ENTRANDO A UN GRAN MOMENTO

 

CITA BIBLICA: Génesis 41:41-46.

 

 

INTRODUCCION. Todos hemos tenido buenas experiencias, buenos momentos que capturamos y han sido de bendición. Viene un buen momento, debemos de estar preparados y listos para no perderlo. Tres cosas se experimentan al esperarlo: ansiedad, miedo. Manejamos lo conocido pero hay miedo ante lo desconocido. Imprevisto. Algo con lo que no se cuenta. Jesús empezó a hablar de la cruz a sus discípulos un año y medio antes de morir, se estaba preparando para ese momento. José estaba preso y un día el faraón lo llamó para interpretara un sueño y luego lo nombra segundo en Egipto y no fue una casualidad porque José estaba preparado. Cómo prepararnos para el próximo gran momento.

 

COSAS DEL PASADO SE ACTIVARAN. Pretendiendo robar la bendición. Por ejemplo, Rebeldía. Cuando no hay sujeción, hay problemas con la autoridad o mala relación paternal. Miedo al Rechazo. José lo había resuelto. Culpa. No sé si debo, No sé si puedo. Desconfianza y miedo a ser lastimado. El enemigo, ruge para que nos asustemos, para que corramos en sentido contrario, abandonemos el sueño y nos vayamos de la iglesia pero ya está vencido. Enfrenta tu miedo, pide revelación de lo que debes sanar para quedar libre. Lo natural se acomoda a lo natural y lo espiritual a lo espiritual.

 

LA GENTE QUE MULTIPLICA Y ALCANZO EL ÉXITO. Es la que vio lo que no viste, oyó lo que no oíste, sabe lo que no sabes y avanzan. Mira al que lo ha logrado, no al que cayó o le fue mal. Hay personas que te van atacar porque no soportan que captures tu gran momento. Ignora al que critica el sueño que Dios te dio. José ignoró a sus hermanos por eso lo tiraron al hoyo, en todo su ministerio estuvo solo y estaba tranquilo. Fíjate en la fuente de donde llegan las cosas, existen varias fuentes: mala fuente: es alguien que te odia. Ignóralo. Fuente cuestionable: es el que dijo algo sin conocerte. Ignóralo. Buena fuente es el que te ama, te aconseja y mentora.

 

Dios habló con Moisés en la montaña para que fuera a Egipto, a Noé le dijo que hiciera un barco, a Abraham que saliera, porque a cada uno le habla distinto. Si Dios te dijo: Te sanare, lo estarás; Todo lo que pises te lo daré, lo hará. Todas las promesas que tienen tu nombre llevan una palabra ungida para ti, así que no te quedarás sin palabras. Una planta no crece por la cantidad de luz que recibe sino por la cantidad de luz que procesa. No es leer la Biblia, escuchar los mensajes sino cuánto procesas de eso. Porque puedes estar todo el tiempo en la iglesia y no entender nada. José se afeitó, se bañó y se dirigió al faraón: Bueno faraón, el Dios Creador de los cielos me reveló el suceso de los próximos años. Le interpretó el sueño y le dijo que pusiera gobernadores que pudieran guiarlo. Faraón dijo: Génesis 41.38. 38 Acaso hallaremos a otro hombre como éste, en quien esté el espíritu de Dios. Y lo puso sobre todo.


Ester 2:17. 17Y el rey amó a Ester más que a todas las otras mujeres, y halló ella gracia y benevolencia delante de él más que todas las demás vírgenes; y puso la corona real en su cabeza, y la hizo reina en lugar de Vasti. Donde quiera que vayas hallaras gracia delante de los demás. Cuando Ester entró a donde estaba el rey se postró aunque no tenía permiso para entrar, fue solemne: delicadeza, una sonrisa y autoridad. La solemnidad no es rito es una actitud. Declara la palabra con solemnidad. Josué 1:3. 3Yo os he entregado todo lugar que pisare la planta de vuestro pie. Y vendrán los grandes momentos. El sueño que Dios te dio es tan poderoso que, aunque tarde un poco más, vendrá sí o sí. El papá le dio una túnica de colores a José pero faraón le dio una túnica de lino, un anillo y un collar. Recibirás multiplicado todo lo que te quitaron. A José lo llevaron en una carreta como esclavo, pero Faraón lo puso en un carro de oro y volvió como ministro. Todos los que te humillaron serán humillados.

 

DIOS CAMBIO EL NOMBRE DE JOSE POR ZAFNAT PANEA. Que quiere decir: el que sabe. La gente impía y pagana, dirán: Ahí está el que sabe si, el que sabe tener una familia bendecida, el que sabe hacer buenos negocios, esa iglesia es la que sabe ganar gente para el Señor. José es un símbolo de Jesús, vivió como acusado pero cuando llegó a su máximo momento fue juez; Jesús vino como acusado y volverá como juez. Dios cambiará el rol de los que vivieron acusados, capturarán su máximo momento, no serán condenados sino tendrán la autoridad para gobernar la tierra en el nombre de Jesucristo.

 

Génesis 50:20. 20Ustedes pensaron hacerme mal, pero Dios cambió ese mal en bien para hacer lo que hoy vemos. Los que capturan su gran momento sabrán que Dios cambiará ese mal en bien a los que les hicieron mal. Faraón ya sabe de ti, él saldrá a abrirte la puerta, sabrá que Dios es tu máxima autoridad. Abrirás los graneros y darás mi pan, darás mi semilla. Mira tú gran momento cumplido. Hasta donde veas y te animes a creer hasta allí te lo daré, dice el Señor. No importa que estés en la peor calamidad y en lo natural lo ves lejos más en lo espiritual estás a centímetros de tu bendición. Dios ya ha enviado a alguien para hablar de ti a faraón. Dios se la ha puesto en el corazón para que, cuando vayas, hagas conexión con él. Vienen días de máxima autoridad porque lo pusiste a él como máxima autoridad. Porque cuando Dios es nuestra autoridad suprema nos da autoridad sobre gente para que crezca en autoridad y avancen.

 

CONCLUSION. Su palabra es Vida y Espíritu, todo lo que confesemos con nuestra boca él lo cumplirá. No importa que hayas sufrido por años. Viene el día de tu gran momento y tu familia lo sabrá, te sentarás en el trono mayor, gobernarás con la autoridad que Dios te dio anticipadamente. Lo decretamos: una iglesia que se eleva, que gobierna; una iglesia sana que sabe conectarse con los faraones de esta tierra porque ha sanado toda herida de su pasado y confesamos que Jesús es nuestro Señor.

 


 

 

 

HAZ CLICK PARA DESCARGAR