Caminos que Parecen Rectos

 

CITA BIBLICA: Proverbios 16:2. Todos los caminos del hombre son limpios en su propia opinión; Pero Jehová pesa los espíritus. Proverbios 21:2. Todo camino del hombre es recto en su propia opinión; Pero Jehová pesa los corazones.

 

INTRODUCCION. Dos versículos similares, con un mensaje parecido. Hay tres diferencias.               1. Todos los caminos vs todo camino; 2. Limpios vs recto. 3. Espíritus vs corazones. Considerando estas tres diferencias, apreciamos lo siguiente: El 1º. Vs. es para el hombre que no ha nacido de nuevo; no se ha convertido, no ha revivido en su espíritu. Por eso, el hombre piensa que hay muchos caminos y que pueden ser limpios, en su propia opinión, no la opinión de Dios, él puede creer que el camino que él ha optado es limpio; pero la verdad es que Dios pesa los espíritus. Pueda que no sea mala la opinión pero si errónea si no es la de Dios. ¿Qué significa eso? Si él hombre no ha nacido de lo Alto, su espíritu está muerto, no tiene peso y los únicos espíritus que se podrían pesar serían espíritus inmundos, los cuales no son limpios. Este es un mensaje de advertencia no solo al cristiano, sino al hombre natural, para que no sea sabio en su propia opinión y tenga en cuenta a Dios que pesa los espíritus. Proverbios 16:25. NVI. 25Hay caminos que al hombre le parecen rectos, pero que acaban por ser caminos de muerte.


El 2º. Vs. es para el hombre que ha nacido de nuevo, ha revivido en el espíritu, ha sido salvo. Por eso el mensaje es diferente, aunque le advierte el mismo mensaje que al primer hombre. Este segundo Vs, habla de un sólo camino, ya que sabemos que hay sólo un Camino al Padre y este es Jesucristo y este hombre sabe que hay un sólo camino de vida. El primer hombre piensa que muchas son las opciones y muchas pueden ser limpias, en su propia opinión, no en la Palabra de Dios. El segundo, como sabe que debe andar en el nuevo Camino; esta en otro nivel, o etapa. Los caminos abiertos frente a nosotros pueden ser muchos. Puede que tengamos muchas preguntas, ¿qué dice la Palabra? que el Señor, a pesar de nuestras preguntas sabe cómo dirigirnos. El hombre puede tener muchos planes y pensamientos que a sus ojos parecen estar correctos, al final es la voluntad del Señor lo que permanecerá. Es el Señor y Capitán de la Vida el que dirige nuestros pasos y pesa los espíritus y corazones. Jeremías 10:23. 23Conozco, oh Jehová, que el hombre no es señor de su camino, ni del hombre que camina es el ordenar sus pasos. Por eso este V. No habla del Espíritu sino del corazón  del hombre, es decir, el proceso posterior a la salvación, la salvación del alma.

 

Las dos diferencias restantes hablan de limpieza y rectitud y Espíritus y corazones. Hay que notar, que los espíritus o son limpios o son impuros, no hay otra alternativa, sólo hay dos condiciones posibles para los espíritus. Nosotros al revivir en el espíritu, nuestro espíritu es limpio, es decir, puro por El Espíritu Santo, que es de Dios. Los hombres tenemos una dimensión espiritual y material; tenemos vivo el espíritu, estamos vivos. Por eso tenemos comunión intima con El Espíritu Santo, ¡nuestro espíritu no peca!, los ángeles y demonios, sólo tienen una dimensión espiritual. No hay Espíritus intermedios, sólo espíritus limpios e impuros. Los que no han dado el paso, están muertos en sus espíritus de hombre y pueden estar habitados por cualquier espíritu inmundo. Mateo 12:43. 43Cuando el espíritu inmundo sale del hombre, anda por lugares secos, buscando reposo, y no lo haya. Cuando un hombre se convierte y su casa es habitada, por el Espíritu Santo y hecha todos los espíritus impuros ya que Dios no cohabita con los demonios; estos ya no pueden habitar en el creyente; sólo pueden influenciar su alma, al mal camino, pero no pueden poseer al creyente nacido de Dios. Dice: volveré a mi casa de donde salí.

 

Muchos cristianos hoy en día no saben ni entienden esto, ya que nunca se los han explicado o predicado. Cómo no lo saben, creen que como están caminando ya convertidos siempre es bueno, es recto, pero Dios no opina lo mismo. Dios pesa los corazones. Lo importante es que cuando Dios pese nuestro corazón es: no encontrar falta alguna. ¿Qué pasa con el corazón? Es mencionado en las Escrituras como la Personalidad, como el yo Interior, con capacidad de pensar y de decidir; así como también tiene Conciencia, puede ser engañoso. Muchos, después de ser salvos, caminan un camino de obras para no perder la salvación y no irse al infierno, este camino tampoco es el correcto, aunque las obras sean muy buenas. Efesios 2:9. 9no por obras, para que nadie se gloríe. Un bebe nace, gatea y camina, el cristiano cree y tiene fe, es sellado con el Espíritu Santo y luego camina a buenas obras que estuvieron hechas desde antes para nosotros. Lo importante es que primero hay que creer y tener fe y luego hay que mantenerse, como Haciendo buenas obras, caminando por el Camino nuevo y vivo que es Jesucristo mismo.


ESTAMOS EN EL CAMINO DONDE SE COMBINA LA LIBERTAD Y EL AMOR. Tenemos plena libertad para hacer lo que queremos en Dios y su amor nos cautiva día a día. Es un camino de deleite y frutos; de obras, de justicia verdadera y no aparente. Es un camino de riqueza incontable, un camino de herencia perdurable, incorruptible, incontaminada e inmarcesible; es un camino de perfección y conocimiento, es un camino que sobrepasa todas nuestras expectativas día a día. Es un camino que nunca nos deja de sorprender, porque Cristo va adelante como Camino Vivo, produciendo una nueva etapa; la salvación del alma, por eso el 2º. Vs. habla del corazón y habla de rectitud, esto habla del alma restaurada del hombre, ya que vivimos no por los deseos de la carne sino por el Espíritu.


CONCLUSION. Nuestra alma tiene que ser restaurada y es muy importante que lo entendamos, para avanzar hacia adelante y correr pero no lo podremos ver si no somos sensibilizados en nuestros corazones, por medio del Espíritu Santo. No seamos nosotros los que nos juzguemos a nosotros mismos, ni con palabras de sabiduría humana que no son más que una insensatez para con Dios, sino esperemos que El nos alumbre y veremos; y que El nos guíe los pasos 1ª. Corintios 3:18. 18Nadie se engañe a sí mismo; si alguno entre vosotros se cree sabio en este siglo, hágase ignorante, para que llegue a ser sabio.

HAZ CLICK PARA DESCARGAR