EXTENDIENDOME SOBRE MIS MUROS

 

CITA BIBLICA. GENESIS 49:22-27.

 

INTRODUCCION. Estamos en un tiempo de restauración para nuestras vidas y para nuestras familias. Lo que viene es mejor que lo que ha pasado. La palabra nos ofrece promesas hermosas que debemos alcanzar. Una de ellas que nos habla sobre José, rama fructífera que se extendió sobre sus muros, prevaleció a pesar de la amargura y recibió bendición. Exploremos esta palabra y veremos qué se necesita para que se cumpla.

 

ESE MURO REPRESENTA LAS LIMITACIONES. Límites son necesarios en la vida. Sin Límites se pierde la responsabilidad y no hay seguridad. Cada uno de nosotros tiene limitaciones, pero no deben ser excusa para no extendernos. Tenemos nuestro Génesis y quizá tu sueño era nacer en un hogar diferente pero creciste en uno donde hubo dolor, sin Evangelio; a pesar de ello no te has detenido. Nacemos con limitaciones económicas, a veces culturales, o físicas; otros han adquirido esas limitaciones, por accidentes, cometiendo errores, enfrentando decepciones que los debilitan, pero cuando el Señor entra en tu vida, creces y tus ramas comienzan a extenderse. No decaigas Dios se encarga te levantarás por encima de tus limitaciones. Naciste para ser bendición, el cielo te marcó para ser bendecido. Viene un crecimiento que te llevará más allá de tus límites, que romperá paradigmas para la gloria del Señor, no dudes, así será. Tu fe debe ser fuerte, porque como decimos, Una fe de veinticinco centavos no adquiere un milagro de un dólar, es decir que debemos crecer en unción, en fe y en palabra para realmente avanzar.

 

Jueces 1: 13-15. 13Y la tomó Otoniel Acsa su hija por mujer. 14Y cuando ella se iba con él, la persuadió que pidiese a su padre un campo. Y ella se bajó del asno, y Caleb le dijo: Qué tienes 15Ella entonces le respondió, Concédeme un don; puesto que me has dado tierra del Neguev, dame también fuentes de aguas. Entonces Caleb le dio las fuentes de arriba y las fuentes de abajo. Una mujer que uso la sabiduría. Actuar ella bajo del asno, o sea que estaba cómoda y Dios no te quiere cómodo, sino que actúes, que te atrevas a hacer lo que no habías hecho hasta hoy. Aprende a ver más allá de tu muro, no te conformes con lo que has alcanzado hasta ahora. Esta mujer pidió a su padre más de lo que le había dado. Entendía que no se podía conformar, que había nacido en el desierto y no podía seguir en otro desierto tenía que haber un cambio en su vida. Si ella se hubiera conformado estaría en escases siempre, en un sequedal toda su vida y sin frutos. Dios no quiere que tu vivas el mismo desierto, este es el tiempo donde, Él quiere darte aguas, pero quiere que tu entiendas donde estas y veas tu necesidad, Dios quiere hacer de ti una persona de visión. Que comiences a verte diferente, hay nueva tierra para ti, quizá no la has visto por estar sentada en ese momento pero ella entendió que necesitaba algo más de su padre.

 

Debes tener un corazón que no se conforma con nada. Es una actitud correcta delante de Dios y El nunca rechaza a un hijo que quiere más, porque si tu siembras es porque quieres más cosecha.  Dios se mueve con el que quiere más. No mires tus limitaciones, mira las posibilidades de ensancharte y alcanzar mayores bendiciones. Eliseo, pidió  doble porción de lo que Elías tenía, rasgo sus vestiduras en dos. Abraham fue alguien que no se conformó, tenía mucha bendición de Dios, pero le pidió un hijo a pesar de su edad, y lo recibió. Iglesia, no te conformes con lo que tienes, ve más allá de tus limitaciones. No solo veas muros, sueña con más, atrévete a desafiar tus circunstancias, y alcanzarás todo lo que Dios tiene para ti.

 

EL JOVEN RICO. Había vivido cómodo entre los límites conocidos. Se sentía orgulloso porque había guardado todos los mandamientos desde su juventud, aunque sentía que le hacía falta algo. En otras palabras, como decir, he vivido dentro de los límites, tengo el examen aprobado. El Señor le dice, Una Cosa te falta. Ya que has vivido dentro de los límites, te falta salirte ahora de los límites y hacer lo que nunca has hecho. Mateo 19:21. 21Jesús le dijo, Si quieres ser perfecto, anda, vende lo que tienes, y dalo a los pobres, y tendrás tesoro en el cielo; y ven y sígueme. Esas palabras sacudieron a este hombre y se fue triste porque era dueño de muchos bienes y él no quería salirse de sus límites. Jesús le estaba pidiendo, ir más allá de los límites hacer lo que nunca había hecho, decir lo nunca había dicho e ir donde nunca había ido. Este es el Reino de Dios que se extiende más allá de nuestra propia perspectiva. Esas palabras sacudieron a este hombre y se fue triste porque era dueño de muchos bienes y él no quería salirse de los límites. El reino de Dios no tiene límites y se extiende más allá de nuestra perspectiva por eso Jesús nos dice vamos más allá de lo que conoces y hagamos lo que nunca has hecho.

 

RESISTENCIA PARA ENFRENTAR LA ADVERSIDAD. A José le causaron amargura, lo aborrecieron, pero se fortaleció. No importa cuánta bendición tengas, las aflicciones vendrán y solo los que resisten obtienen la victoria. José pudo ir por encima de sus muros porque a pesar de los ataques, fue resistente y perseveró. Lo que no te destruye te hace más fuerte, así que todo debe fortalecerte y prepararte para lo que viene. Se requiere de mucha fe lograrlo porque no es fácil mantenerse de pie frente a la adversidad, pero no te imaginas el poder que tiene formar una voluntad de acero que no se doblega ante nada y resiste en el nombre del Señor. Debes aprender a adaptarte a los cambios, llorar y pedir ayuda cuando sea necesario, siempre tomado de la mano del Señor, ya que Él es tu sustento en cualquier circunstancia. Resiste hasta terminar tu carrera como Dios determinó que la concluyeras, en total victoria.

 

CONCLUSION. Como nación, como Iglesia, somos punta de lanza en el avivamiento postrero. El trabajo del diablo es mantener tus ojos en tus limitaciones, no eres feo, no eres pobre, ni tonto, todo eso es mentira, Dios está contigo, Las personas que llegan a romper sus límites no hay nadie que las pueda detener, porque ven por encima de los muros y abren brecha para que sus vástagos se extiendan. Y ese eres tú. Pero lo primero que necesitas es fe para creer, creer, creer en el Señor a pesar de las circunstancias. Si Dios dice que eres rama fructífera, debes creerlo, En Dios, por Dios, y para Dios, todas las cosas son posibles. Nadie discute esa verdad, todos sabemos que para Dios todo es posible, sabemos que la fe nos da acceso al ilimitado poder de nuestro Padre. No dudes, en el nombre de Jesús, cree y todo será posible para ti.

HAZ CLICK PARA DESCARGAR