REDIRECCIONANDO MÍ FE

 

CITA BIBLICA: Zacarías 9:12.

 

INTRODUCCION. Cuando pasamos una situación difícil parece, como que el problema supera tu fe y todo lo que aprendiste acerca de Dios, no te sirve para nada. Un problema origina una batalla territorial. El enemigo trae un problema y lo que quiere es que te quedes a vivir ahí, que instales tu carpa en ese territorio de la desesperanza y Dios quiere desarraigarte de allí y llevarte al territorio de la esperanza, donde todo se puede. Esa lucha se establece en tu mente; la lucha no es externa; la lucha es interna. Hay dos batallas que debemos reconocer.

 

 SOBREVIVES O PROGRESAS. Cuando dices, tengo que pasar este problema ya vendrán días mejores, trataré de pasarlo lo mejor que pueda. Eso es sobrevivir al problema, saber que hay un problema pero me la tengo que aguantar. En vez de crecer, sobreviven a su problema haciendo pequeño su mundo. Cuando una mujer entra a sala de partos, pareciera que ya no da más y el médico le dice: puje, puje. No le dice: quédese tranquila, no haga ningún esfuerzo. No la mujer grita y el Doctor dice: vamos señora, puje, puje, porque hay dolor Y esa mujer no se tiene que quedar en el dolor. En el momento de tu mayor dolor es cuando más fuerza espiritual tienes que hacer. Porque estás a punto de dar a luz tu gran sueño. Por eso ese problema te presiona tanto; hay angustia; parece que pierdes la fe. En ese momento tienes que hacer tu mayor esfuerzo de fe.

 

No puedes seguir igual después de este problema; tienes que subir a un nuevo nivel. Tienes que tener mentalidad de multiplicación. Estaba en Jesús. Mateo 14:15-16. 15Cuando anochecía, se acercaron a él sus discípulos, diciendo: El lugar es desierto, y la hora ya pasada; despide a la multitud, para que vayan por las aldeas y compren de comer. 16Jesús les dijo: No tienen necesidad de irse; dadles vosotros de comer. Los discípulos tenían mentalidad de supervivencia, dijeron: Señor, así estamos bien; que se vayan a su casas, porque no tenemos para darle de comer a todo el mundo. Pero Jesús tenía mentalidad de prosperidad, de Avance, y con un milagro alimentó a todos. Cuando Dios viene a la vida de una persona no es para que sobreviva, sino para que tenga mentalidad de progreso. Él quiere multiplicarte va a multiplicar tu salud; va a multiplicar tu alegría; tus finanzas; tu fe; Dios va a multiplicar tu casa; quiere darte más. Los problemas no vienen para que te detengas sino para que tengas esperanza y  avances y llegues a un nivel superior.

 

LA BATALLA ENTRE EL MIEDO Y LA FE. Cuando viene un problema como que se activan todos tus miedos. Empiezas a imaginar cosas, a pensar todo lo negativo; te salió una mancha en la piel y dices, mi mamá lo tenía en el mismo lugar y le detectaron un cáncer y; no me dieron mi sueldo completo y ya te ves empobrecido y sin trabajo. Los problemas lo que hacen es activar tus miedos. Hay quienes dicen, yo no tengo fe, mentira si tú me cuentas todos tus problemas y tus miedos me estás demostrando que tienes fe; el problema es que tu fe está mal dirigida, porque.

 

EL MIEDO TAMBIEN TE PIDE QUE CREAS EN ALGO QUE NO VES. Hablar negativamente, Pensar cosas negativas. Tener Fe en lo Negativo. Y qué es la fe, Creer lo que no se ve; o sea que el miedo te hace tener fe al revés. Qué tienes que hacer, Toda tu fe tiene que dirigirse hacia lo bueno de Dios, hacia las promesas de Dios. Tienes que re direccionar tu fe; si tu fe iba para un lado ahora tiene que ir para el otro. Tienes que decidir de una vez por todas en qué territorio estás viviendo; en  la desesperanza o en la esperanza, donde Dios quiere arraigarte. Por eso tienes que re direccionar tu fe, hacer un cambio de lugar.

 

LA FALTA DE FE O EL MIEDO SE CONTAGIAN. Al enemigo le encanta trabajar horas extras en tu cabeza, cambia de canal tu fe tiene que ser bien dirigida y si la diriges bien, todo se va a dar vuelta a tu favor. Cuando no te centras en el conflicto, sino en la solución, te es mucho más fácil alcanzar tu meta. Zacarías 9:12. 12Volveos a la fortaleza, oh prisioneros de esperanza; hoy también os anuncio que os restauraré el doble. Un prisionero es alguien que está encerrado y no puede experimentar el gozo de la verdadera libertad. Hay mucha gente prisionera de sus temores, vicio, pasiones desordenadas, supervivencia. Son esclavos que necesitan la libertad. Tu única visión debe ser la esperanza en Dios, nada más te tiene que atar en tu vida. Hoy no ves nada pero Dios te prometió que en medio del desierto él te va a prosperar. Cuando alguien te diga: Crees que vas a aguantar, que vas a salir adelante no digas lo creo sino lo sé; Crees que tus hijos se van a convertir al Señor. No digas lo creo, sino lo sé; Crees que vas a salir de esa deuda económica, de esa enfermedad responderás lo sé; Por qué eres un prisionero de la esperanza, y sabes que cuando Dios restaura  multiplica, da el doble.

 

COMIENZA A CAMBIAR TUS PALABRAS Y TU FE. En la tierra de la esperanza las palabras se usan para cambiar las situaciones, no para describirlas. Salmo 91:2. 2Diré yo a Jehová esperanza mía, y castillo mío y más adelante Dios dice 15Me invocará, y yo le responderé; con él estaré yo en la angustia; Lo libraré y le glorificaré. Hay una conexión directa entre lo que yo digo y lo que Dios hace; tenemos que saber usar esa conexión, lo que hables arma tu mundo. Qué hablas en medio del problema. Lo describes o estás hablando las soluciones. Porque vas a comer del fruto de tu boca.

 

Si traes a tu mundo, desgracia con tu boca, lo que vas a experimentar es desgracia; si traes enfermedad a tu mundo, lo que va a venir a tu mundo es enfermedad; pero si te atreves a traer vida y a Dios a tu mundo, te tiene que ir bien; porque Dios está haciendo algo en estos días sobre tu vida, algo que pronto vas a dar a luz. Hoy hay dolores de parto porque dentro de poco va a nacer tu gran victoria; hoy estás sufriendo pero mañana vas a reír con un corazón lleno de agradecimiento, porque habrás pasado a un nuevo nivel en tu vida. Dios es bueno, es fortaleza en el día de la angustia, yo hablo y él responde; yo digo y él provee. Hoy tu fe cambia de dirección, la fe es la misma pero  ahora la tienes que usar a tu favor con tu boca.

 
 

HAZ CLICK PARA DESCARGAR