ME PUSO POR SAETA BRUÑIDA

 

CITA BIBLICA: ISAIAS 49:2.

 

Cuando colocas la flecha significa, Dios te entrena, luego viene el momento de presión, pero después viene un momento donde Dios te lanza, para alcanzar la bendición. Pedro le dice el  Señor: Tira y pesca, le fue bien. Ahora te voy a hacer pescador de hombres. Gana ocho mil en dos predicas. Bien le dice, ahora quiero que ganes a un gentil. Pedro era un religioso y era abominable para el juntarse con un extranjero. Pero, Pedro le predica a Cornelio y se convierte toda la familia y Dios le dice, ahora quiero que ganes una ciudad de gentiles, y Pedro dice no, a mi fue encomendada la predicación a los judíos, sabes que hace Dios. Levanta a Pablo. Cada vez que tu le digas que no a un desafío del Señor, lo va a agarrar otro. Nosotros somos bendecidos porque esta iglesia agarra los desafíos que muchos dijeron que no, nos hemos metido en todos los recovecos, llevando la luz del Señor y vamos por más. En este año yo voy a ser enviado a todos los desafíos que Dios me ponga, no tengas miedo.


HAY DIFERENTES Y CLASES DE BENDICIONES. Bendiciones por gracia. Es cuando tú recibes algo sin haber hecho nada. Por ejemplo llegas al trabajo, ni trabajaste, te aumentan el sueldo, es lo que la gente llama suerte. Viste cuando alguien te dice, yo no lo busqué, me vino de suerte, eso se llama en la Biblia gracia. Bendiciones por lucha, el reino lo arrebatan los violentos. Es cuando te metes en un lugar y dices, este trabajo me pertenece, lo marcas. Decís, esta es mi familia, es mi casa y el diablo tiene que salir de acá, y vos tomas esa bendición, porque peleaste espiritualmente por ella. Bendición por sabiduría, cuando aprendemos. Jesús le dijo, boga mar adentro y tira las redes, Lo hizo gracias a ese conocimiento divino, pescó y se le rompían las redes. Hay una bendición que te está esperando. Dios te va a dar, Sabiduría, va a poner gracia en ti y te dará fuerza para pelear y en tres meses y medio Dios te la dará y se te abrirá las puertas que no has logrado, algo inesperado, es grandioso.

 

LAS MEJORES BENDICIONES. Vienen por la presencia de Dios. Moisés, hizo un tabernáculo, donde Dios vivía y David dijo voy a tomar el modelo de Moisés, pero no me gusta mucho. Salomón había hecho un templo millonario, pero David hizo una carpita, puso cuatro palos y una tela y cuando Dios miró, dice la Biblia cuál de los tres le gustó, le gustó el de David. Por qué le gustó a Dios más el de David que el de Salomón, porque en el de Salomón, el sacerdote entraba una vez por año al lugar santísimo y alababa a Dios y David dijo, una vez por año no. Entonces David junto gente, adoradores los trecientos sesenta y cinco días del año, que adoraban las veinticuatro horas. Sabes qué tenía David que a Dios le gustó. Hambre de la presencia de Dios Salmos 42:1. 1Como el ciervo brama por las corrientes de las aguas, Así clama por ti, oh Dios, el alma mía. 2Mi alma tiene sed de Dios, del Dios vivo, tu nivel de hambre marcará lo que vas a recibir de Dios. Yo clamo iglesia; que Dios te ponga sal en la lengua, y se despierte una sed de su presencia, como nunca hemos sentido, no una vez por año; No yo quiero estar todos los días. Dios me dijo, el hambre es del tamaño del recipiente de tu espíritu, donde Dios pondrá las bendiciones, si tu hambre es grande, así recibirás, si es pequeño, así recibirás del Señor.


Isaías 22:22. 22Y pondré la llave de la casa de David sobre su hombro; y abrirá, y nadie cerrará; cerrará, y nadie abrirá. Dios le mandó una llave, hable un día de esto, pero Dios me profundizó más, dice que le pusieron una llave, por qué la agarró David, Esa llave era la presencia de Dios, una llave espiritual. No te gustaría tener esa llave, que abras el cielo donde vayas, abras el cielo donde tu estés y Dios me dijo: la llave de tu casa Edwin se la darías a cualquiera, no, a quién se la darías a alguien conocido, muy de confianza, que uno ama bastante, que pueda entrar cuando quiera y el Señor me dijo, que en esta noche, él quiere dar la llave de su casa y está buscando gente que lo ame demasiado, porque cuando Dios te da esa llave sabes, voy a soltar un misterio, esa llave tiene tanto poder, que te abre los lugares físicos, abre los corazones de la gente. Tuve una visión hace unos días atrás, vi a Morales como en las películas que tiran las flechas, millones de flechas, vi millones de flechas encendidas volando de un lado al otro, y cuando las fechas caían, caían sobre todo Morales, y se encendía una luz, la flecha tenía fuego pero cuando caía, era como se encendía una luz, y yo vi todas luces que se encendían en Morales y entendí que esas flechas  somos nosotros.


Cuando Lluvias de Gracia nació y Dios nos vio, nadie sabía que las poquitas flechas, nos íbamos dejar entrenar por Dios, que las pocas flechas íbamos a pasar por mucha presión y que las pocas flechas iban a ser lanzadas a tomar todo lo que otros no se animaron y lo que el diablo no sabía era que tu ibas a aparecer. El diablo tenia atrapado al gadareno pero el Señor vino y lo tomó y fue una flecha que ganó diez ciudades para Dios. Hoy estamos acá todas las flechas que el diablo menospreció, porque no sabía que Dios nos iba a tomar en sus manos, que Dios nos iba a poner en la presión de su arco, y que nos iba a lanzar para cosas extraordinarias. Morales será lleno de la Presencia de Dios. Ve a tu casa en esta semana  y di, a mi me pasó esto, cuéntaselo a alguien.


CONCLUSION. Hay gente que esta sabiendo de ti en estos momentos, por ideas que Dios está activando, fuerzas celestiales están viniendo, de tus pies hacia arriba, ganas de vivir cosas extraordinarias. Se están activando sueños nuevos, sueños viejos están rejuveneciendo otra vez, familiares nuestros están siendo rodeados con el espíritu santo de Dios y no podrán escapar de la presencia del Señor. Todo espíritu de muerte se va, de depresión, de tristeza, de locura, de vicio, de adormecimiento, de indiferencia, todo espíritu de pelea, de derrota, toda voz de las tinieblas sale en el nombre de Jesús. Somos hijos, y si hijos herederos, de Dios de todas las bendiciones, amén.  Algunos de ustedes esta semana van a ser lanzados, otros van a ser entrenados, y otros van a ser presionados, porque esa es la vida cristiana, siempre entrenados, siempre bajo presión, y siempre en victoria. Dios está contigo, cuéntale a todo el mundo lo que Dios hizo en ti, porque lo que viene para Lluvias de Gracia es extraordinario.

HAZ CLICK PARA DESCARGAR