dios no puede ser burlado si siembras para la carne segaras corrupción. Si tú consientes o permites el pecado entonces el poder de Dios no se puede manifestar, eso es muy diferente. El poder reside en aquellos que han rendido su vida a Cristo y han entregado sus debilidades a él.

 

CONCLUSION. RINDE TODAS TUS DEBILIDADES, TODO LO QUE no has podido vencer, lo que te aparta de la bendición, lo que no has podido cambiar de tu vida, todo hábito pecaminoso,                todo hábito de pensamiento, toda debilidad de carácter. Ríndelo al Señor. Entonces estás listo(a) para que se manifieste en ti el poder de Dios. Camina más en la gracia y el poder del Señor, más que en el poder de tus fuerzas, más que en tus éxitos. Comienza a caminar mas dependiendo de la gracia que lamentándote por tus debilidades.

HAZ CLICK PARA DESCARGAR